Injertar rosas es una tarea bastante sencilla

Entre las flores más cultivadas en el mundo se encuentra la rosa, claro está. Y no sólo eso, si no que también es una de las favoritas. Por lo tanto no es de extrañar que haya muchas personas interesadas en cultivar esta planta y disfrutar de su belleza y su increíble fragancia. Curiosamente, la mayoría de los rosales que vemos suelen ser injertados. A priori puede resultar algo chocante, pero realmente aporta unos beneficios importantes para estas plantas. ¿Pero cómo injertar rosas?

Puede que ahora os resulte bastante interesante descubrir por qué el injerto es una técnica tan utilizada y beneficiosa para estas preciosas flores. Pues os recomiendo que sigáis leyendo, porque responderemos a ello y explicaremos cómo injertar rosas paso a paso.

¿Qué es injertar rosas?

Injertar rosas es muy beneficioso para la planta

Antes de explicar cómo injertar rosas, vamos a explicar qué es esta práctica. Se trata de una técnica bastante sencilla que se suele emplear tanto en la jardinería profesional como en la doméstica. El objetivo es unir a dos plantas con el fin de que obtengan ciertos beneficios. Para lograrlo, es importante saber qué implica realizar un injerto y cómo hacerlo correctamente.

¿Cuál es la mejor época para injertar rosales?

A pesar de que injertar rosas sea una práctica muy habitual, debemos tener en cuenta que también inflige daño a la planta. Por ello es muy importante no hacerlo cuando nos apetezca, si no en una época del año en la cual el rosal pueda sobrellevarlo mejor y el esqueje arraigarse correctamente. Asique no sólo resulta fundamental saber cómo injertar rosas, si no también cuándo es el mejor momento para hacerlo.

Por lo general, las mejores estaciones del año para hacer un injerto suelen ser el verano y la primavera. Es importante saber que una de las principales claves para que un injerto se acaba arraigando bien es que la savia perteneciente a la planta debe estar en circulación. En el caso de que demoráramos esta tarea hasta el otoño, tendremos que tener mucho más cuidado por las heladas.

Además de la época del año, también hay otro aspecto que debemos tener en cuenta para saber cuál es el mejor momento para injertar rosales. Lo mejor es esperar a que haya pasado una semana desde que la flor se marchitó. Esto resulta fundamental, pues las yemas que usaremos para injertar las cogeremos de los pedúnculos de la flor.

Cómo injertar rosas paso a paso

Hay que regar los días antes de injertar rosas

Para aprender cómo injertar rosas, primero debemos entender completamente qué supone esta técnica. Generalmente, el injerto es una técnica muy habitual en cuanto a la propagación de plantas leñosas. Básicamente se trata de unir dos plantas distintas para que acaben creciendo como si fueran un único vegetal. ¿Pero para qué sirve esto? ¿Qué beneficios aporta a las plantas? Pues bien, mediante esta fusión singular de diferentes especies vegetales conseguimos que ambas sean más resistentes a diversos factores meteorológicos, a las plagas y a la sequía.

Concretamente en el rosal, no sólo es una técnica muy popular por las ventajas que acabamos de comentar, si no que además mejora tanto la cualidad como la calidad de las flores. De esta manera, las rosas resultan más esponjosas, más duraderas y más fragantes. Estos son sólo algunos de los motivos por los cuales se lleva empleando esta técnica desde hace muchísimos años.

Ahora ya sí que estamos listos para aprender cómo injertar rosas paso a paso. A pesar de ser una tarea bastante sencilla, hay que conocerla a fondo para poder realizarla con éxito.

1. Regar antes de hacer el injerto

Aunque parezca algo fundamental, no está de más recordarlo. Es importante que mantengamos la planta bien hidratada durante algunos días previos al injerto. Este pequeño detalle jugará a nuestro favor. Así, el rosal estará bien nutrido y en un estado perfecto para poder pasar por esta técnica. Eso sí, el mismo día que vayamos realizar el injerto del rosal, lo mejor es suspender el riego.

2. Herramientas: Selección y desinfección

Tanto la selección como la desinfección de las herramientas es de suma importancia para hacer un injerto y para podar correctamente los vegetales. Antes de iniciar cualquiera de estas dos prácticas, tenemos que revisar que el cuchillo y la tijera de poda estén correctamente esterilizados y libres de óxido. Además, debemos confirmar que estén bien afilados para que puedan cortar perfectamente, ya que se trata de que el corte sea lo más limpio posible. De esta manera minimizaremos el daño realizado a la planta.

Artículo relacionado:

Cuándo se podan los rosales

3. Preparación del patrón para su unión a la yema

¿A qué nos referimos con el patrón? Se trata de la planta que acabará soportando el injerto. Para seleccionar al vegetal adecuado para desempeñar este papel, lo mejor es optar por la planta que esté mejor enraizada y que sea más resistente que la otra.

A la hora de realizar el injerto de una rosa, la fórmula más común es el llamado «injerto en escudete». Se basa en hacer una incisión en el tronco central del rosal. Esta incisión tiene que tener la forma de T y también de una T invertida. Pero cuidado, no debemos profundizar demasiado en el tallo para no dañarlo de más, con cortar la corteza es suficiente. Si nos pasamos, también puede pasar que la yema no se injerte correctamente.

Una vez que ya tengamos la T lista, toca colocar la yema. Para ello debemos retirar una parte de la madera exterior con un bisel y colocarla sobre la incisión en el tallo central de la planta que hemos escogido como patrón. El objetivo es que quede un poco abraza por la corteza del tallo. Después tenemos que cubrir la zona del injerto, presionando un poco para ayudar a la unión. Con el fin de facilitar esta tarea, podemos usar rafia, un trozo de manta de jardinería o incluso film transparente.

Finalmente sólo queda esperar a que la naturaleza actúe por sí misma. Si nuestra técnica ha tenido éxito, tendremos la suerte de ver cómo comienza a brotar el tallo que hemos adherido, y así nacerá un rosal diferente y único.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *