plantas que se reproducen por esporas

Las plantas tienen numerosas formas de reproducción dependiendo lugar y la especie donde se encuentran. Una de estas formas de reproducción es mediante esporas. Sin embargo, esta palabra se emplea en numerosas ocasiones sin que se sepa bien del todo cuál es su funcionamiento y características. En un mundo existen numerosos tipos de esporas que se clasifican de diferente forma y tienen funciones vitales para la supervivencia de algunas plantas.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que debes saber sobre las esporas, sus características e importancia.

Características principales

hongos

Las esporas son las cédulas reproductivas que pueden llegar a producir ciertas especies de plantas y hongos. La ventaja que ofrece estas esporas como forma de reproducción es que pueden llegar a dividirse de forma sucesiva hasta acabar formando un nuevo individuo. La característica por la que destacan las esporas es que son células que no requiere de ningún otro tipo de individuo para poder dirigirse y acaban formando una nueva planta u hongo. Esto es lo que llamamos reproducción asexual.

Para poder reproducirse y dividirse, estas esporas emplean unas estructuras llamadas esporangios. Sabemos que en nuestro planeta no todas las plantas reproducen igual ni tienen las mismas características. Este tipo de reproducción de se extienden aquellos lugares algo más complicados de sobrevivir para la planta puesto que de una forma de no necesitar de insectos polinizadores que se encarguen de trasladar el polen de una planta a otra.

¿Dónde se encuentran las esporas?

esporas

Vamos a ir analizando algunas de las plantas más conocidas que se reproducen por esporas. Debemos tener en cuenta que las plantas que no son vasculares son las más primitivas. Estas son las que se reproducen mediante esporas. Es el mecanismo más antiguo que se encuentra en el reino vegetal para poder reproducirse y expandir su área de distribución. Entre las plantas que se reproducen mediante esporas tenemos del grupo de las briofitas . Aquí tenemos los musgos, las hepáticas y los antoceros.

Plantas briófitas

Los musgos tienden a formar mantos densos y espesos que van tapizando las superficies tanto del suelo como de las rocas donde van creciendo y fijan sus rizoides. Como sabemos, estas plantas son más primitivas y no tienen unas raíces como tal, sino que son unas pequeñas estructuras que hacen la función de raíz. Son bastante importantes puesto que ayudan a minimizar la erosión del suelo. Normalmente estos musgos crecen en lugares con alto grado de humedad ambiental y necesitan de esta misma humedad para poder sobrevivir. Esto hace que la erosión sea menor y el suelo sea más rico en materia orgánica.

Las hepáticas reciben este nombre dado que tienen un parecido con el hígado humano. Es otra planta que, junto con los musgos, tienden a ocupar grandes superficies y crecen en zonas sin sol y húmedas. Ambas plantas necesitan de un alto grado de humedad ambiental para poder crecer en buenas condiciones. Por otro lado, los antoceros son plantas que tienen un tamaño muy reducido que no llegan a superar alturas de más de 3 centímetros. Sus estructuras son primitivas y simples y quedan muy pocas especies que la puedan representar dado que son cada vez más escasas.

Plantas pteridofitas

También existe otro grupo de plantas capaz de reproducirse mediante esporas. Este grupo son plantas vasculares y también utilizan este método de reproducción puesto que no tienen flores y semillas. Los más representativos dentro de las pteridofitas son los helechos. También se le conocen con el nombre de plantas vasculares inferiores ya que aunque tienen raíces están menos desarrolladas que otras plantas superiores como son las plantas angiospermas y plantas gimnospermas.

¿Cómo se clasifican las esporas de acuerdo a su forma y localización?

helechos y reproduccion asexual

Las esporas se pueden clasificar según su función, estructura, origen del ciclo vital o por su movilidad:

Vamos analizar cuáles la clasificación según su función. Cuando analizamos los hongos vemos que cuentan con esporas multicelulares que tienen una pared gruesa como resultado de la reproducción asexual. Se le conoce con el nombre de clamidospora. También tenemos una parte sexual que se conoce con el nombre de zygospora qué son capaces de dividirse mediante la meiosis cuando las condiciones ambientales son propicias para poder germinar.

Las esporas se pueden clasificar según su origen durante el ciclo biológico. Una espora meiótica o meiospora es el producto de la meiosis, lo que significa que es un haploide y producirá células o individuos haploides. Esta es una característica del ciclo de vida de las plantas y las algas. Las mitosporas son producidas por el mecanismo de esporulación y se diseminan asexualmente debido a la mitosis. La mayoría de los hongos producen esporas filamentosas o mitoesporas.

Por último, podemos clasificar a las esporas según su movilidad o motilidad. La motilidad es la capacidad de moverse de forma autónoma y espontánea. Las esporas se dividen según se puedan mover. Las zoosporas pueden atravesar uno o más flagelos y se pueden encontrar en algunas algas y hongos. Aunque las autoesporas no pueden moverse, no tienen potencial para desarrollar ningún daño. Las esporas se excretan activamente de los cuerpos fructíferos (como los hongos).

Algas y bacterias con esporas

Las algas pueden reproducirse sexual y asexual. En el caso de la reproducción asexual, utilizan esporas para este fin. Las algas más simples utilizan esporas en un proceso que tiene muchas similitudes con la etapa de reproducción asexual de las plantas, utilizando corrientes oceánicas en lugar de corrientes de aire para esparcir sus esporas por todo el territorio. De esta forma, el área de distribución del alga puede aumentar y garantizar la colonización del espacio.

Finalmente, algunas bacterias tienen la capacidad de reproducirse a través de esporas. En estos casos, cada célula suele producir una espora, y utilizan esta reproducción como un medio de supervivencia en un entorno desfavorable, más que como un método habitual de reproducción. Algunas bacterias pueden inducir un estado de esporas para protegerse de los cambios de calor, la falta de comida o agua, o incluso la sal, el pH o la radiación extremos, etc., durante un período de tiempo. Algunas de estas esporas son muy duraderas en el tiempo y son capaces de sobrevivir en condiciones extremas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las esporas, sus características y función.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *