ecosistemas de arbustos

Uno de los ecosistemas más frecuentes que existen en la península ibérica es el matorral. Cuando la gente escucha matorral piensa en un único arbusto o matojo. Sin embargo, cuando nos referimos a un matorral estamos señalando a toda una torrentera de campo cuya vegetación está dominaba por arbustos y plantas de este tipo. Existen diferentes tipos de matorrales en función del clima y el relieve de cada zona. Cada uno tiene sus características principales y pueden estar totalmente naturales o afectados por la acción humana.

En este artículo te vamos a contar todas las características, tipos e importancia del matorral.

Características principales

matorrales

Dependiendo del tipo de ecosistema y de las características que tiene cada uno existirán diferentes tipos de matorral. El clima es una de las variables que más condiciona la formación de un tipo u otro de vegetación. El matorral puede aparecer de forma natural o a raíz de la actuación humana. Si el ser humano ha modificado una zona o ha sembrado se pueden extender diferentes tipos de plantas que forman el matorral. De la misma forma pueda ver un ecosistema estable en un determinado lugar un estado temporal que algunos efectos causa en la existencia de un matorral. Por ejemplo, pueda ver un incendio y provoque que el estadio de vegetación se reduzca a un matorral.

Se caracterizan principalmente por tener matas y arbustos de forma predominante. También podemos encontrar diferentes tipos de césped así como plantas herbáceas y geófitas. Se trata de un tipo de ecosistema terrestre que comprende un campo o espacio natural con este tipo de vegetación predominante. Existen plantas que pasan sus épocas menos favorables en forma de rizoma, tubérculo un bulbo que también se pueden encontrar frecuentemente en el matorral.

Los arbustos se caracterizan por tener una forma aproximada de árbol pero tienen un tamaño menor. Nunca superan los 8 metros de altura y en muchas ocasiones tienen un tamaño muy inferior. Ya se pueden ver en los ambientes urbanos y en parques la existencia de arbustos y podemos observar su tamaño. El paisaje que ofrece el matorral es el de una cubierta vegetal a ras del suelo. El paisaje se puede ver desde el fondo dado que no existe un tipo de vegetación suficientemente alta como para tapar el paisaje a lo largo. La vegetación puede ser más o menos densa según el tipo de arbustos que esté presente. Normalmente todos los arbustos tienen baja altura y pueden llegar a estar salpicados de un sitio a otro.

Es aquí donde entramos en el área de distribución del matorral. La forma en la que están distribuidos también condicionan la formación del ecosistema. Por ello, existen diferentes tipos de matorrales según las características principales que predominen en estos ecosistemas.

Tipos de matorral

matorral

Vamos analizar cuáles son los principales tipos de matorral con sus características bien diferenciadas.

Matorral xerófilo

Como la palabra indica se trata de un tipo de ecosistema que predomina las condiciones secas con respecto a otras. Son matorrales que se encuentran en zonas áridas cuyas precipitaciones son escasas y las temperaturas altas de forma constante durante todo el año. Cuando lo referimos a este tipo de matorrales estamos suavizando la versión de los desiertos ya que suelen tener noches más frescas y días calurosos. La ausencia de precipitaciones puede alargarse durante varios meses e incluso años. Todo depende de la zona donde los extremos encontrando en cada momento.

Los arbustos predominantes de estos ecosistemas tienen la capacidad de adaptarse a las condiciones de sequía. Por ello, es habitual encontrar vegetación espinosa como lo son los cactus y arbustos de baja altura. Podemos ver unos ecosistemas clásicos con praderas semidesérticas en las que se encuentra poco o ningún césped. Los matorrales xerófilos en zonas áridas y semiáridas en todas las partes del mundo se extienden por zonas como los Andes en Sudamérica, muchos puntos de la región mediterránea y algunas zonas alrededor del desierto del Sáhara.

Matorral mediterráneo

A este tipo de matorral se le conoce también por el nombre de arbustales, brezales o chaparrales. Estos ecosistemas se encuentran en la regiones de clima mediterráneo o parecido. Se extienden en zonas como California, Chile o Australia, entre otros. La vegetación aquí también se ha adaptado para soportar veranos más calurosos y con menor cantidad de precipitación. Sus plantas son capaces de retener el agua utilizando diferentes estrategias. Algunos arbustos son de baja altura y se encuentran salpicados por el espacio.

Aquí se pueden encontrar algunas plantas aromáticas como la retama, el tomillo o la manzanilla.

Páramo

Los páramos son matorrales de montaña que llegan a crecer en latitudes más altas. En regiones tropicales América, África y Nueva Guinea personas se extienden principalmente. Se desarrollan por encima del bosque montano y se extienden hasta alcanzar las zonas donde hay nieves perpetuas. Estos páramos se pueden llegar encontrar en altitudes de hasta 5000 metros sobre el nivel del mar. El más importante es el andino.

A diferencia de los matorrales que hemos analizado anteriormente, se caracterizan por ser zonas con gran cantidad de humedad. En casi todo el año mantienen altos niveles de humedad y predominantemente tienen un clima frío. Se pueden encontrar especies como las asteráceas, orquidáceas y las gramíneas.

Fauna del matorral

matorral xerofilo

Como es de esperar también existe fauna asociada a estos ecosistemas. Los diferentes tipos de matorrales presentan también variedades diferentes de fauna. Vamos analizar cuales la fauna de los matorrales de forma resumida:

  • Fauna de los páramos: son ecosistemas que tienen una gran diversidad animal en la que podemos encontrar grandes mamíferos y otros de menor tamaño. Entre las aves destacan el colibrí, el pato y el condón. Entre los mamíferos destaca el oso, el puma hoy ciervo.
  • Fauna del matorral xerófilo: aquí se encuentran también una gran cantidad de animales como lo son los reptiles insectos. Podemos encontrar serpientes, iguanas, escorpiones, lagartijas y abejas. En cuanto a las aves, encontramos el correcaminos, el ave carpintero del desierto y otros mamíferos como los murciélagos y las ratas canguro.
  • Fauna del matorral mediterráneo: por último, encontramos una fauna predominantemente con mamíferos como zorros, cabras montesas, conejos y ciervos. Las aves rapaces como el águila imperial ibérica es frecuente que se encuentran estos ecosistemas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre el matorral y sus características principales.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *