como regar arboles

Los árboles no tienen los mismos cuidados que el resto de arbustos y flores que tenemos en los jardines. Suelen recibir mucha más agua debe a que necesitan por lo general. El riego en los árboles es algo más complicado de controlar te lo que parece. Sobre todo, si los ejemplares se tienen en el suelo directamente. Hay que saber cómo regar árboles si queremos mantenerlos saludables.

Por ello, en este artículo vamos a contarte cómo regar árboles y qué debes tener en cuenta para ello.

Cantidad de agua que necesitan los árboles

arboles de ciudad

Afortunadamente, vivimos en un planeta con climas, suelos y hábitats diversos, lo que significa que una gran cantidad de especies arbóreas viven en áreas con diferentes condiciones. Algunas viven en áreas donde las precipitaciones son escasas y el sol es tan fuerte que la tierra se seca rápidamente. Sin embargo, otras especies se han adaptado a vivir en un lugar donde la lluvia es muy abundante y la temperatura siempre es cálida. En medio de estos dos extremos, hay muchos otros escenarios o hábitats.

Por eso, cuando queremos comprar un árbol para el jardín o plantarlo en una maceta, tenemos que averiguar su procedencia, porque los cuidados que ha recibido hasta entonces no siempre son suficientes.

Cómo regar árboles en maceta

riego de arboles

Si plantas un árbol en maceta no es difícil controlar el riego. Solo necesitas verter el agua hasta que veas que sale por el orificio de drenaje y empapa el sustrato. Si ves que el  líquido fluye hacia ambos lados, es decir, entre el sustrato y la maceta, debes poner la maceta en una palangana con agua. Esto se debe a que la tierra está demasiado seca.

La frecuencia de riego variará mucho en función de la temporada en la que te encuentres, por eso siempre me gusta el mismo consejo: verifica la humedad del suelo, por ejemplo, riega una vez y vuelve a pesar la maceta unos días después, o usa un clásico palito. Cuando introduces el palo en la tierra y se le adhiere bastante tierra, es que aún la tierra está húmeda.

Como regar árboles en el jardín

sistemas de riego radicular

Es posible que tengamos los árboles en un jardín. Para ello, debemos aprender cómo regar árboles en el jardín. Una de las cuestiones más generales que vemos es la cantidad de agua que hay que usar. Depende del tamaño del árbol. Existe una creencia que es la de regar la superficie que ocupa el tamaño de su copa puesto que el sistema radicular coincide con su tamaño. Aunque esto no es del todo cierto, puede llegar a servir como referencia. De esta forma, estamos garantizando que el árbol se encuentra hidratado en toda la extensión de sus raíces.

Vamos a solucionar algunos problemas para evitar futuros. A grandes rasgos, existen dos tipos de raíces principales los árboles. Una de ellas es la raíz pivotante. Se trata de aquella que es más gruesa y la que sirve de anclaje para el árbol. El resto de raíces más finas se le llaman raíces secundarias que cumplen la función de la búsqueda de absorción de agua. La raíz pivotante es la que crece hacia abajo, aunque se suele quedar en los primeros 70 centímetros de tierra. Las otras crecen aún más a distancia puesto que tienen que extenderse para poder captar toda el agua posible en la superficie.

Cuando regamos los árboles debemos añadir más agua para que llegue a todas las raíces. En general, si la planta tiene dos metros de altura, diez litros es suficiente. En cambio, si miden cuatro metros o más, diez litros suelen ser pocos.

Con todo esto en mente, podemos usar un higrómetro digital para verificar la humedad de la tierra, cuando ingrese al suelo, nos dirá qué tan húmedo está. Se puede hacer un método manual para conocer si hace falta regar el árbol. Se trata de escarbar un poco la tierra más o menos a unos 10 centímetros de profundidad y si la tierra está húmeda a esta profundidad, quiere decir que a mayor profundidad se encontrará tierra aún más húmeda, puesto que los rayos de sol no pueden llegar tan en el interior.

Exceso de riego

Uno de los problemas más abundantes y frecuentes de las personas que no saben cómo regar árboles es que riegan en exceso. Esto puede llegar a provocar la asfixia radicular. Los primeros síntomas de asfixia radicular son: estancamiento del crecimiento, descomposición generalizada, clorosis y hojas caducas. Mucha gente piensa que esto se debe a la falta de agua, porque los síntomas son similares, e insisten en cometer errores.

La solución es detener el riego y dejar que la tierra se seque. Si el daño es pequeño, se mejorará el árbol. Entonces, algunos hongos pueden usar sus ventajas para atacar el sistema de raíces. Phytophthora y otros patógenos siempre están en riesgo cuando hay demasiada agua. Incluso el uso de fungicidas antes del inicio de la enfermedad puede ser una medida interesante para evitar mayores daños. Por ejemplo, Aliette (Fosetil-Al) es adecuado para Phytophthora y Pythium.

Cómo regar árboles más exigentes

Como es de esperar, también existen árboles que son más exigentes en cuanto a la cantidad de agua que necesitan. Por ejemplo, los fresnos, sauces, olmos, arces y abedules son más exigentes en cuanto a la cantidad de agua que necesitan. Esto se suelen encontrar en zonas de ribera por lo que necesita mayor humedad.

Los árboles frutales requieren más agua mientras engordan sus frutos, especialmente las variedades de maduración tardía, porque cubren un verano más largo. En el caso de los cítricos o naranjos, el fruto puede abortar o agrietarse por riego irregular.

No hace falta decir que el jardín de Oviedo es diferente al jardín de Almería. El riego es necesario cuando existe un déficit entre la cantidad de lluvia que llega a nuestras plantas y su demanda de agua.

En el Cantábrico, donde hay más precipitaciones y menos evaporación, la aportación de agua de verano se reducirá a un reducido número de riego concentrado. En el litoral andaluz, los riegos deben continuar hasta el invierno.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo regar árboles.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *