Existen algunas tareas específicas para cuidar el jardín en otoño

Como cabe esperar, las plantas tienen unas necesidades básicas que varían según la época del año en la que nos encontramos. Por ejemplo, requieren más agua en los meses calurosos y menos durante las heladas. Sin embargo, las cantidades varían en función del tipo del vegetal y de la especie. Nuestro objetivo en este artículo es explicar cómo cuidar el jardín en otoño, cuando comienza a hacer más frío.

¿Cuánto riego necesitan los vegetales? ¿Y cuánto abono? ¿Qué podemos hacer y qué no con las plantas en otoño? Contestaremos a estas preguntas y también daremos seis claves para cuidar los jardines durante esta estación del año.

¿Qué se hace con las plantas en otoño?

Es importante saber cómo cuidar un jardín en otoño

Antes de explicar cómo cuidar el jardín en otoño, es importante saber qué meses abarca esta estación del año. El verano llega oficialmente a su fin a finales de septiembre, dando pie al otoño, durante el cual muchas plantas adoptan tonos marrones, amarillos, naranjas y rojizos. También se caracteriza por la festividad de Halloween y por ser la época de las calabazas. Sin lugar a dudas es una estación muy bonita en la cual poco a poco empieza a hacer cada vez más frío hasta que comienza el invierno. Normalmente, la transición entre estas dos estaciones tiene lugar a finales de diciembre, poco antes de Navidad.

Sin embargo, lo que realmente nos interesa es saber qué hacer con las plantas durante el otoño. Pues bien, esto dependerá del mes en el que nos encontremos:

  • Octubre: Es la mejor época para plantar bulbos, como por ejemplo jacintos, narcisos y tulipanes. Estos florecerán en primavera. También es buen momento para preparar los semilleros. Los podemos plantar en cuanto hayan salido unas cuantas hojas. En el caso de que plantemos algún árbol, es muy importante quitar la maleza que se encuentra alrededor para que cale mejor la lluvia.
  • Noviembre: Respecto a los árboles, lo más recomendable es no forzar la caída de sus hojas. Algunas personas mueven las ramas para que pierdan sus hojas, pero esto puede crear pequeñas heridas en el árbol que facilitan considerablemente la entrada de enfermedades. En noviembre es buen momento para cortar los rebrotes de raíz de los rosales y también aquellos que se encuentran por debajo de los injertos. Si no lo hacemos, no florecerán y nos quedaremos sin rosas. No nos podemos olvidar de que noviembre es la época de los pulgones. Lo mejor es atacarlos con insecticida antes de que comiencen a hibernar y, como consecuencia, dañen a las plantas. Además, es aconsejable proteger los vegetales más jóvenes con plásticos transparentes a finales de mes.
  • Diciembre: A finales de otoño es el mejor momento para plantar tanto árboles como arbustos. Hay que destacar que no está para nada indicado podar en esta época, ya que puede ser perjudicial para los vegetales por las heladas. Respecto a las plantas de interior, lo más recomendable es colocarlas en lugares donde reciban más luz, ya que esta escasea en diciembre. Durante este mes también toca recoger las flores marchitas y las hojas caídas con más frecuencia.

¿Cuánto regar las plantas en otoño?

Generalmente, lo más recomendable es espaciar los riegos a partir del mes de octubre y hacerlo en función de la lluvia que caiga. Lo ideal sería regar los arbustos una vez por semana y el césped dos veces por semana. En cuanto a los cactus, durante el otoño se deberían regar como mucho una vez al mes y en las horas más calurosas del día.

¿Cómo abonar las plantas en otoño?

El abonado durante la estación otoñal también requiere cierta atención. Durante el primer mes, en octubre, lo mejor que podemos hacer es cubrir todos los árboles, los arbustos y las demás plantas con una capa generosa de hojas, también conocido como mantillo. De esta manera evitaremos que el suelo se seque demasiado, les aportaremos alimento y protegeremos las raíces de los vegetales del frío.

Artículo relacionado:

¿Se puede abonar en otoño?

Durante el mes de noviembre podemos abonar todas aquellas macetas que todavía tienen plantas con flores. En diciembre, lo más recomendable es evitar fertilizantes que lleven nitrógeno. ¿Pero por qué? El nitrógeno potencia el crecimiento de los vegetales. Sin embargo, en otoño ya están en una fase de reposo, por lo que no les viene nada bien.

6 claves sobre cómo cuidar el jardín en otoño

En otoño hay que recoger las hojas del jardín

Cada una de las cuatro estaciones del año implica una serie de tareas específicas que debemos llevar a cabo en nuestro jardín. Obviamente, el otoño también. Por ello vamos a comentar las seis claves sobre cómo cuidar el jardín en otoño:

  1. Recoger las hojas caídas
  2. Reducir la frecuencia y cantidad de riego
  3. Abonar
  4. Controlar las plagas que pueden surgir en otoño
  5. Escoger plantas otoñales para nuestro jardín
  6. Poda de mantenimiento

¿Qué hacer con las hojas secas?

En algunas ocasiones podemos encontrarnos con grandes cantidades de hojas secas en nuestro jardín. Una vez recogidas, ¿Qué hacer con las hojas en otoño? Pues tenemos dos opciones para aprovecharlas. En primer lugar podemos utilizar estas hojas para hacer compost. Cuando se descomponen, producen humus. Este humus aporta nitrógeno beneficioso para los vegetales. Mucha gente opta por crear compost casero a partir de los residuos que genera. De esta manera, se vuelve a aportar toda la materia orgánica a la tierra, y así también el nitrógeno que es necesario para que las plantas puedan crecer sin ayuda de pesticidas ni químicos.

Artículo relacionado:

Cómo hacer compost paso a paso

Otra opción que tenemos para sacar provecho de las hojas secas es utilizarlas para promover el desarrollo de helechos arbóreos. Si mezclamos compost con hojarasca, que es realmente una mezcla natural que se crea en los bosques, los helechos llegan a crecer de manera descomunal.

Para recoger tantas hojas secas, podemos hacerlo muy fácilmente mediante unas herramientas de jardinería específicas, como por ejemplo palas, rastrillos, biotrituradoras eléctricas y aspiradores de hojas eléctricos. Las podemos guardar en bolsas de jardín reutilizables y aprovecharlas como queramos.

Espero que ya tengáis más o menos claro cómo cuidar el jardín en otoño. Recordad que cada planta es un mundo y no todas requieren los mismos cuidados.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *