La Anchusa es una planta herbácea de flores pequeñas

Imagen – Wikimedia/Ivar Leidus

Las plantas que están incluidas dentro del género Anchusa son estupendas para dar alegría a un balcón o jardín. Sus flores son pequeñas, pero numerosas y, además, duran bastante tiempo. Algunas de las variedades son perennes, lo que significa que viven varios años, y en todos ellos mostrarán la belleza sus pétalos en algún momento.

Crecen rápido y se multiplican con facilidad por semillas. Así que vamos a conocerlas para aprender todo sobre ellas y saber cómo cuidarlas.

Origen y características de las Anchusa

Nuestras protagonistas son plantas que crecen en Asia, Europa, norte de África y Sudamérica. Su ciclo de vida puede ser anual, bienal o perenne; es decir, que viven 1, 2 o más años.  Las hojas son simples u onduladas, y están cubiertas por una especie de pelos blanquecinos cortos.

Si hablamos de las flores, son simétricas, formadas por cinco sépalos y cinco pétalos de color azulado. Estas se agrupan en cimas o racimos, y son muy atractivas para las abejas, las cuales no dudan en acercarse a ellas para polinizarlas.

Principales especies

El género está compuesto por 40 especies, pero las más populares son las siguientes:

Anchusa arvensis

La Anchusa arvensis es una hierba

La Anchusa arvensis es una hierba anual originaria de Europa que alcanza los 60 centímetros de altura. Las hojas son lineales o lanceoladas, y sus flores son azules o rara vez blancas, de unos 4-6 milímetros de diámetro. Estas aparecen en primavera y verano.

Anchusa azurea

La Anchusa azurea tiene flores azules

Imagen – Wikimedia/H. Zell

La Anchusa azurea es una hierba perenne que crece entre 1 y 1,5 metros de altura. Sus tallos ramifican desde la base, pero estas ramificaciones no aparecen hasta después del primer año. Las hojas son alternas y lanceoladas, de color verde. Sus flores son azules y hermafroditas, y brotan en inflorescencias cimosas. Florece en primavera.

Anchusa calcarea

La Anchusa calcarea es una hierba europea

Imagen – Wikimedia/Balles2601

La Anchusa calcarea es una especie de hierba bienal o perenne originaria del sur de Europa, encontrándose en España. Crece entre los 40 y los 150 centímetros de altura, y sus hojas son elípticas u oblanceoladas. Las flores son azuladas, y se agrupan en inflorescencias.

Anchusa officinalis

La Anchusa officinalis tiene flores moradas

Imagen – Wikimedia/xulescu_g

La Anchusa officinalis es una planta herbácea bienal originaria de la Europa meridional. Desarrolla tallos con una altura de 40-70 centímetros, y sus hojas son lanceoladas. Las flores son azules o violetas, y aparecen en inflorescencias.

Se dice que tiene propiedades medicinales, utilizándose las flores como expectorantes y sudoríficas.

Anchusa puechii

La Anchusa puechii es una hierba anual originaria también del sur de Europa, que crece de manera natural en España (sudoeste de la península ibérica). Alcanza una altura de 30 a 50 centímetros, con hojas lanceoladas o espatuladas. Las flores son azuladas.

Anchusa undulata

Vista de la Anchusa undulata

Imagen – Wikimedia/Xemenendura

La Anchusa undulata es una hierba bienal o perenne endémica tanto de la península ibérica como de Marruecos. Crece hasta los 60 centímetros de altura, y sus hojas son alternas, y oblongo-lanceoladas. Sus flores son hermafroditas, de color púrpura, y brotan en primavera.

¿Cuáles son los cuidados que hay que darles?

¿Quieres cultivar alguna Anchusa en tu jardín o patio? Si es así, te recomendamos tener en cuenta los consejos que vamos a ofrecerte, ya que de esta manera sabrás cómo mantenerla sana:

Ubicación

Estas son plantas que tienes que poner en un lugar soleado, ya que la falta de luz les perjudica. Por ello, es interesante que, incluso desde el primer día en el que se van a sembrar sus semillas, se exponga el semillero a los rayos del astro rey de forma directa, pues así se consigue que crezcan bien desde el principio.

Tierra

  • Jardín: en estado silvestre crecen en suelos bien drenados y ricos en materia orgánica.
  • Maceta: puedes usar sustrato universal para plantas (en venta aquí).

Riego

Se aconseja regar a las Anchusa unas 3 o 4 veces por semana a lo largo del verano. Pero el resto del año será mejor espaciar más los riegos, puesto que la tierra tarda más en secarse.

Cada vez riegues, echa bastante agua, hasta que veas que la tierra está empapada. Usa siempre que puedas agua de lluvia, o en su defecto una que sea blanda.

Abonado

Las hojas de anchusa tiene pelillos

Imagen – Wikimedia/Alberto Salguero

Durante los meses cálidos, puesto que la planta estará creciendo, será interesante echarle abono, como un puñado de mantillo o compost si está en el suelo, o guano en forma líquida si está en maceta. Pero eso sí, independientemente de lo que elijas, es importante, sobre todo si optas por algún fertilizante, seguir las instrucciones que estarán indicadas en el envase, puesto que de lo contrario te podrías quedar sin planta.

Multiplicación

La Anchusa se multiplican por semillas en primavera o verano. Para ello, lo que se hace es sembrarlas por ejemplo en una bandeja de semillero, poniendo 1-2 semillas en cada alvéolo, con sustrato específico (en venta aquí). Estas han de quedar cubiertas por una fina capa de tierra, para que no estén expuestas al sol de forma tan directa.

Luego, se riega por inmersión (es decir, poniendo el semillero dentro de una bandeja normal, y echando agua en esta), y listo.

Rusticidad

Va a depender de la especie de Anchusa, pero las bianuales y perennes soportan el frío y algunas heladas, hasta los -7ºC.

¿Conocías este género de plantas?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *