revivir una planta pata de elefante

La planta Beaucarnea, más conocida como «pata de elefante», es una de las más apreciadas en los jardines, terrazas y en el interior de las casas por su porte y presencia. Sin embargo, debido a las necesidades que tiene la planta, es muy fácil que se muera, y eso implica estar muy pendiente de ella para que esto no pase. Pero, ¿qué hacer si ocurre? ¿Cómo revivir una planta pata de elefante?

Partiendo del hecho de que la planta de elefante no es eterna, ni tampoco revive como el ave fénix, si la pillas a tiempo sí que puedes ponerle remedio a ese mal que está acabando con tu planta. Ahora bien, tienes que saber cómo trabajar con ella para darle los cuidados básicos que va a requerir.

Los cuidados de la pata de elefante

Los cuidados de la pata de elefante

Antes de hablarte de cómo revivir una planta pata de elefante conviene que sepas cuáles son los cuidados básicos de esta a fin de que puedas proporcionárselos y, de esa forma, no tener que pasar por lo siguiente ni recurrir a los consejos que vamos a darte a continuación.

En general, la pata de elefante necesitará:

Iluminación

Va a depender de si la cultivas dentro de casa o fuera de ella. Si la pones en el jardín, es decir, en el exterior, puedes colocarla fácilmente en una zona de semisombra ya que, aunque necesita el sol, no es preciso que esté muchas horas dándole, porque puede quemar sus hojas.

Si la pones en interior la cosa cambia. Para empezar, debes saber que has de colocarla en la zona más iluminada, y proporcionarle la mayor cantidad de luz solar posible.

Temperatura

La planta pata de elefante es una planta que se desarrolla muy bien entre los 18 y los 26 grados. Podría soportar hasta los 28 grados; mientras que, por otro lado, a temperaturas inferiores a 10 grados sufriría y empezaría a mermar su salud.

Riego

El riego es una de las claves para el bienestar de la planta pata de elefante, y también donde más personas que tienen una fallan (de ahí el revivir una planta pata de elefante).

El riego de esta debe ser solo dos veces a la semana en verano, cuando las temperaturas son bastante altas; sin embargo, en invierno la cosa cambia, y deberías reducirla bastante (una vez a la semana o incluso cada 15 días, dependiendo de en qué zona vivas).

Debes tener en cuenta que la pata de elefante se considera una planta suculenta y esta almacena el agua en las raíces y en la zona baja del tronco, es decir, en la parte que más ancha tiene el tronco.

Otra clave sobre el riego es la forma de hacerlo. Te recomendamos que le eches el agua y, a los 20-30 minutos, quites el exceso de agua para evitar que esta acumulación pueda dañar las raíces de la planta o que haya acúmulos de agua entre la tierra.

cuidados de la planta pata de elefante

Abono

El abono de la planta pata de elefante no es tan necesario como con otras plantas. En general, con abonar en primavera y verano una vez al mes es suficiente, pero tampoco es muy necesario. Te recomendamos que optes por uno orgánico.

En invierno no es bueno abonarlo.

Poda

La poda de esta planta se limita simplemente a un mantenimiento, eso implica que se puede hacer en cualquier momento del año y consiste en quitar las hojas que estén feas, secas o estropeadas para evitar que no luzca (y fomentar el desarrollo de nuevas hojas).

Corta también las partes de las hojas que se pongan marrones, porque no le hacen ningún bien a la planta.

Cómo revivir una planta pata de elefante

Cómo revivir una planta pata de elefante

Existen muchos problemas por los que necesitas saber cómo revivir una planta pata de elefante, la mayoría de ellos relacionados por un error en los cuidados básicos. Pero, si tienes alguna pata de elefante con estos problemas, podrás resucitarla, o al menos hacer todo lo que esté en tu mano para ello.

Si tu pata de elefante está seca

Como sabes, la planta pata de elefante necesita un riego bajo, pero no quiere decir que debas dejar que se seque. Si eso pasa, estarás poniéndola en riego, y podría morir.

¿Cómo revivirla? Pues debes empezar cortando las ramas secas, y las puntas de las hojas que veas marrones o secas. Después, ubícala en una zona de luz pero sin sol directo.

Por último, riega la planta de manera abundante y espera que la tierra se humedezca bien. Si ves que esta está resquebrajada, es mejor someterla a un trasplante porque la tierra ya no es la más indicada para la planta. Recuerda que tienes que quitar el agua sobrante unos minutos después.

Si tu pata de elefante está encharcada

Si antes te hemos dicho que regaras de manera abundante la planta, puede darse el caso de que eso sea una costumbre y, por ende, acabes ahogando a la planta. El riego en esta es constante, pero un exceso de riego puede ser mortal para ella.

Por eso, si te pasa, la forma de revivir una planta pata de elefante es sacarla de la maceta y quitarle toda la tierra mojada que tenga, para ponerla en la maceta con tierra nueva y seca. De esta forma estarás eliminando el exceso de humedad de una forma más efectiva y rápida (sin esperar a que se evapore).

Colócala en una zona de semisombra, pero que le den varias horas de luz solar al día. Y espera a ver cómo reacciona para cambiarla a una más soleada.

¿Y si no funciona? Intenta controlar la humedad de la tierra y la planta en general. A veces no se coge a tiempo y, por más que hagas, no consigues los resultados que esperas. Pero al menos lo habrás intentado.

Las enfermedades y plagas de la pata de elefante

Tanto las plagas como las enfermedades pueden atacar a la planta pata de elefante, causando que su salud merme hasta el punto de acabar con ella. Para evitarlo, es importante que vigiles el estado de la planta, para ver si aparecen en ella hongos, cochinillas, pulgones…

Si los detectas, conviene que apliques tratamientos efectivos contra esas plagas y enfermedades enfocados a la planta pata de elefante.

Si tienes problemas con tu pata de elefante y quieres revivirla, consúltanos e intentaremos ayudarte a que la planta siga contigo por muchos años.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *