La Planta del dinero se cultiva en interior casi siempre

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

La planta del dinero, también llamada planta dólar, es un elemento decorativo que no suele faltar en ningún hogar. Debido a su reducido tamaño y a sus ramas colgantes, es perfecta para tener en macetas anchas con una profundidad no superior a los 20cm.

Pero para verse bien necesita unos cuidados específicos, que si bien no son muy complicados, sí que son necesarios para que esté bien. Por eso te vamos a explicar cómo cuidar una planta del dinero.

Características de la planta del dinero

A nuestra protagonista se la conoce por el nombre científico de Plectranthus verticillatus. Pertenece a la familia Lamiaceae y es originaria del sudeste de África. Esta es una arbusto perenne cuya altura no supera el metro (de hecho, en cultivo se mantiene por debajo de los 40cm), con un montón de hojas de unos 15x15mm, redondeadas, y pelosas. Sus flores aparecen agrupadas en inflorescencias, tal y como puedes ver en la imagen superior, durante el verano. El fruto es una nuez de 1mm, de color pardo.

Tiene un ritmo de crecimiento rápido siempre que el clima sea agradable. Lamentablemente no soporta el frío ni las heladas, por lo que se recomienda su cultivo en interior para que sus hojas no se dañen. Ahora bien, si vives en un clima cálido, con temperaturas mínimas superiores a los 5ºC, podrás tenerla en tu jardín, en un rincón donde no esté expuesta a la luz del sol directamente.

¿Por qué se conoce como planta del dinero?

Es curioso el nombre, ¿verdad? Bien, pues como ocurre con muchos otros nombres comunes de plantas, este procede de una creencia, la de que si se cortaba un esqueje y este enraizaba se iba a tener suerte en la vida hasta el punto de que se ganaría mucho dinero.

Esto acabó convirtiéndose en una tradición, y aunque hoy sabemos que no el hecho de ganar más o menos dinero y/o ser más o menos afortunado no depende de si una rama enraíza o no, no deja de ser algo interesante de nuestra historia cultural.

Cuidados de la planta del dinero

La planta del dinero es pequeña

Imagen – Wikimedia/W.carter

La planta del dinero no es muy difícil de cuidar. De hecho, si se cultiva en interior no nos va a dar muchos problemas, puesto que se adapta bien a vivir en esas condiciones. Pero para evitar precisamente que enferme, a continuación vamos a ver cómo se cuida:

¿Dónde colocar la planta del dinero?

  • Interior: tenemos que colocarla en una habitación en la que haya luz (natural). Es importante además que no esté expuesta a las corrientes de aire, de modo que hay que evitar ponerla cerca de las ventanas y de las puertas.
  • Exterior: tiene que estar en sombra. Un buen lugar puede ser bajo una malla de sombreo, o debajo de plantas que le protejan.

Riego

Es una planta que soporta bastante bien la sequía, siendo necesario regar muy de vez en cuando: cada 3 o 4 días en verano, y semanal durante el resto del año. Un sustrato demasiado húmedo favorecería la aparición de la Botritis, que provocaría que en sus hojas aparecieran manchas grises, y te obligaría a quitarle todas las partes dañadas y a hacerle un tratamiento con fungicida de amplio espectro.

Utiliza agua sin cal, o de lluvia. Otra opción es la del grifo si esta es apta para consumo humano. Cada vez que se riegue tienes que humedecer la tierra, nunca la planta.

Humedad

La humedad es un tema delicado. Las plantas que viven en regiones tropicales y subtropicales, como es el caso de nuestra protagonista, necesitan vivir en ambientes húmedos. Pero eso sí, no necesariamente tiene que llover con frecuencia para que dicha humedad sea alta: si por ejemplo vives como yo en una isla, o estás cerca de la costa, entonces es alta y por consiguiente, si quisieras tenerla fuera de casa no tendrías que hacer nada.

Pero la cosa cambia si el ambiente es seco y/o se quiere tener en interior. En estas condiciones, lo que se puede hacer es pulverizar sus hojas una vez al día en verano, y una vez por semana el resto del año con agua destilada o de lluvia. Ahora, es mucho mejor ponerle otras plantas cerca, o recipientes con agua, ya que la planta del dinero es muy vulnerable a las infecciones fúngicas, es decir, a las transmitidas por hongos.

Tierra

  • Maceta: te recomiendo que utilices un sustrato muy poroso y ligero, como turba negra con perlita a partes iguales (en venta aquí ) por ejemplo.
  • Jardín: de igual modo, la tierra ha de tener un buen drenaje. Asimismo, es importante que sea fértil.

Abonado

Las flores de la planta del dinero son blanquecinas

Imagen – Wikimedia/SergioTorresC

Abónala cada 15 días durante toda la temporada de crecimiento (desde primavera hasta finales del verano) con un abono líquido universal con uno orgánico (también líquido, como guano que puedes comprar aquí), y tendrás una planta del dinero sana y, sobretodo bonita.

Trasplante

La planta del dinero se trasplanta en primavera, una vez que esta se haya establecido y el frío del invierno haya quedado atrás. Esto sucede, generalmente, en el mes de abril en el hemisferio norte, pero puede tardar un poco más. Los pasos a seguir son:

Cambio de maceta

  1. Primero, hay que ver si la planta necesita más espacio. Por eso, si se le salen las raíces por los agujeros de drenaje, o si se lleva cultivando desde hace más de 3 años en la misma, hay que cambiarla.
  2. Después, se escoge una maceta que mida unos 7-10 centímetros más de ancho y de alto que la que está utilizando ahora, y que tenga agujeros en su base.
  3. A continuación, se procederá a llenarla por la mitad aproximadamente con sustrato universal.
  4. Luego, se extrae la planta de su vieja maceta y se mete en la nueva.
  5. Por último, se echa más sustrato, terminando de rellenar la maceta, y se riega.

En el jardín

  1. Lo primero es hacer un agujero de unos 40 x 40 centímetros.
  2. Después, hay que rellenarlo por la mitad más o menos con sustrato universal.
  3. A continuación, extrae de la maceta con cuidado y se introduce en el agujero. Si quedase muy alta o muy baja con respecto al nivel del suelo, se tendría que quitar o echar tierra.
  4. Por último, se termina de rellenar y se riega.

Plagas

Es una planta muy resistente a las plagas, pero cuando el ambiente es seco y cálido hay que vigilar a las cochinillas. Estas se encontrarán en el envés de las hojas y en los tallos. Si bien hay de muchos tipos, el que más afecta a los Plectranthus es la algodonosa, la cual se elimina con agua y jabón neutro, tierra de diatomeas (en venta aquí), o incluso limpiando la planta simplemente con agua.

Enfermedades

Pueden tener básicamente tres:

  • Botritis: aparecerán un polvo grisáceo en las hojas y tallos, y estos se volverán blandas. También afecta a las flores y a los frutos, en caso de tenerlos. Más información.
  • Roya: veremos manchitas rojas en las hojas. Más información.
  • Oídio: este solo afecta a las hojas donde aparecerán manchas blanquecinas. Más información.

Todas ellas se tratan con fungicidas (en venta aquí). Pero también será necesario reducir los riegos, puesto que aparecen cuando se riega en exceso.

Problemas de la planta del dinero

A la hora de cultivarla a veces pueden surgir problemas, por ejemplo:

Hojas amarillas

El amarilleo de las hojas se debe a múltiples causas:

  • Han llegado al final de su vida: si el resto de la planta está bien, no hay nada de qué preocuparse.
  • Exceso de riego: cuando se riegan demasiado, las hojas inferiores amarillean con rapidez. En este caso, hay que suspender los riegos temporalmente.
  • Falta de riego: por el contrario, si se riega poco, veremos las hojas más nuevas amarillear. Para corregirlo tenemos que regar más.

Hojas rojas

Si ves manchas rojas con »polvo» en las hojas es por la roya, una enfermedad fúngica que se elimina con un fungicida específico para que no vaya a más.

Ahora bien, también puede ser que esté expuesta a temperaturas bajas, y que esté pasando frío. De ser así, tendrás que protegerla en casa o en un invernadero.

Hojas blancas

Las manchas blancas en las hojas también se deben a la presencia de distintos hongos, como el oídio. Si al pasar el dedo sobre ellas te deja »polvo» blanquecino, sin duda tienes que tratarla con fungicidas que lleven azufre.

Otro posible motivo es que estés pulverizando las hojas con agua con cal, y lo que veas sea realmente eso: cal. ¿Cómo saberlo? Bueno, podrás diferenciarla fácilmente: si es hongo, tendrá »polvo», pero si tiene cal, será una especie de »arenilla». En este último caso, es importante empezar a regar con un agua mejor, ya sea de lluvia o embotellada.

Hojas blandas, con poca fuerza

Si ves tu planta con un aspecto tristón, con las hojas blandas, y si la tierra está seca riégala. Fíjate si la tierra absorbe el agua, ya que de lo contrario tendrías que coger la maceta y meterla en un cubo con agua durante unos 30 minutos.

En caso de que esté plantada en el jardín, hazle un alcorque y échale hasta que quede el suelo empapado.

Hojas pequeñas y amarillas

Si a tu planta le brotan hojas cada vez más pequeñas y son de color amarillento, entonces es que le falta nitrógeno. Para corregirlo solo tienes que abonarla con un fertilizante que sea rico en este nutriente.

No florece

Para que la planta del dinero florezca es necesario colocarla en una zona con luz, pero no directa. En interior a veces cometemos el error de ponerla en una habitación con mucha más oscuridad de la que necesita, y claro, no florece.

Para corregirlo, además de cambiarla de ubicación, será muy recomendable abonarla con un fertilizante que estimule la floración, siguiendo las instrucciones.

Multiplicación

la planta del dinero se trasplanta en primavera

Imagen – Wikimedia/Digigalos

Se puede multiplicar por esquejes o por semillas. Veamos cómo:

Esquejes de planta del dinero

La manera más rápida de multiplicar a la planta del dinero es hacerlo por esquejes en primavera. Para ello, se procederá de la siguiente manera:

  1. Cortaremos un trozo de unos 20 centímetros más o menos.
  2. Luego, impregnamos la base con hormonas de enraizamiento (en venta aquí).
  3. A continuación, lo plantamos en una maceta con vermiculita (en venta aquí) que habremos regado previamente.
  4. Por último, echamos cobre o azufre en polvo para prevenir hongos, y colocamos la maceta en una zona con luz pero no directa.

Semillas

Las semillas pierden la viabilidad muy pronto, por lo que enseguida que se tengan hay que sembrarlas, en primavera. Hay que sembrarlas en una maceta con sustrato para semilleros, o fibra de coco, y cubrirlas con una fina capa de sustrato. Luego, se riega y se pone la maceta en sombra.

Eso sí, es importante no amontonarlas; de hecho, en una maceta de unos 10 centímetros de diámetro no debería de haber más de 4 para que todas puedan crecer bien.

Podar la planta del dinero

La poda se realiza en primavera. También es posible hacerlo en otoño si en nuestra zona no hay heladas. Utilizaremos unas tijeras, como las de cocina por ejemplo; no hace falta usar otras. Después de lavarlas con agua y jabón lavavajillas, procederemos a cortar los tallos y/u hojas que estén rotos, secos, o enfermos.

Asimismo, podemos recortar un poco esos tallos que estén creciendo mucho, para mantenerla con una forma más o menos redondeada y compacta.

Rusticidad

Es muy sensible al frío. No tiene que exponerse a temperaturas por debajo de los 5ºC.

¿Dónde comprar planta del dinero?

La planta del dinero se puede cultivar en maceta

Imagen – Wikimedia/Digigalos

Si quieres tener un ejemplar, puedes adquirirla desde aquí.

Esperamos que te haya gustado todo lo que te hemos contado sobre esta magnífica planta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *