Para hacer un centro de mesa se requiere un poco de imaginación

Cuando queremos embellecer nuestro hogar, todos estaremos de acuerdo en que las plantas siempre sirven para decorar cualquier rincón de la casa. Su gran diversidad nos permite escoger un vegetal que mejor se adapte al ambiente y que además combine con el resto del entorno. En el caso de que queramos dar alguna fiesta, preparemos una boda o simplemente invitemos a gente a comer o a cenar a casa, podemos utilizar las plantas para adornar incluso la mesa. Por ello hablaremos hoy de cómo hacer un centro de mesa con plantas.

A parte de dar algunas ideas y consejos para esta tarea, también comentaremos qué plantas se pueden utilizar para crear un centro de mesa. Asique seguid leyendo para poneros manos a la obra y darle un toque único y especial al evento. Además, seguro que dejaremos a más de un visitante boquiabierto con esta iniciativa.

¿Qué plantas se pueden usar para centro de mesa?

Algunas plantas quedan mejor para hacer centros de mesa

Antes de explicar cómo hacer un centro de mesa con plantas, primero vamos a comentar qué vegetales se pueden utilizar para ello. Un ejemplo para ello son los brezos. Estas plantas son ideales para crear unos bonitos centros de mesa durante la estación otoñal. Son unos vegetales muy elegantes pero que suelen secarse bastante rápido, por lo que será imprescindible usar un recipiente con una base pequeña de agua. Cuando el otoño llegue a su fin, podemos sacar los brezos al jardín y plantarlos ahí.

Otra planta que es ideal para hacer centros de mesa son las bromelias. Estos bonitos vegetales de interior van muy bien, ya que son de tamaño pequeño y a la vez muy elegantes. Existen diferentes tipos de bromelias, podéis conocer algunos de ellos haciendo clic aquí.

También podemos recurrir a la flor primaveral, basada en algunas plantas bulbosas para crear centros de mesa. Con el fin de acompañar un poco a los bulbos, una buena opción sería escoger una prímula obcónica. Esta preciosa flor florece sin ningún problema hasta la primavera, incluso estando en interior.

Más ejemplos para plantas que se pueden usar para crear centros de mesas serían los narcisos y los jacintos. Los primeros se pueden plantar en el jardín una vez que ha pasado su época de floración, al igual que los segundos, que además desprenden un olor maravilloso. Por lo tanto, ambas son flores ideales para los centros de mesa.

Los diferentes tipos de kalanchoes también son muy recomendables para este cometido. Quedan realmente espectaculares en combinación con algunos ciclamenes. Sin embargo, una de las flores más populares para crear centros de mesa es la violeta africana. No es de extrañar, pues sus hojas forman una mata muy abierta en la cual aparecen las pequeños flores.

¿Cómo hacer centros de mesa con plantas?

Es importante seleccionado un recipiente apropiado para hacer un centro de mesa con plantas

Para poder hacer un centro de mesa con plantas, el primero paso es escoger el recipiente en el cual vamos a colocar el o los vegetales. Es importante escoger el tamaño, material, diseño y color adecuado para el tipo de mesa y decoración. Al final, lo que cuenta es la harmonía del conjunto. Aquí algunas ideas de recipientes:

  • Macetas normales
  • Recipientes de hojalata
  • Platos o boles
  • Copas
  • Cestas
  • Vasos
  • Jarrones

A la hora de hacer los centros de mesa, podemos hacerlos a nuestro gusto y en combinación con el resto de la decoración. No obstante, sí que hay algunos truquitos que podemos tener en cuenta para que queden más bonitos. No es necesario escoger únicamente plantas con flores, si no que podemos combinarlas con vegetales de hojas verdes. Generalmente, queda genial tener verde alrededor y las flores en el centro.

También podemos añadirle un toque muy especial a nuestros centros de mesa añadiendo algunos elementos específicos. Estos podrían ser, por ejemplo, algunas figuritas que concuerden con la temática del evento, lazos, telas como tul o encaje, etc. Otra idea que suele quedar muy bien, especialmente en otoño, son plantas secas solas o combinadas con plantas normales.

No sólo podemos añadir estos elementos a nuestros centros de mesa, si no también jugar con luces y con velas. Esta es una idea genial si se trata de alguna cena. Así crearemos un ambiente precioso para todos los participantes. Eso sí, si encendemos velas debemos tener cuidado de que las plantas estén bien protegidas y no se incendien. Si no lo vemos claro, podemos optar por pequeños leds.

Espero que este artículo os haya ayudado a inspiraros para crear algunos centros de mesa para vuestro evento. A parte de poder hacerlos a vuestro gusto, es un buen pasatiempos para hacer en familia o con amigos. Es un trabajo precioso y relajante, pero eso sí, se requiere algo de tiempo, buen gusto y mucha imaginación. Para que queden realmente bonitos, el truco está en no sobrecargar los centros de mesa, pero que tampoco queden demasiado vacíos y sosos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *