Cómo hacer macetas colgantes

No hay duda de que las plantas son un elemento decorativo para los jardines, patios, terrazas e incluso en los interiores de casas. Pero, a veces, la falta de espacio o el no poder tener tantas nos frena a la hora de comprar más. Salvo que pensemos en las plantas colgantes. Pero, ¿cómo hacer macetas colgantes para que no se caigan a la primera de cambio?

En realidad, no solo está el hecho de comprar colgadores para macetas, lo cierto es que también podrías hacer tú mismo maceteros caseros colgantes para que esas plantas que tanto te gustan, sobre todo las trepadoras que dejen colgar sus ramas, luzcan perfectamente en tu hogar. ¿Quieres saber cómo?

Cómo hacer macetas colgantes de cristal

Una de las primeras ideas que vamos a darte es muy fácil de hacer. Es ideal para esas plantas que colocamos en macetas de cristal, que son como peceras o jarrones grandes. ¿Cuáles son las mejores plantas colgantes? Pues aloe vera, bambú, cactus, crasas, suculentas… Son opciones en las que puedes tener la planta, bien con piedras o con tierra, pero que, como no hace falta regar mucho, puedes colgarla y olvidarte un poco de ella.

Para poder sostener el recipiente en el aire es necesaria una cuerda y una anilla, solo eso. En concreto, te recomendamos que sea cordón de macramé que es más resistente. De este debes cortar cuatro trozos de un metro y medio de largo cada uno. Ahora, dóblalos por la mitad y pasa un anillo de metal para hacer un nudo y que la anilla quede fija.

Con esto, vas a tener ocho tiras de macramé colgando del anillo, así que divide en cuatro pares. Ahora, tienes que hacer un nudo simple en cada par, más o menos por donde te gustaría que estuviera la maceta (ten cuidado con el tamaño y el espacio que dejes, no vaya a quedar demasiado holgado o ajustado).

A continuación, deja el cordón de los extremos y empieza a hacer otro nudo entre un cordón de un par y otro. Ya para terminar debes unir todos los cordones en un nudo completo. Y ya estaría. Solo tienes que asegurarte de que la maceta está segura entre las cuerdas (hazlo primero con una vacía) y colgarla en el techo.

Colgar macetas con alambre

Colgar macetas con alambre

Otra de las opciones que puedes pensar para colgar macetas colgantes es usar alambre para ello. Esta forma es bastante útil sobre todo en macetas que tienen un borde, ya que puedes ayudarte de este para pasar por debajo el alambre y que haga más fuerza a la hora de sostenerla ya que así no se caerá tan fácilmente.

Para trabajar con el alambre, además de que debes elegir uno fuerte, usa guantes y unos alicantes con los que ayudarte para darle forma o para apretarlo. También podrías crear algunas formas decorativas con las cuales jugar un poco para adornarlo.

Eso sí, cuidado con el peso de la maceta, porque si el alambre no puede con el peso, o se vence, esta puede caerse fácilmente.

Columpio colgante de madera para macetas

¿Crees que las macetas no pueden tener un columpio? Pues sí. Y es otra forma de colgar macetas colgantes. Consiste en usar cuerda y una superficie de madera, normalmente cuadrada, con la que vamos a construir este suspensorio.

En concreto, tienes que hacerle a la madera cuatro agujeros, por donde debes pasar un cordón de macramé en cada uno. Haz un nudo resistente para que no se salgan o bien únelas todas por debajo de la superficie de la madera y haces un nudo con todas ellas (le dará más resistencia). Así, tendrás cordón por arriba (que unes a una anilla o haces un nudo grande con ellas que te sirva de colgador) y cordón por abajo. El de abajo puedes cortarlo y quemar las puntas para que no se vaya a salir el nudo, o bien puedes crear un trenzado decorativo.

Ya solo quedaría poner la maceta y asegurarte de que esta no baile demasiado (el objetivo de la cuerda es servirle de sujeción a la maceta que pongas).

Macetero colgante con cuerdas

ideas para macetas colgantes

Una forma más sencilla y rápida de tener una maceta colgante es esta, sin duda. Lo único que vas a necesitar es algo con lo que hacer unos agujeros, cuerda y tijeras.

¿En qué consiste? Es fácil. Solo tienes que hacer unos agujeros (dos, tres o cuatro) en la maceta que quieres colgar, en su parte superior. Por esos agujeros debes introducir las cuerdas y hacer nudos que impidan que se salgan del agujero. Después, solo debes calcular la altura en que las vas a colocar y colgarlas.

Otra opción, si no quieres usar nudos y no te importa que se vean las cuerdas, es meter el cordón doblado y pasar el extremo por el nudo una vez se ha pasado para tirar de él y que quede a modo de abrazadera.

tiestos suspendidos en el aire

Jaulas de macetero

¿Has tenido pájaros alguna vez? ¿Aún conservas sus jaulas? Pues que sepas que está de moda el reciclar y darle una segunda vida a los objetos, así que con las jaulas podrías pensar en crear dentro de ellas una especie de jardín. Solo tendrías que encontrar el recipiente adecuado para la jaula y meter dentro las plantas (te aconsejamos que sean suculentas, cactus o plantas que no crezcan mucho y que no necesiten mucho riego).

Las mejores jaulas van a ser las que tienen puertas grandes, ya que si no es más complicado entrar recipientes o estos tienen que ser pequeños. Pero otra forma de hacerlo es cubriendo la parte baja de la jaula por fuera y rellenar por dentro de tierra para que toda la jaula se convierta en maceta.

Macetas en celosías

Por último, te damos como idea colgar macetas colgantes usando una celosía de madera o de hierro con un bonito diseño. En este caso no estarían colgadas en el techo, sino enganchadas en los palos de la celosía, pero puede ser ideal para ubicarla al lado de paredes y decorarlas así. Incluso puedes combinar las macetas con otra de las ideas que te hemos dado para crear un rincón «natural» en tu casa.

¿Tienes macetas colgantes en casa? ¿Cómo las has puesto? Nos encantará saber más formas de hacerlo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *