Los crisantemos son unas flores muy bonitas

Muchas personas pasan horas buscando por internet una planta que logre cambiar el ambiente que tiene su jardín. Lo más común es que busquen plantas con hojas coloridas y llamativas. Pero también están aquellos que tratan de buscar una especie cuya flor sea tan hermosa, que cualquier jardín envidiará tenerla.

Es normal encontrar flores hermosas y no poder tenerlas porque requieren de un cuidado y terreno en específico. ¿Pero qué dirías si supieras que existe una planta de origen asiático que puedes tener en tu jardín? Si te interesa, de entrada te digo que se llama Chrysanthemum, y que es el crisantemo blanco.

Origen

Los crisantemos blancos son muy bonitos

Cómo pudiste ver en la foto principal de esta entrada, es una flor con bellos colores y con un diseño espectacular. Pero vamos, que se necesita más información sobre ella. Así que procura quedarte hasta el final y descubrir toda la información acerca de esta especie.

El Chrysanthemum o mejor conocido por crisantemo blanco o japonés, es originario de Corea, aunque actualmente es una de las plantas más preferidas por los japoneses. Y las razones son un tanto obvias.

En un mismo sentido, la planta no solo tiene sus orígenes en Corea, sino que se puede encontrar en gran parte del continente asiático y europeo. Un dato interesante es que esta y las otras variaciones de crisantemo eran sembradas y cultivadas en la antigua China. Para ser más específicos, 1500 años a.C.

Y pese a que se puede decir que su origen es Chino en lugar de coreano, por aquella época corea pertenecía al imperio Chino. Pero su popularidad y fama como planta ornamental la consiguió en Japón, probablemente a mediados del siglo VIII de nuestra era.

Ahora bien, ¿te pareció hermosa la flor al inicio? Pues que sepas que esta no es la única flor que encontrarás referente al crisantemo. La razón es que cuando se habla de Chrysanthemum, se abarca alrededor de 30 variaciones diferentes pertenecientes a un mismo género.

Y la que te mostramos en la entrada es la que se conoce como crisantemo blanco. Puedes encontrar el crisantemo tricolor, margarita gigante, crisantemo dorado, rojo, amarillo, azul, etc.

¿Por qué te comentamos esto? Por la simple razón de que cada color de crisantemo representa algo totalmente diferente. Y en el caso del crisantemo blanco, representa las flores de otoño y es un símbolo de placer y felicidad, aunque también puede significar el dolor que se siente tras una ruptura o separación emocional.

Características del crisantemo blanco

Comencemos por la ventaja principal del crisantemo, y es que gracias a su floración tardía, tu jardín tendrá mucho más color, solo cuando el resto de las flores hayan pasado su periodo de floración, lo que significa que siempre tendrás una planta florecida en tu jardín.

En cuanto a las características físicas, cabe decir que la planta posee una altura máxima de 1.5 m aproximadamente. Puedes ser mayor o menor a esto pero por muy poco. Las hojas se encuentran ubicadas e manera alternada y pueden tener una forma ya sea ovadas o lanceoladas.

En un mismo sentido, las hojas presentan una forma dentada en sus bordes y llegan a medir hasta 9 cm de largo, mientras que el ancho de cada hoja es tan solo de 4 como máximo. Pero a nivel general, cada hoja tendrá un tamaño diferente. Por lo que las medidas estándares serían entre 4 y 9 cm para el largo y entre 4 y 6 para el ancho.

En lo que respecta a sus flores, están tienen un buen tamaño, tanto es así, que puede ser rodeada por la palma de una mano adulta. Su forma de agrupación es por tallos y los pétalos de la flor son redondos. Se estima que la cantidad de flósculos se ubica entre los 100 y 200.

Ya para finalizar y más que un dato informativo sería más bien curioso, es que las flores tienden a poseer una disposición diferente según el nivel de temperatura y qué tan adaptada está la planta al ambiente y al lugar donde está plantada.

Cuidados

Los crisantemos blancos son muy decorativos

Si queremos plantarlos debemos esperar a la primavera, aunque no florezcan hasta noviembre. Se hace en esta época porque las temperaturas son más agradables y permiten un mejor éxito en su crecimiento, dado que en invierno y otoño pueden sufrir heladas y no las resisten muy bien.

Es mejor esperar a que las temperaturas sean más altas para sembrarlos. Si el crisantemo blanco lo compramos en otoño en una maceta, podemos plantarlos directamente en el suelo, a ser posible con terrazo.

Si haces esto, la resistencia de los crisantemos será menor, aunque no significa que merme su supervivencia. Para ayudarlo en estas temperaturas más frías, lo mejor es colocarlo en lugares bien soleados y así favorecer su floración.

En casi todo el mundo, se ha llegado a la conclusión que los crisantemos son las plantas más cultivadas después de las rosas. Pero pese a su gran variedad y relativamente fácil cultivo, se necesita saber ciertos puntos para que la planta pueda crecer sin ningún problema.

Entre ellos se encuentran:

Cantidad de iluminación

Este es uno de los principales factores que la planta necesita obligatoriamente. Para resumírtelo lo máximo posible, los crisantemos blancos o de cualquier otra variación requieren cerca de 8 horas de sol.

Eso sí, el hecho que necesita tanta cantidad de luz solar, no significa que debas tenerla directamente bajo el sol. Puedes tenerla en un lugar donde sea la luz solar de la mañana que incida sobre ella y ya luego para las 2 o 3 de la tarde que vuelva a recibir rayos solares.

Nivel de humedad

El nivel de humedad tiene que ser específico, puesto que si es muy alto, tenderá a perder la rigidez de sus tallos y no logrará soportar todo el peso de la planta, por lo que el porcentaje de humedad tiene que ubicarse entre los 60 y 70%.

Cuidar la cantidad de humedad es vital, ya que le evitará complicaciones a la planta, como lo pueden ser podredumbre en sus tallos y raíces, o padecer de quemaduras, tener tallos cortos y una floración irregular. Esto en el caso que la humedad esté por debajo de lo mencionado.

El tipo de suelo

El suelo tiene que tener un nivel de fertilidad alto, tiene que ser de consistencia arenosa y sobre todo, ser suelto. Además y como en muchas de las plantas con características herbáceas y perennes, requiere de un suelo que esté bien drenado.

De lo contrario, la humedad será muy alta y ya sabes lo que pasa. Ahora, un detalle importante es que el suelo tiene que tener buena cantidad de materia orgánica, ya que esto le permitirá a la planta tener nutrientes. Además, el suelo tiene que tener un pH de entre 5.5 y 6.5.

El riego del crisantemo blanco

A pesar de todo lo mencionado, los crisantemos blancos tienen pocos cuidados. Uno de ellos es el de regarlos con regularidad si no llueve y quitar las flores que se van marchitando a medida que van apareciendo.

Para regarlos correctamente, basta con tenerles la tierra siempre húmeda. No mojes su follaje para evitar la aparición de enfermedades como la roya o el moho.

Ahora bien, ¿te gustaría saber lo forma en cómo se debe sembrar un crisantemo? A continuación te vamos a explicar el paso a paso de cómo se debe sembrar un crisantemo. Poco a poco tus habilidades de cultivo irán mejorando, y lo bueno es que lo puedes aplicar a una gran variedad de crisantemos.

Cultivo

Los crisantemos blancos florecen en otoño

Lo primero que debes saber y tener siempre presente al momento de cultivar o sembrar crisantemos, es que lo puedes hacer mediante sus semillas o por esquejes y que puedes extraer desde el tallo de la planta.

En caso que optes por cultivar crisantemos blancos mediante semillas, que sepas que debes coleccionarlas y cuando el invierno haya finalizado, comenzar la plantación. Solo asegúrate de mantenerlas en un lugar seco hasta que llegue la primavera.

Ahora sí, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Toma el sustrato que hayas seleccionado y rellena una maceta de buen tamaño.
  2. Agrega un poco de agua de mano uniforme y luego esparce las semillas por la superficie de la maceta. Eso sí, si tienes una maceta de alrededor de 10 u 12 cm de ancho, tienes que agregar solo tres semillas como máximo, y esto con la intensión de crezca a una distancia prudencial una de otra.
  3. Cubre las semillas con más sustrato hasta llegar al tope de la maceta. En caso que hayas elegido el método de los esquejes, solo deberás sembrarla y presionar para que quede todo compacto y luego regar la tierra nuevamente.

El crisantemo blanco es considerado una de las flores otoñales más valoradas y son ideales para atraer la alegría y la risa a un hogar. En el lenguaje de las flores, el crisantemo significa perfección, eternidad y alegría, así que deberías obtener uno lo más pronto posible y comenzar a llenar tu jardín con crisantemos bellos y hermosos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *