plaga polilla

Hoy vamos a hablar de una nueva especie de insecto que sea considerado una plaga que amenaza a los cultivos agrícolas. Se trata de la Helicoverpa armígera. Es una nueva especie que amenaza a los cultivos y, por ello, ha preocupado a instituciones, investigadores, empresas y productoras del ámbito agrícola. Es conocida por el nombre común de oruga capullera del viejo mundo. Este nombre se debe a los diversos daños que causa en Europa, Asia, África y Oceanía.

En este artículo vamos a contarte todas las características, ciclo de vida y control de la plaga Helicoverpa armígera.

Características principales

Helicoverpa armígera

Se trata de un tipo de insecto que ataca a los cultivos agrícolas y que fue identificado por primera vez en Brasil en el año 2013. La preocupación viene a raíz de que sus poblaciones han aumentado considerablemente en los últimos años. No sólo esta especie en concreto, sino todas las especies que pertenecen al género Helicoverpa. La causa del incremento de estas poblaciones se debe principalmente a una serie de modificaciones que ha tenido lugar en los sistemas agrícolas. Una de estas modificaciones son las siembras sucesivas de diversas especies vegetales hospederas.

Estas son especies dónde estos insectos pueden desarrollarse y expandirse. Son cultivos como las hojas, el maíz y el algodón. Todos estos cultivos se expanden en áreas muy extensas y ayudan a brindar alimento y hábitat para que el Helicoverpa armígera se pueda extender durante gran parte del año.

Es una especie de insecto bastante polífaga lo que hace que sus larvas causen daños tanto en la tapa de vegetativa como en la etapa reproductiva de las plantas. Se alimenta básicamente de las hojas, brotes, tallos, flores, botones florales e, incluso, los frutos que tengan un mayor tamaño. Principalmente se encuentra en cultivos como es el sorgo, el tomate, garbanzo, girasol, algodón, maíz y soja, entre otros.

Debido a que la agricultura en la actualidad tiene grandes terrenos con amplio rango de especies hospederas y le sumamos las malezas contribuyen a una buena supervivencia y dinámica estacional de la plaga. Está maleza juega un papel fundamental en la supervivencia y el desarrollo de la Helicoverpa armígera.

Aspectos biológicos de la Helicoverpa armígera

Helicoverpa armígera huevos

Se trata de una especie que tiene un alto potencial reproductivo. Tan sólo una hembra es capaz de colocar entre 1000-1500 huevos, llegando a una cantidad de 150 huevos al día. Estos huevos los coloca de forma aislada o en pequeños grupos que dificulta su identificación. Suele colocarlo en las flores, tallos, frutos y hojas y lo más normal es que estén situados en la cara superior.

La duración del ciclo biológico de estos insectos son 4-6 semanas, aunque dependiendo de las condiciones ambientales puede llegar a tener entre 2-11 generaciones al año. Para poder identificar estos huevos, que es de donde hay que atacar de raíz, hay que fijarse en el color blanco amarillento y que a veces se va tornando de un color más oscuro conforme se aproxima a la eclosión. El periodo de incubación de los huevos tan sólo es de 3 días. Esto hace que la acción para detener el desarrollo y crecimiento de la plaga sea vital para frenar su expansión.

Ciclo biológico de la Helicoverpa armígera

Helicoverpa armígera adulta

El periodo de la larva consta de 6 estadios. En la primera parte se alimentan de las partes más tiernas que tienen los cultivos y es el momento adecuado para el control químico de la plaga. Se vuelve más sencillo su control gracias a que las larvas están más expuestas y son más susceptibles a los agentes químicos externos. Conforme más van creciendo adquieren diferentes coloraciones a que van variando dependiendo del tipo de alimento que consuman. De esta forma se hace más difícil su detección dado que se puede llegar a camuflar entre la maleza y el resto de los cultivos.

La fase de prepupa es aquella que comprende el periodo desde que la larva detiene su alimentación continua hasta la fase de pupa. Es aquí cuando la pupa del Helicoverpa armígera presenta un color marrón y su desarrollo ocurre en el suelo. Dependiendo de las condiciones climáticas reinantes en ese momento, puede llegar a entrar en diapausa. Esto significa que deja de crecer durante un tiempo hasta que las condiciones ambientales sean las favorables.

Una vez que alcanza la etapa de adulto, las mariposas poseen una coloración amarillenta en las hembras y un gris verdoso en los machos. La forma fácil de distinguirlos es analizando la banda más oscura que tiene en el tercio distal y una mancha más oscura en el centro de las alas delanteras. Las alas posteriores son algo más claras y tienen un borde apical oscuro.

La Helicoverpa armígera tiene una gran capacidad de dispersión ya que los adultos se pueden desplazar a distancias de hasta 1000 kilómetros por campaña. Asociado a esto también se presenta una elevada capacidad de supervivencia incluso cuando las condiciones ambientales son adversas. Estas condiciones pueden ser de calor excesivo, período o una sequía prolongada. Otra de las características por las que destaca esta plaga es su alto potencial para desarrollar la resistencia los diferentes insecticidas. Entre los insecticidas a los que más resistencia tienen se encuentran los piretroides, carbamatos y organofosforados, y a cultivos transgénicos.

Daños y tratamiento

Entre los daños que provoca esta plaga encontramos unas pérdidas anuales que alcanzan los 5 billones de dólares en todo el mundo. Y es que puede causar daños en las estructuras reproductivas de los cultivos y generan que no se puedan desarrollar. Para poder tener un tratamiento efectivo ante estas plagas es necesario conocer la biología y la dinámica de las poblaciones de este insecto. El monitoreo es lo más importante de cara a analizar la parte de su ciclo de vida donde son más vulnerables.

Para este monitoreo se pueden utilizar trampas de luz y feromonas. El control químico se basa principalmente en el uso de insecticidas, aunque se ha visto una gran resistencia a diferentes tipos de ellos. Acerca de carbón que produzca que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Selectividad del insecticida para preservar los enemigos naturales. De esta forma conseguiremos que los depredadores de la Helicoverpa armígera pueda seguir cazando.
  • Conocer los mecanismos de acción de los insecticidas para realizar una rotación, evitando el desarrollo de una resistencia.
  • Utilizar bien la dosis a emplear.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre Helicoverpa armígera y sus características.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *