El anturio es una planta de interior que florece en invierno

Existen muchas plantas que florecen en interior, pero a menudo cuando compramos una solo lo hace el primer año. Después, nada. Lo más habitual es que se dedique a producir hojas y hojas, pero ni una sola flor. ¿Por qué? ¿Qué es lo que estamos haciendo mal?

Lo cierto es que no siempre sabemos qué es lo que impide a la planta florecer, y esto es así porque a veces son varias las causas y no solo una, la que nos está dejando sin la oportunidad de disfrutar de la belleza de sus flores. Por ello, te explicaremos cómo hacer que florezcan las plantas de interior de nuevo.

Ponla en un sitio con más luz natural

Las orquídeas son plantas que florecen en interior

Uno de los principales problemas que tienen las plantas que se cultivan en casa es la escasez de luz. Durante mucho tiempo, y todavía hoy, se siguen recomendando especies que supuestamente pueden vivir con muy poca luz, pero esto no hace más que confundir a la gente. Es verdad que hay algunas que necesitan menos luz que otras, pero todas, absolutamente todas ellas, han de estar en una zona en la que haya claridad. Incluso los helechos, que son las plantas de sombra por excelencia, tendrían dificultades si se tuvieran dentro de una habitación en la que no hay ventanas.

Artículo relacionado:

Helechos de interior: cuidados

Por ello, si nuestra planta de interior ha dejado de florecer en lo primero que tenemos que pensar es en que tal vez le esté faltando luz. Cuando el problema empieza a ser realmente serio, vemos que las hojas pierden su color natural y firmeza, pero no hace falta que llegue a ese extremo para saber si hay que cambiarla o no de sitio: si solo ha sacado flores una vez, quizás sea buen momento de buscarle otro sitio en el que haya más claridad.

Cámbiala de maceta

Esta es otra de las causas más frecuentes: la falta de espacio. La planta crece, las raíces con el tiempo llenan la maceta, y al final lo que ocurre es que deja de florecer (y de crecer) porque no tiene ni más sitio, ni más tierra. Lo peor que podemos hacerle a cualquier planta es dejarla en una misma maceta por años, y no ver cuándo necesita una más grande.

Por eso es que es tan recomendable echar un vistazo a la base del recipiente de vez en cuando, y ver si se le salen raíces por los agujeros; en tal caso y si es primavera habrá que trasplantarla. También necesitará una si, al tirar de ella hacia arriba con suavidad, sale el pan de tierra sin desmoronarse. Si no se despegase el cepellón de la maceta, dale unos golpecitos a la misma; así seguro que saldrá mejor.

Después, plántala en una maceta que mida unos 5-7 centímetros más de diámetro y de profundidad, con sustratos adecuados. Por ejemplo, si es un anturio, camelia, gardenia, azalea o brezo, has de usar sustrato para plantas ácidas (en venta aquí); sino, podrás utilizar sustrato de cultivo universal (en venta aquí).

Has de procurar que la planta quede en el centro de la misma, y ni muy alta ni muy baja con respecto al borde del recipiente. Yo por ejemplo siempre procuro que la superficie del cepellón esté a algo menos de un centímetro del borde de la maceta; así, cuando se riega, hay menos riesgo de que el agua se pierda.

Abónala de vez en cuando

La Calathea crocata necesita espacio para florecer

Imagen – Flickr/Stefano

Es importante que se abonen las plantas de interior durante los meses de primavera y del verano. Como hemos comentado antes, al crecer van ocupando la maceta, y van gastando la tierra, de ahí que sea necesario abonarlas periódicamente. Dado que están en un recipiente, hay que usar abonos o fertilizantes líquidos; y como nos interesa que florezcan, lo haremos con aquellos que estimulen la floración, como este para plantas con flor, o con otros que sean ricos en potasio y fósforo, como el guano que puedes comprar aquí.

Seguiremos las indicaciones del envase. Siempre. Por muchas ganas que tengamos que ver, de nuevo, sus flores, no podemos esperar echarles una dosis alta de abono o fertilizante y ver cómo saca flores, porque eso no va a pasar. De verdad, es mejor tener paciencia y echar la dosis indicada, ya que así las raíces no se quemarán.

Aumenta la humedad para tus plantas de interior

El origen de muchas de las plantas que se cultivan en casa es la selva tropical húmeda. Temperaturas cálidas y estables durante todo el año y lluvias frecuentes son lo que permite crecer a un gran número de especies vegetales. Pero las condiciones en las que han de aprender a vivir a veces son demasiado diferentes: la humedad suele ser baja, hay corrientes de aire provenientes de algún aparato (ventilador, aire acondicionado, etc.) y/o de ventanas, ni se pueden mojar con la lluvia.

Cuando el ambiente es seco o muy seco las puntas de las hojas se secan, y las plantas se debilitan. Y de las flores ni hablemos. Es difícil que gasten energía en florecer cuando no tienen todo lo que necesitan. Por eso, se pueden hacer varias cosas:

  • Comprar un humidificador y ponerlo cerca de ellas.
  • Ponerlas juntas para que ellas mismas, al expulsar vapor de agua, aumenten la humedad ambiental.
  • Colocar vasos u otros recipientes con agua alrededor de ellas.
  • Pulverizar/rociar con agua destilada sus hojas.
  • Mantenerlas limpias. Si los poros de las hojas se llenan de polvo no solo no veríamos más flores, sino que también las plantas se estropearían. Se han de limpiar periódicamente (una vez por semana o cada 15 días por ejemplo, dependiendo de lo sucias que estén) con agua destilada, de lluvia o apta para consumo humano.

Además, no se deben poner las plantas cerca de aparatos que generen corrientes de aire, ni en zonas de paso estrechas.

La flor de Pascua es un arbusto que florece en invierno

Con estos consejos, seguro que volverás a ver flores en tu casa. Al final, de lo que se trata es de mantener las plantas cuidadas, en una maceta que les permita crecer a buen ritmo, y en una habitación en la que haya ventanas por las que entre la luz solar (pero eso sí, debes evitar que le dé de forma directa, ya que de lo contrario sus hojas se quemarían).

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *