La Pinguicula vallisneriifolia es una carnívora pequeña

Imagen – Wikimedia/Karelj

Hay muchos tipos de plantas carnívoras, pero son relativamente pocas las que podemos encontrar en España. Una de ellas es la Pinguicula vallisneriifolia, una planta que bien podría pasar por poco más que un »hierbajo», pero que en sus hojas se encuentra un sistema de atrapar presas de las que se alimenta, como mosquitos.

Pero si ese nombre no te dice nada, es probable que este otro te suene de algo: grasilla. Y si tampoco ayuda, no te preocupes. A continuación te voy a contar todo sobre esta planta.

Origen y características de la Pinguicula vallisneriifolia

Nuestra protagonista es una planta carnívora perteneciente a la familia botánica Lentibulariaceae, cuyo nombre científico es Pinguicula vallisneriifolia. Como decíamos, la encontraremos creciendo silvestre en España, en concreto en lo que es hoy el Parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, en la provincia de Jaén. También se encontró una población en la provincia de Albacete y en la Comunidad Valencia.

Tiene un aspecto de hierba, porque efectivamente es una hierba. Vive varios años, por lo que se dice que es perenne, algo que podría llevarnos a confusión, puesto que en invierno para protegerse de las bajas temperaturas se deshace de sus hojas, y se mantiene con una yema con estolones. Durante la primavera le vuelven a brotar las hojas, que tienen forma elíptica u oblongo-obovada, que llegarán a medir hasta 25 centímetros de largo por 2,5 centímetros de ancho en verano.

Sus flores brotan a finales de primavera de un tallo floral llamado en jerga botánica escapo, el cual mide hasta 17 centímetros de alto. La corola es de color violeta pálido, rosado, o a veces blanca. El fruto es una cápsula que contiene semillas reticuladas de unos 0,7 a 0,9 milímetros.

Es una especie en peligro de extinción y protegida tanto en Andalucía como en la provincia de Valencia.

¿Cómo atrapa a sus presas?

La respuesta la tienen sus hojas. Cuando tocas una hoja de Pinguicula, sea cual sea su especie, lo primero que notas es que no es tan lisa o suave como una hoja de cualquier otra planta. Esto es así porque son pegajosas, motivo por el que insectos pequeños como los mosquitos y moscas quedan atrapados en ellas. Al final, mueren y la carnívora absorbe sus nutrientes.

¿Cómo se cuida la grasilla?

Cuidar una Pinguicula vallisneriifolia es toda una experiencia. Como soporta el frío, no tienes que estar tan pendiente de ella como lo estarías de una drosera tropical por ejemplo, o de una Nepenthes. Pero así y todo es muy importante conocer sus necesidades para que pueda crecer en condiciones:

Ubicación

Es necesario que se tenga fuera de casa, puesto que no se acostumbra a vivir en el interior. Asimismo, debe de estar en semisombra, en un rincón donde no le vaya a dar el sol de manera directa en ningún momento.

Sustrato

Un sustrato adecuado para las grasillas es la mezcla siguiente:

  • 30% de turba rubia (en venta aquí)
  • 20% de arena de cuarzo fina
  • 30% de perlita (en venta aquí)
  • 20% de arcilla expandida (en venta aquí)

En cuanto a la maceta, ha de ser de plástico, con agujeros de desagüe. No es buena idea ponerle un plato debajo, excepto en verano y solo si en esa estación no llueve o llueve muy poco.

Riego

Se ha de regar con agua de lluvia o, si no hay manera de conseguirla, destilada o con un agua de mineralización muy débil (con un residuo seco inferior a 200ppm). La frecuencia de riego será mayor en verano que en invierno, tanto es así que durante la temporada veraniega, y dependiendo del clima, podría ser necesario regar 3-4 o incluso 5 veces por semana.

En invierno, como entra en reposo y las temperaturas bajan, el sustrato permanece más tiempo húmedo. Por lo tanto, el riego será más escaso.

De todas maneras, tienes que saber que a la hora de regar tienes que humedecer bien toda la tierra, algo que conseguirás si echas agua hasta que la que no haya sido absorbida salga por los agujeros de la maceta.

Abonado

No abones a tus plantas carnívoras, podrías perderlas. Estas se alimentan de las presas que atrapan, por lo que no necesitan un ‘abono’ extra.

Poda

Si lo consideras necesario, puedes quitarle las hojas secas a tu Pinguicula vallisneriifolia en cualquier época del año, excepto en invierno. Utiliza unas tijeras limpias y desinfectadas; así minimizarás el riesgo de infección.

Multiplicación

¿Quieres conseguir un ejemplar? Entonces has de saber que se multiplica por semillas, las cuales se deben de comprar en viveros de plantas carnívoras. Al ser una especie en peligro de extinción, y además protegida en ciertas zonas, es muy importante que esas semillas procedan de cultivos autorizados.

Una vez las obtengas, has de sembrarlas en macetas de plástico con la mezcla de sustratos mencionada anteriormente, y mantenerlas en semisombra.

Rusticidad

Soporta el frío, así como las heladas de hasta los -4ºC.

¿Conocías esta planta carnívora?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *