Las suculentas no pueden estar en macetas sin drenaje

Las suculentas, es decir, los cactus y las crasas, son plantas que temen el encharcamiento. El exceso de agua es un problema muy serio para ellas, ya que basta con echarles más de la cuenta una vez para que sus raíces se pudran rápidamente. Por este motivo, mantenerlas en macetas sin orificios en su base supone un reto.

No es nada fácil conseguir que duren más de un año en esos recipientes, pues como todo ser vivo necesitan agua, pero esta al no poder salir se va acumulando en el interior, en contacto con el cepellón de raíces. ¿Hay alguna forma de lograr que sobrevivan? Bueno, hay trucos que puedes poner en práctica. Así que vamos a ver cómo regar suculentas en macetas sin drenaje.

Elige una maceta sin orificios grande y alta

Las suculentas pueden estar en macetas sin orificios

Si queremos que sobrevivan nuestras suculentas en ese tipo de recipientes, tenemos que procurar que dicha maceta sea grande. Lo ideal es que mida el doble de alto y de profundo de lo que mide la maceta que tiene en esos momentos, así podremos tener sus raíces a una distancia prudencial del agua que se va a acumular dentro del recipiente.

Y además, conseguiremos que puedan crecer un poco más, algo que les vendrá muy bien puesto que las fortalecerá. Eso por no hablar de que cuando más grande sean, más probabilidad hay de que florezcan lo antes posible, y/o de que produzcan muchas más flores.

Llénala de agua para saber cuánta agua le cabe

Antes de hacer nada más, tenemos que llenar la maceta con agua. Esto nos dará una idea de cuánta agua echarle a las plantas una vez que estén plantadas. Así, minimizaremos un poco el riesgo de pudrición, un problema que ocurre con frecuencia cuando se cultivan en este tipo de macetas.

Luego, lo apuntaremos por algún lado para que no se nos olvide, y vaciaremos el recipiente para pasar al siguiente paso.

Coloca un trozo de corcho en el interior de la maceta sin drenaje

El corcho es un material casi impermeable, que no retiene el agua. Estas características hacen que sea perfecto para poner en el interior de la maceta. Eso sí, el trozo que pongamos tiene que ser grueso. Por ejemplo, si la maceta mide unos 15 centímetros de alto por 7 centímetros de diámetro, debe medir unos 3 centímetros de grosor por 4-5 centímetros de diámetro.

¿Qué conseguiremos con esto? Muy sencillo: tener las raíces separadas del agua que se va a ir acumulando y, así, evitar que las plantas se pudran.

Nota: si no encuentras corcho por ningún lado, también servirá una piedra.

Pon un sustrato arenoso y ligero

Las macetas sin orificios pueden supooner un riesgo para las plantas

Elegir un buen sustrato es de vital importancia para las suculentas que tendremos en macetas sin drenaje. Por este motivo, recomiendo el uso del pómice (en venta aquí), ya que es un tipo de arena volcánica a la que, por un lado, le cuesta un poco hidratarse, y por otro, permanece inalterable durante mucho tiempo (años).

Artículo relacionado:

¿Qué es el pómice y para qué se utiliza?

No tiene nutrientes, pero eso no importa puesto que siempre podremos abonar las plantas con abonos específicos que sean líquidos. De esta manera, van a poder estar bien.

Riega muy pocas veces al mes

El riego tiene que ser ocasional, para que las suculentas reciban el agua que necesitan, ni más ni menos. Esto significa que, en general, hay que hacerlo una vez por semana durante el verano, y cada 20 días (o más) el resto del año. Asimismo, es muy importante que echemos la cantidad de agua que cabe en el recipiente, o incluso algo menos. Así, no correremos riesgos que podrían causar graves daños a las plantas.

Y por cierto, a la hora de regar, hay que mojar únicamente el sustrato, nunca la suculenta, pues de lo contrario se podría debilitar y los hongos la perjudicarían.

Que no les falte luz ni abono

Aunque técnicamente nada tienen que ver la luz ni el abonado con el riego, sí que son cosas que debemos tener en cuenta para que el riego sea el adecuado. ¿Por qué? Porque las suculentas necesitan mucha, mucha luz, incluso hay algunas como la gran mayoría de cactus que quieren sol directo.

Como sabemos, cuanto más expuesta esté la maceta a la luz del sol más rápido se secará la tierra. Pero claro, las suculentas que tenemos en macetas sin drenaje suelen estar dentro de casa, así que la tierra permanece más tiempo húmeda; de ahí que tengamos que regar muy pocas veces al mes.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de abonarlas. Esto se hará en primavera y en verano, usando abonos o fertilizantes líquidos como este, siguiendo las indicaciones del envase. No aconsejo usar abonos en polvo ni granulados, pues empeorarían el drenaje del sustrato, causando daños a las raíces.

Un último consejo

Las macetas de las suculentas han de tener agujeros

Este último consejo quizás no te guste, pero este artículo no estaría completo si no lo dijera. Las macetas sin drenaje son un peligro para muchas plantas. En realidad, solo se tendrían que usar para plantar en ellas plantas acuáticas pequeñas. Y es que las suculentas no quieren tener contacto permanente con el agua. No es que no les guste, es que no han evolucionado para poder soportarlo.

Son plantas terrestres, que viven en zonas donde llueve poco y donde el sol aprieta con fuerza. Si se plantan en un recipiente sin agujeros al final es acortarles la vida. Que pueden mantenerse unos años, sí, pero solo si se controla mucho y muy bien el riego.

Igualmente, espero que te haya sido de utilidad lo que te hemos contado aquí. Ciertamente quedan preciosas en esas macetas, pero hay que aprender a regarlas bien.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *