como germinar semillas de durazno

El durazno, también conocido como melocotonero o Prunus persica, es un árbol de China, Irán y Afganistán, importado a Europa por los romanos. Su fruto es muy apreciado en la mayor parte del mundo por su sabor dulce y su calidad carnosa, y muchas personas deciden plantar sus propios árboles en sus jardines. Aprender cómo germinar semillas de durazno puede ser bastante complicado si no se tiene una base sobre ello.

Por ello, en este artículo vamos a contarte cómo germinar semillas de durazno de forma correcta y cuáles son los aspectos principales qué debes tener en cuenta.

Cómo germinar semillas de durazno

como germinar semillas de durazno

No siempre es fácil germinar las semillas de algunos árboles frutales. Si planeas tratar de cultivar sus propios duraznos o árboles de durazno, sigue los pasos a continuación para aprender cómo germinar los duraznos con cuidado y tenga algo de paciencia, ya que este es un proceso que lleva tiempo:

  1. Obtén las semillas de esta fruta. Ofrecen la mayor cantidad de duraznos o melocotones que puedes encontrar, aunque no hay duda de que también puedes comprarlos.
  2. Para extraer la semilla de durazno, recuerda que estará tapada con un hueso que se debe quitar. Para ello déjalo en casa durante 3 a 5 días a temperatura ambiente y elimina los restos orgánicos. De esta forma, se secará y la madera se volverá más quebradiza.
  3. Utiliza unos alicates o un martillo para romper con cuidado el hueso y quitar la semilla del interior sin dañarla.
  4. Después de obtener las semillas o semillas, sumérgelas en un vaso de agua durante todo un día. Notarás como ganan mucho volumen al hidratarse en 24 horas.
  5. Toma una servilleta o un trozo de papel absorbente y doble las semillas hacia adentro después de que estén mojadas.
  6. Envuelve el papel en un trozo de papel de aluminio y luego guárdalo en el frigorífico a una temperatura de unos 5ºC en un cajón.

Verifica el estado de la servilleta todos los días o cada pocos días. Si se ha secado, humedece nuevamente y revise si hay hongos. Después de unos 30 días, quizás un poco más, las semillas de durazno germinarán y estarán listas para ser trasplantadas a macetas.

Cuidados necesarios

cuidados del melocotonero

Una vez que sus duraznos comienzan a brotar, es importante considerar los siguientes aspectos para prepararse para el cultivo de los duraznos germinados y su cuidado:

  • Sustrato: Prepara una maceta, el sustrato es rico en materia orgánica. Una gran combinación para crear abono orgánico es usar fibra de coco mezclada con lombrices de lombriz 50/50. Hay que enterrar las semillas en el sustrato, asegurándose de que las raíces estén hacia abajo y la profundidad no sea superior a un centímetro.
  • Humedad y riego: Después de plantar las semillas de durazno, riega la maceta inmediatamente para humedecer el sustrato. El suelo debe mantenerse siempre húmedo, pero no demasiado, porque pueden aparecer hongos.
  • Iluminación: Busca un lugar importante en su hogar con mucha luz, pero no ilumines directamente la maceta, de lo contrario las hojas se quemarán tan pronto como aparezcan.
  • Cuidado con el viento: también es importante mantener los cogollos de melocotón alejados del viento, que los secará.

Plantar la semilla de durazno

melocotonero

15 días después del primer trasplante, el melocotonero debería haber crecido de 6 a 8 hojas. En este punto, el árbol frutal pequeño estará listo para el trasplante final, ya sea que se mueva a una maceta más grande o al exterior.

  • Plantar melocotones en macetas: si planeas plantar melocotones en macetas, se recomienda usar semillas que sean lo suficientemente grandes y que no necesiten ser trasplantadas nuevamente durante al menos dos años.
  • Plantar melocotones en el suelo: Por otro lado, busca un lugar relativamente protegido al aire libre, especialmente si vive en un área con un clima frío. Estos árboles no son muy resistentes al frío, y las heladas afectarán mucho su desarrollo e incluso los matarán.

En ambos casos, busca un lugar con mucha luz natural para evitar sombras.

Cuidados que necesita el árbol del durazno

Una vez trasplantamos el árbol frutal a un lugar más grande, debemos considerar los siguientes aspectos del cuidado básico del durazno para que nos pueda traer buenos frutos:

  • Luz solar: como acabamos de decir, el melocotonero es un árbol que necesita mucha luz solar, por lo que no se debe plantar a la sombra. Sin embargo, en áreas o climas con mucha luz solar, los troncos y ramas de los árboles deben pintarse de blanco para evitar una exposición excesiva a la radiación solar.
  • Riego: Los melocotoneros necesitan mucha agua y se requiere que el suelo nunca se seque demasiado. Si puedes utilizar un sistema de riego por goteo será lo mejor, pero si no, solo debes comprobar que tu suelo o sustrato esté siempre bien drenado y tenga cierto grado de humedad, aunque siempre evita los charcos.
  • Fertilizante: Cuando lleguen los meses más cálidos, este árbol también apreciará un buen compost y proporcionará un suministro adicional de nitrógeno para los melocotoneros jóvenes.

El durazno se adapta a las zonas templadas. No es muy resistente al frío severo, y la temperatura continua bajo cero dañará el desarrollo de sus yemas, pero sí prefiere inviernos donde la temperatura esté entre los 5ºC.

En cuanto a la lámpara, requiere una gran dosis de radiación, por lo que no es necesario colocarla en un lugar fresco. Por otro lado, presta atención a la luz solar excesiva en los troncos y ramas de los árboles. Si es así, es necesario pintarlo (es por eso que a menudo vemos algunos árboles frutales con troncos blancos). Le gusta la tierra profunda con buen drenaje, si hay agua alrededor de las raíces, se puede asfixiar fácilmente.

Debemos prestar atención al amarillamiento del hierro, que puede ocurrir en suelos muy calcáreos, porque los melocotoneros son muy sensibles a este respecto. Los tres minerales principales que necesitan los melocotoneros son los tres minerales que componen el NPK, nitrógeno, fósforo y potasio. Para los árboles jóvenes en crecimiento le aportaremos un extra de Nitrógeno para que crezcan con vigor.
Añadir una buena cantidad de compost o estiércol alrededor del tronco (o abono comprado) sobre todo en la salida de la estación invernal (inicio de la brotación) y en la floración.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre cómo germinar semillas de durazno.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *