Los cactus que se doblan pueden enderezarse poco a poco

Hay varios motivos por los que un cactus puede adoptar una forma curiosa, pero la más común es la pobre iluminación. Esta es una planta que necesita mucha luz para poder crecer; no en vano, suele germinar y desarrollarse en zonas soleadas. Por este motivo, no siempre es buena idea cultivarla dentro de casa por ejemplo, ya que en esas condiciones sus tallos buscará una fuente de luz más potente que la que recibe normalmente, y por consiguiente se doblará.

Al principio puedes ver que su crecimiento se acelera, pero es normal: puede estar muy necesitado de luz, así que va a gastar mucha energía en hacer que sus tallos la consigan. El problema es que esto hará que pierda fuerza y se debilite. Así pues, veamos cómo enderezar un cactus para que vuelva a estar sano.

¿Por qué se dobla un cactus?

Puedes enderezar los cactus en maceta

Falta de luz

Hemos hablado de la falta de luz por ser la causa más habitual. Tener estas plantas en sombra o en interior con poca luz suele acabar igual, con el cactus doblado, o como mínimo desarrollándose de una forma que no es normal en él. Es decir, podemos tener un cactus redondo, como un Echinocactus grusonii, adoptando un porte columnar antes de tiempo; o incluso un cactus columnar como una Espostoa lanata con tallos cada vez más delgados.

Esto pasa cuando hay una fuente de luz más intensa en la zona (como la que puede entrar por la ventana, por ejemplo), o cuando están en condiciones de sombra y buscan desesperados un poco de luz. Pero, como decíamos, no es el único motivo.

Se está quedando sin espacio

Cuando tenemos un cactus en una misma maceta durante años y años, la tierra se agotará y el espacio disponible para crecer también. Cuando esto ocurre, va a empezar a crecer en vertical, llegando un momento en que puede llegar a doblarse. Este es un caso extremo, pero puede pasar.

O también que se plante en un jardín, por ejemplo en una rocalla, con muchas otras plantas tan cerca de él que no le dejen crecer, o que le diesen sombra. Entonces él por puro instinto de supervivencia va a tratar de abrirse camino para poder tener luz.

Exceso de agua

Si se riega en exceso un cactus se puede doblar, sobre todo si es columnar. Esto se debe a que en su interior llega a acumular tanta agua que cae por su propio peso, al mismo tiempo que se vuelve más blando. Por ello, unas de las cosas que hay evitar cuando se cultiva una planta de este tipo son las macetas sin agujeros y las tierras que no drenan rápido el agua.

Y por supuesto, también es necesario regarla cuando sea estrictamente necesario; es decir, cuando la tierra esté seca. Si no se hiciera, las enfermedades transmitidas por hongos aparecerán, más tarde o más temprano.

¿Cómo enderezar el cactus?

Si está en maceta…

Una vez que hayamos identificado el problema, podremos pasar a tratar de que el cactus recupere su forma natural. Así pues, lo primero que haremos será llevarlo a una zona donde le dé más luz. Lo ideal sería acostumbrarlo poco a poco al sol directo, pero antes de eso lo que buscamos es que se recupere de lo que ha pasado; de manera que por ahora solo lo llevaremos a una zona luminosa, en la que se vea bien durante el día sin necesidad de encender ninguna lámpara. Es importante que en dicho lugar no haya ninguna fuente de luz potente, si no que la luz que reciba sea ya abundante por sí sola.

Luego, lo que se hará será ponerle tutores o varillas (en venta aquí), y sujetarlo con bridas o cuerdas. Así podrá empezar a crecer de la manera correcta. Ahora, si el cactus está blando, lo que haremos será cortar por lo sano (esto es, quitar la parte que esté podrida), y proceder a plantarlo en una maceta con agujeros nueva con tierra también nueva.

Para ello, lo sacaremos y, si podemos, le retiraremos el sustrato que esté suelto. Después, le hacemos un lavado de raíces con agua a la que le habremos echado unas gotas de fungicida (o un poco de cobre en polvo), y a continuación lo plantamos en la nueva maceta con una mezcla de sustratos, esta: 50% sustrato universal (en venta aquí) + 50% perlita (en venta aquí).

El siguiente y último paso es… esperar. Con el paso de las semanas es posible que veamos que le está creciendo un brote en uno de sus extremos, algo que es muy bueno pues significa que se ha recuperado. Mientras tanto, lo que debemos de hacer es regarlo solo cuando la tierra esté seca del todo.

Si está en el jardín…

Los cactus en el jardín necesitan espacio

Imagen – Wikimedia/Nabin K. Sapkota

En el caso de que esté en el jardín, también habrá que asegurarse de que recibe la luz que necesita. Si no fuera así, habría que cambiarlo de sitio y trasplantarlo a otro lugar más soleado, con cuidado de no romper mucho sus raíces. Pero si lo que le pasa es que tiene muchas plantas cerca, seguramente le vaya bien no tener tantas, ya no solo por la falta de luz, si no también por la falta de espacio.

Las raíces de los cactus son, la mayoría, superficiales, de modo que si plantamos muy cerca de ellos otras plantas con raíces de este tipo (como hierbas o palmeras), nuestras plantas favoritas podrían tener problemas, ya que se verían obligados a luchar por conseguir nutrientes y agua. Entonces, para evitarlo, es recomendable mantener una cierta distancia entre un cactus y otra planta, dejando una separación mínima entre ellos de unos veinte centímetros (o más, si es una palmera u otro tipo de planta alta).

Con respecto al riego, si la tierra se encharca con facilidad debemos de sacar el cactus de ahí ya que podríamos perderlo. Lo podremos volver a plantar en el suelo, pero solo si antes hacemos un agujero de unos 50 x 50cm como mínimo y lo llenamos con pómice o similar. Tampoco estará de más realizarle algún tratamiento anti-hongos, por si acaso. De este modo, se eliminarán las esporas que pueda haber y la planta quedará protegida.

Espero que estos consejos te sean de utilidad para que puedas recuperar tu cactus.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *