El Acer negundo es un árbol caducifolio

Imagen – Wikimedia/CK Kelly

El Acer negundo es un árbol de hoja caduca de rápido crecimiento con el que es posible tener un jardín en el que disfrutar de un rincón de sombra en primavera y verano. Aunque tolera la poda, tiene un buen desarrollo desde joven, de modo que realmente no será necesaria.

Además, es un excelente árbol para parques urbanos, estén o no cerca de zonas con mucho tráfico ya que resiste muy bien la contaminación.

Origen y características del Acer negundo

El Acer negundo tiene las hojas pinnadas

Imagen – Wikimedia/Joe Decruyenaere

El Acer negundo, conocido como arce americano o bordo, es un tipo de arce caducifolio originario de América, desde Canadá hasta Guatemala, que alcanza una altura de 20 metros. Tiene un tronco cuyo diámetro es de hasta 50 centímetros por lo general, aunque si se dan las condiciones adecuadas un ejemplar viejo puede superar el metro de diámetro. Tiene a producir retoños cuando se le deja, por lo que es posible verlo formar grupos reducidos.

Las hojas son pinnadas, compuestas por tres, cinco o siete pinnas o folíolos, midiendo cada uno de ellos unos 10 centímetros de largo por hasta 7 centímetros de ancho. Son de color verde claro, pero en otoño se vuelven rojas antes de ser marrones y desprenderse del árbol.

Es dioico, esto significa que hay ejemplares masculinos y otros femeninos. Las flores no tienen pétalos, y brotan en racimos colgantes de hasta 20 centímetros de largo durante la primavera. El fruto es una sámara doble (una disámara) que mide unos 2 centímetros de longitud con alas de hasta 3 centímetros de largo. Estas maduran en otoño.

Tipos de Acer negundo

Dependiendo del lugar en el que crece, se han identificado varias subespecies, las cuales son:

  • Acer negundo subsp negundo: es la común, con hojas glabras.
  • Acer negundo subsp californicum: es una variedad con hojas y tallos recubiertos de pelillos cortas que se encuentra únicamente en California.
  • Acer negundo subsp interius: natural de Nebraska, Kansas y Las Montañas Rocosas de Norteamérica, es un árbol que alcanza los 20 metros de altura.
  • Acer negundo subsp mexicanum: es una variedad que crece en México.

¿Cómo se cuida?

Si quieres saber cuáles son los cuidados que has de darle a tu arce, vamos a explicarte ahora todo lo que debes saber al respecto:

Ubicación

Se trata de un árbol de gran tamaño que tiene que estar fuera, en un jardín. Además, es importante que esté expuesto a los rayos del sol, ya que de este modo podrá desarrollarse como ha de hacerlo.

Cuando se vaya a plantar en el suelo es importante que se ponga a unos 5 metros de otros árboles, tuberías, y pavimentos.

Tierra

El Acer negundo es un árbol caducifolio

Imagen – Wikimedia/Sten Porse

  • Maceta: si lo deseas, puedes cultivarlo en maceta durante su juventud. Para ello, debes colocarlo en una que tenga agujeros, con sustrato para plantas ácidas (en venta aquí) o fibra de coco (en venta aquí).
  • Jardín: es una planta ácida, de modo que crecerá correctamente solo en suelos cuyo pH sea bajo, entre 4 y 6,5. Si se plantara en suelos alcalinos, las hojas se volverían cloróticas ya que necesitarían hierro.

Riego

El Acer negundo no es un árbol que pueda pasar mucho tiempo sin recibir agua. De hecho, no resiste la sequía. Por este motivo, se ha de regar varias veces por semana, sobre todo en verano que es cuando más lo necesita.

Si en tu zona suele llover en otoño-invierno, espacia los riegos, y no riegues si hay previsión de lluvia, pues un exceso de agua tampoco sería bueno para él.

Utiliza agua de lluvia o ácida (con un pH de 4-6).

Abonado

En la primavera y el verano puedes abonarlo con abonos naturales (compost, guano, humus, estiércol,…) por ejemplo. Pero te recomendamos aplicar abonos líquidos ya que, así, las raíces podrán absorberlo mucho mejor y el sustrato continuará drenando bien el agua.

Multiplicación

Las semillas de Acer negundo se siembran en invierno

Imagen – Flickr/Salomé Bielsa

Es un tipo de arce que se multiplica sobre todo por semillas en invierno, las cuales se han de estratificar en la nevera durante dos o tres meses y luego sembrar en macetas colocadas a pleno sol. Las primeras en germinar lo harán en primavera, cuando las temperaturas se vayan recuperando.

Otra forma es por esquejes con hojas a finales de primavera. Se impregnan con hormonas de enraizamiento (en venta aquí) y se plantan en macetas individuales con vermiculita (en venta aquí) que se habrá humedecido previamente. Por último, se ponen en sombra. Así, enraizarán en un mes aproximadamente.

Poda

No es un árbol que necesite poda, aunque puedes cortarle las ramas secas a finales del invierno, y los retoños a medida que vayan brotando.

Rusticidad

Soporta las heladas intensas, de hasta los -30ºC. También las altas de hasta 35ºC, pero solo si no le falta agua.

Usos del Acer negundo

El Acer negundo Flamingo tiene las hojas verdes y rosas

Imagen – Flickr/Daniel Arrhakis

Es una planta que se usa más que nada como elemento decorativo en jardines y parques. Proporciona mucha sombra, y además hay cultivares de gran belleza, como el Acer negundo »Flamingo», con hojas verdes y el margen rosado, que proporcionan color al lugar.

Por otro lado, la madera se usa para conseguir fibra de pretensado.

¿Qué te ha parecido el Acer negundo?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *