Hay dos árboles que se llaman lluvia de oro

Es uno de esos árboles de los cuales parece que llueve oro durante cada primavera. Sus preciosas y pequeñas flores amarillas colgantes cubren toda la planta, haciendo que se vea espectacular. Además, queda fantástico como ejemplar aislado, pero también se podría utilizar en alineaciones o en grupos.

Conoce los cuidados de la Lluvia de oro, una especie ideal para dar color a tu jardín.

Origen y características de la lluvia de oro

Antes de empezar, es importante decir que hay dos plantas muy populares que se conocen como lluvia de oro. Son muy similares, pero proceden de sitios distintos y su cultivo es tampoco es el mismo. Por eso, voy a hablarte de los dos:

Laburnum anagyroides (lluvia de oro para climas templados)

El Laburnum anagyroides es un árbol para climas templados

El árbol Laburnum anagyroides, es una planta de hoja caduca que crece hasta una altura de siete metros. Tiene un tronco que suele crecer recto o ligeramente inclinado, del cual brotan ramas formando una copa bastante ramificada. Sus hojas son de color verde claro, y trifoliadas.

Como decíamos, en primavera brotan de él flores agrupadas en racimos colgantes que llegan a medir de 10 a 20 centímetros, y son de un magnífico color amarillo. El fruto es una legumbre, por lo que pertenece a la familia botánica Fabaceae (leguminosas). Esta contiene semillas negruzcas y muy duras, y son tóxicas.

Cassia fistula (lluvia de oro para climas sin heladas)

La Cassia fistula es un árbol para climas tropicales

Imagen – Flickr/玥視界

La Cassia fistula es un árbol caducifolio nativo de Egipto, Oriente Medio y de algunas zonas de Asia que alcanza una altura de 6 a 20 metros. Su copa está muy ramificada, y está formada por hojas grandes, alternas y caducas. Las flores se agrupan en racimos colgantes de entre los 30 y los 80 centímetros de largo, y también produce legumbres que contienen semillas de color oscuro.

Popularmente se la conoce como caña fístula o lluvia de oro, pero a diferencia del Laburnum anagyroides, no es en absoluto tóxico. De hecho, se utiliza como laxante, astringente y como remedio para golpes leves.

¿Cuáles son los cuidados que hay que proporcionarles?

La lluvia de oro, tanto la de climas templados como la de climas cálidos, son plantas que se cuidan bien y fácil si el clima es el adecuado para ellas. Es decir, el Laburnum anagyroides se verá precioso en las regiones templadas, donde haya heladas; por el contrario, la Cassia fistula crecerá de maravilla si las temperaturas son suaves o cálidas todo el año.

Sepamos cuáles son los cuidados básicos que hay que darles:

Ubicación

Ambos árboles se tienen que colocar en el exterior. Es muy recomendable que les dé el sol, al menos unas horas al día, pero viven razonablemente bien en lugares con sombra parcial.

Si hablamos de sus raíces, no se desarrollan mucho en comparación con otras plantas, pero se deben de plantar a una distancia de unos 5 metros como mínimo de tuberías y de suelos que se hayan pavimentado.

Riego

Estos árboles requieren agua con frecuencia, por ello se han de regar en cuanto se vea que la tierra empieza a secarse. Esto ocurrirá más seguido en verano que en invierno, y aún más si el clima es seco y cálido, por lo que has de estar atento.

Si dudas sobre cuándo regar, introduce un palo delgado de madera: si al extraerlo sale con poca o ninguna tierra adherida a él, entonces tendrás que coger la regadera y humedecerla.

Tierra

Las flores de la Cassia fistula son amarillas

Flores de Cassia fistula.

  • Jardín: los dos crecen en suelos fértiles, y con una buena capacidad de drenaje del agua.
  • Maceta: este es un recipiente que ha de tener agujeros en su base. Como sustrato puedes utilizar mantillo, sustrato universal, o similares.

Abonado

Aparte de agua, es aconsejable abonar a tu lluvia de oro durante su temporada de crecimiento, es decir, en primavera y verano. En el mercado hay muchos tipos de abonos, pero se pueden clasificar en dos grandes grupos: los químicos y los orgánicos. Ambos pueden ser de gran utilidad si se usan bien, pero aconsejamos usar estos últimos ya que así se contribuye a cuidar de la fauna (y flora) que hay en tu jardín.

Eso sí, si utilizas los químicos, o los orgánicos que están muy concentrados (extracto de algas o guano, por ejemplo), sigue las indicaciones que encontrarás en el envase.

Multiplicación

Tanto el Laburnum como la Cassia se multiplican por semillas en otoño o primavera. Para eso, solo has de hacer introducir sus semillas 1 segundo en agua hirviendo y 24h en agua a temperatura ambiente (ayúdate con un colador). Pasado este tiempo, pon un máximo de dos en cada semillero, riega abundantemente, y en cuestión de pocos días tendrás tus propias plantitas de Lluvia de oro.

Plagas y enfermedades

No suelen tener, a excepción de oidium si se pulverizan/rocían sus hojas, o de alguna cochinilla en verano.

Rusticidad

Depende de la especie:

  • Laburnum anagyroides: podrás contemplarlo en todo su esplendor si en tu zona las temperaturas no son extremas, excepto en invierno puesto que puede soportar hasta los -18ºC. No le gusta demasiado el calor intenso (30ºC o más), y esto es algo que puede provocarle algún que otro problema en, por ejemplo, los jardines situados a pocos kilómetros de las costas del mar mediterráneo.
  • Cassia fistula: es una planta perfecta para los jardines tropicales, donde las temperaturas se mantienen estables, o sin demasiadas variaciones, a lo largo de todo el año. Aún y así, es importante decir que soporta el frío, e incluso alguna helada ocasional y de corta duración de hasta los -1ºC.

¿Qué usos se les da?

La lluvia de oro es una planta de flores amarillas

La lluvia de oro, tanto la especie de Laburnum como la de Cassia, son plantas muy bonitas que se cultivan en los jardines. Además, puedes optar por tenerlas en maceta e ir podándolo para controlar su crecimiento. Y como tienen hojas de tamaño reducido, también son especies idóneas para bonsái.

Pero eso sí, permíteme que te recuerde que el Laburnum anagyroides tiene frutos tóxicos, por lo que si tienes hijos pequeños o animales domésticos, no es aconsejable su plantación en el jardín.

En lo que respecta a la Cassia fistula, es una interesante planta con propiedades medicinales.

¿Qué te ha parecido? 🙂

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *