Los hongos pueden dañar a las plantas

Los hongos son unos microorganismos que pueden perjudicar seriamente a nuestras plantas; de hecho, cuando se dejan ver normalmente ya suele ser demasiado tarde. Por este motivo, es muy importante que no reguemos en exceso, pues de lo contrario las raíces se podrían pudrir rápidamente. Si sospechas que tus cultivos no están pasando por su mejor momento, no te preocupes. A continuación te vamos a decir cómo prevenir y eliminar los hongos en la tierra de las plantas.

En este artículo te vamos a contar cuáles son las señales para aprender a identificar los hongos en la tierra de las plantas y cuáles son sus procesos de eliminación.

Síntomas de los hongos en la tierra de las plantas

Los hongos aparecen en el sustrato

Lo primero que debemos saber es aprender a identificar los hongos en la tierra de las plantas. Es muy habitual confundir la aparición de los hongos con otros fenómenos más comunes en los sustratos. Seguramente si has tenido tanto plantas de interiores como de exteriores, hayas encontrado alguna vez manchas blancas en la tierra de tus plantas. Podemos alarmarnos y pensar que se trata de hongos, pero hemos descartado directamente que no se trate de restos de cal o sal. A menudo, cuando regamos hay algunos componentes invisibles en el agua que se van acumulando sobre la tierra. Suelen crear una mancha blanquecina que se va tornando de un aspecto más de pelusa con el paso del tiempo y comienza a endurecerse.

Si este es el caso, tan sólo debemos retirar sin ningún tipo de complicación. La gran diferencia entre algo de cal y el hongo, es que se distribuye de diferente forma por el sustrato. Aunque puede comenzar creando agrupaciones de forma puntual, si empieza a colonizar todo el sustrato se da uno cuenta de que son hongos.

¿Cómo prevenir la aparición de hongos?

Hay varias cosas que podemos y debemos de hacer para impedir que los hongos hagan daño a nuestras plantas, siendo la más importante controlar los riegos. A estos microorganismos les favorece el exceso de humedad, de modo que deberemos de regar sólo cuando sea necesario, es decir, cada vez que notemos que la tierra esté seca o que se esté secando. Para ello, simplemente tendremos que introducir un palo delgado de madera y ver cuánta se ha adherido a él: si ha sido mucha, no regaremos.

Todo esto tiene algunos matices dependiendo del tipo de planta que estemos cultivando. Hay plantas que por su naturaleza necesitan una gran cantidad de humedad y estar continuamente expuestas al agua. Este tipo de plantas tienen un control mayor sobre la aparición de los hongos. El problema reside en que hay muchos hongos en la tierra de las plantas que comienzan a crecer desde aquí y luego se extienden desde el tallo hasta todas las partes de la planta.

Las plantas de interior son más vulnerables a la infección por hongos

En el caso de que tengamos platos debajo de las macetas, será muy necesario quitar el agua que sobre a los diez minutos de haber regado, pues si no lo hacemos el sistema radicular podría enfermar. Asimismo, debemos usar sustratos que tengan buen drenaje, ya que así el agua podrá ser filtrada con rapidez. El drenaje es la capacidad del suelo de poder filtrar el agua de lluvia o riego. En una maceta ocurre lo mismo.

Dependiendo del sustrato que estamos utilizando, el agua de riego se puede llegar a acumular y generar graves problemas si la planta no tolera los encharcamientos. La mayoría de las plantas de interior no tolera los encharcamientos, por lo que debemos tener cuidado no sólo con la cantidad de riego, sino con el platillo de abajo.

Errores de cultivo que favorecen la aparición de hongos en la tierra de las plantas

Existen algunos errores a la hora de cuidar nuestras plantas que cometemos todos sin quererlo. Y es que existe un determinado ambiente idóneo para el desarrollo de estos hongos y muchas veces no estamos controlando esta situación. Vamos a ver cuáles son los aspectos principales qué puede hacer crecer hongos en la tierra de las plantas:

  • Ambiente poco ventilado: es algo más propio de los meses más fríos del año. Debido a las bajas temperaturas, solemos ventilar el hogar durante menos tiempo. Esto hace que, en muchas ocasiones, el aire no fluya de manera constante y se esté renovando. La mayoría de las plantas, aunque sean especializadas para interiores, necesita un flujo de aire constante que pueda renovar el ambiente.
  • Temperatura cálida: es un factor determinante a la hora de evitar el crecimiento de hongos en la tierra de las plantas. El calor es un catalizador para los hongos y las diferentes plagas de insectos. Si nuestro ambiente es demasiado cálido, no sólo tengamos que plantearnos el eliminar el moho de la tierra, sino también haya alguna plaga molestando.
  • Exceso de humedad: es el motivo principal de la aparición de hongos en la tierra de las plantas. De normal puede ser que reguemos un poco más de lo normal o que la tierra de la maceta no está generando correctamente. Hay que controlar muy bien la humedad para evitar la aparición de los hongos en la tierra de las plantas. El correcto control de humedad también puede servir para regular la aparición de otras plagas.
  • Materia en descomposición sobre el sustrato: aunque en pequeñas cantidades pueden llegar a favorecer a nuestras plantas, si le sumamos todos los factores anteriores, puede acabar creando un caldo de cultivo perfecto para los hongos.

¿Qué hacer para eliminarlos?

Puedes eliminar los hongos con fungicida

Si sospechamos que nuestras plantas lo están pasando mal por culpa de los hongos, es decir, si vemos que ha aparecido un polvo blanco sobre la tierra, si las hojas se están pudriendo sin motivo aparente, y/o si el tronco o tallo se está reblandeciendo, tendremos que actuar lo más rápido posible para evitar que el problema empeore. Así, lo que haremos será lo siguiente:

  • Si la planta está en maceta, la sacaremos y envolveremos el cepellón o pan de tierra con papel absorbente por un día y lo volveremos a plantar en ese mismo recipiente.
  • Tratar la planta con fungicida sintético (químico) siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. Si es primavera u otoño podremos espolvorear cobre o azufre sobre la superficie. Puedes encontrar fungicidas sintéticos en este enlace.
  • Cortar las partes que estén muy dañadas con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia.
  • Reducir los riegos. Es mucho más fácil recuperar una planta seca que una que ha sufrido exceso de agua.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los hongos de la tierra las plantas y cómo eliminarlos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *