Los árboles son plantas grandes

Los árboles ornamentales son aquellos que van a embellecer el jardín, ya sea todo el año, o una parte de él. Además, dependiendo de la especie también pueden dar una muy agradable sombra, una característica que hay que tener en consideración especialmente cuando vivimos en una zona donde hace mucha calor.

Ahora bien, ¿cómo elegir árboles ornamentales? El clima, la tierra que hay en el jardín, y las necesidades de cada especie son detalles que se han de averiguar para no cometer errores. Y es que, lamentablemente, es muy fácil cometerlos, pero también lo es evitarlos. Para ello, solo se requiere algo de tiempo para seguir los consejos que te ofrecemos.

Elige tu árbol dependiendo del espacio disponible

Este es un consejo que no siempre se sigue, y es básico para que no haya problemas en un futuro. Independientemente de la especie, si cuando crezca el espacio se le queda pequeño, pueden pasar muchas cosas. Por ejemplo, sus raíces pueden levantar el suelo o dañar las tuberías, o sus hojas pueden dar demasiada sombra a la casa.

Así pues, es necesario que te informes sobre el tamaño adulto que llegará a tener el árbol que te gusta, además de si sus raíces son o no invasivas. No te preocupes, aquí te recomendamos algunos dependiendo de cómo sea tu jardín:

Árboles ornamentales para jardines pequeños

Estos árboles son aquellos que por lo general no suelen medir más de 10 metros, tienen troncos delgados y que además suelen tolerar muy bien la poda. En cuanto a sus raíces, no son invasivas:

  • Ciruelo de hojas púrpura (Prunus cerasifera var. pissardii): este es un árbol caducifolio que tiene las hojas de color púrpura durante todo el año, hasta que se caen en invierno. Puede alcanzar los 15 metros, pero lo más normal es que se quede en los 6 metros. Durante la primavera produce flores blancas. Resiste hasta los -18ºC, y la poda. Ver ficha.
  • Pitosporo (Pittosporum tobira): es un arbusto que se puede tener como arbolito de 7 metros. Es de hoja perenne, y produce flores blancas y aromáticas muy bonitas. Se le conoce también como azahar de la China, y tolera la poda (de hecho, se suele cultivar mucho como seto). Resiste hasta los -7ºC. Ver ficha.
  • Lilo (Syringa vulgaris): es un árbol caducifolio que alcanza los 7 metros de altura. Su tronco ramifica desde la base, pero tolera bien la poda. En primavera produce flores en panículas de color blanco o rosado. Resiste hasta los -12ºC. Ver ficha.

Árboles ornamentales para jardines grandes

Los árboles grandes son aquellos que necesitan mucho espacio para poder crecer, por lo que como mínimo has de plantarlos a una distancia de cinco metros de la pared, plantas altas, así como de las tuberías y suelos pavimentados. Pero por su tamaño son los que suelen dar una mejor sombra:

  • Arce real (Acer platanoides): es un árbol caducifolio que puede alcanzar los 35 metros de altura, y su tronco medir alrededor de 1 metro de diámetro. Durante el otoño sus hojas se vuelven rojizas antes de caer. Resiste las heladas de hasta los -18ºC. Ver ficha.
  • Cedro de San Juan (Cupressus lusitanica): es una conífera perennifolia que alcanza una altura máxima de 40 metros, con un tronco recto de hasta 2 metros de diámetro. Resiste hasta los -7ºC.
  • Haya común (Fagus sylvatica): este es un árbol caducifolio que crece entre 35 y 40 metros de altura con un diámetro de tronco de hasta 2 metros. Las hojas pueden ser verdes o púrpuras en la variedad Fagus sylvatica ‘Atropurpurea’. Resiste hasta los -18ºC. Ver ficha.

¿Qué tipo de tierra tienes?

Elegir árboles ornamentales, y hacerlo bien, sería imposible si no supiéramos qué tipo de tierra tenemos en el jardín. Por ello, es muy recomendable saber cuál es el pH del suelo que tenemos, y su riqueza nutricional. La manera más rápida de saber todo esto es solicitando que nos hagan un estudio del suelo, pero otra opción es haciéndolo nosotros mismos, siguiendo estos pasos:

  1. Primero cogeremos dos cucharadas de tierra.
  2. Después, las echamos en un vaso con agua destilada.
  3. Por último, echaremos un poco de vinagre.

En el caso de que burbujee, entonces es que la tierra es alcalina. Si no hace nada, repetiremos todo pero en vez de echar vinagre agregaremos una cucharada de bicarbonato de sodio.

Si burbujea, entonces es que el suelo es ácido, pero si sigue igual es neutro. Veamos ahora algunos ejemplos de árboles para suelos ácidos o neutros y otros para suelos calizos:

  • Árboles para suelos ácidos o neutros:
    • Arce japonés (Acer palmatum)
    • Magnolia (todas las variedades)
    • Liquidambar (Liquidambar styraciflua)
    • Roble americano (Quercus rubra)
  • Árboles para suelos alcalinos:
    • Almez (Celtis australis)
    • Boj (Buxus sempervirens)
    • Tejo común (Taxus baccata)
    • Plátano de sombra (Platanus x hispanica)

¿Absorbe rápido el agua?

Una vez sabido esto, hay que averiguar si drena bien el agua, o si por el contrario permanece encharcado mucho rato. ¿Cómo? Muy fácil: haciendo un agujero en el suelo, de unos 50 x 50 centímetros, y llenándolo de agua. Luego solo hay que calcular cuánto tiempo tarda en ser absorbida.

Sería bueno que no tardase más de unos pocos minutos, ya que eso significaría que la tierra tiene muy buen drenaje. Pero si tarda horas, antes de plantar el árbol tendremos que instalar algún sistema de drenaje, o bien mezclar la tierra con algún sustrato como la perlita (en venta aquí) o la arlita para que las raíces estén bien aireadas.

Ten presente el clima

El clima es importante para las plantas

Aunque lo ponemos lo último, en realidad eso no significa que no sea importante… porque lo es, y mucho. Si en tu zona se registran heladas o nevadas, no podrás cultivar árboles tropicales. Y si por el contrario vives en un lugar donde las temperaturas son suaves y/o cálidas durante todos los meses, plantar un árbol originario de climas templados sería un error ya que no sobreviviría.

Lo más recomendable para evitar errores es plantar árboles autóctonos, puesto que son los que vivirán muy bien en el jardín, y los que, además, no necesitarán de muchos cuidados una vez que hayan enraizado. Pero si buscamos algo diferente, igualmente es muy aconsejable que si en el lugar donde vivimos suele haber sequías, nevadas y/o cualquier otro fenómeno meteorológico extremo, busquemos especies que puedan soportarlos.

Por ejemplo, para un clima tropical árboles como el flamboyán (Delonix regia), Enterolobium, o el Bombax estarán a gusto en tu jardín. Por el contrario, si el clima es templado o frío, tendrás que elegir otros como robles (Quercus), pinos (Pinus), arces (Acer), o Aesculus entre otros.

Con esta información esperamos que puedas disfrutar de tu jardín con los árboles ornamentales adecuados.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *