avispilla del castaño

Hoy vamos a hablar de un tipo de plaga que afecta directamente al castaño. Se trata de la avispilla de castaño. Su nombre científico es Dryocosmus kuriphilus. Se trata de un insecto cinípedo que proceden de China y que se detectó por primera vez en España en el año 2012. Con el paso del tiempo, se ha extendido en prácticamente toda la zona española. Es un tipo de plaga bastante peligrosa para estos árboles.

En este artículo vamos a contarte todas las características, ciclo de vida y tratamiento de la avispilla del castaño.

Características principales

combatir la avispilla del castaño

Se trata de un tipo de insecto cuyos adultos hacen su vuelo en la época de primavera. Es en esta época cuando ponen los huevos en las yemas de las axilas de las hojas. Los adultos son hembras partenogénicas. Esto quiere decir que no necesitan ser fecundadas para poder ovopositar. Cada una de ellas es capaz de poner hasta 150 huevos. Esta capacidad de las hembras hace que la planta tenga una muy rápida expansión.

Entre las características que tienen las crías es que permanecen en forma de larva hasta la época de brotación en el siguiente año. Es aquí cuando la savia comienza a ascender y las yemas de las ramas comienzan a brotar. En este momento es cuando las larvas salen del estado de latencia para poder alimentarse de las reservas nutritivas del árbol. El problema de este tipo de alimentación es que provocan una especie de agallas que provocan la reducción de la superficie foliar que puede hacer la fotosíntesis hasta en la mitad. Este problema a atacar a bastante al castaño no permite que realice bien la fotosíntesis.

Lucha biológica contra la avispilla del castaño

Dryocosmus kuriphilus

Como hemos visto, se trata de un tipo de plaga bastante complicada de controlar. Esto hace que se tengan que idear diversos remedios. Hasta el momento, la única lucha efectiva es la biológica mediante la suelta de otra especie de insecto parasitoide. Se trata del insecto Torymus sinensis. La forma de controlarlo viene a causa de que pone sus puestas en las agallas y se alimentan de las larvas de la avispilla del castaño. Esta solución pasa por la realización de sueltas masivas de adultos en la época de brotación. Más o menos se requieren entre 6 y 8 años de actuación para aquellos casos de demasiada infección para poder alcanzar un equilibrio de las poblaciones.

Esto es de esperar dado que es un control biológico totalmente natural fuera de pesticidas artificiales. En el momento en el que las poblaciones de ambos insectos alcanzar el equilibrio, ya se dejan de hacer necesarias las sueltas de nuevos individuos. Los efectos de la plaga dejan de actuar al afectar la producción. Un ejemplo de estos controles de poblaciones se ha dado en Galicia. Se comenzó a realizar sueltas experimentales de este insecto parasitoide en el año 2015. A pesar de ello, el punto de partida se considera el año 2018, puesto que fue el año donde se comenzaron a realizar sueltas de forma masiva.

Recientemente en España se han aprobado la suelta de diversos productores habiendo en España hasta 4 empresas que están autorizadas para la comercialización de insecto parasitoide. Por ello, al poder comercializar se, quiere decir que se pueden realizar sueltas a nivel particular.

Resultados de las sueltas

nueva plaga

Entre los resultados de las sueltas se pueden obtener buenos datos. Se han tenido en cuenta las sueltas y se ha realizado una serie de prospecciones en el campo. Se recogieron entre 5 y 10 agallas de 4.400 puntos y se consiguieron recuperar Torymus en 53 de ellos. Aquí se encontraron 146 individuos. Esta muestra que la suelta de los insectos parasitoide es de la avispilla del castaño tiene una tasa de éxito del 3% en el primer año. Fue el primer año de la suelta masiva, lo cual es un resultado bastante esperanzador. Se espera un crecimiento exponencial de este insecto parasitoide en los próximos años que ayudan a mejor al control de poblaciones de la avispilla del castaño.

Prácticamente casi todo el territorio de la península Ibérica tiene zonas productoras de castaña. En estas zonas se encuentran castaños afectados y se están realizando sueltas de este parasitoide en la mayoría de todas las regiones mencionadas.

Variedades resistentes a la avispilla del castaño

Vamos a ver cuáles son las diferentes especies y variedades resistentes a la avispilla del castaño. Entre las primeras encontramos algunas variedades muy tolerantes como la Negral, una variedad longuistaminada, muy utilizada como polinizador, o la Longal, una de las variedades más demandadas para la industria transformadora. De entre las menos tolerantes encontramos las variedades De Parede o Ventura entre otras. Ninguna de estas variedades tradicionales han conseguido mostrar una resistencia total a la plaga.

Por ello, se han establecido algunas pautas de acción frente a esta plaga. Vamos a ver cuáles son los principales puntos de acción:

  • No hay que eliminar las agallas. Es posible que en las agallas creadas por la avispilla del castaño ya estén viviendo dentro el parasitoide. Por ello, podríamos estar perjudicando a este tipo de lucha biológica. Debemos tener en cuenta que el Torymus permanece en las agallas secas hasta su salida en la siguiente primavera. También es importante tener en cuenta que no se deben eliminar durante las podas de invierno. En todo caso, se pueden dejar las ramas podadas en la parcela para que las larvas del parasitoide puedan llegar a sobrevivir.
  • No es aconsejable el uso de insecticidas. Ya se ha llegado a la conclusión de que los insecticidas no tienen ningún efecto contra la plaga. Además, podrían afectar al parasitoide.
  • Regar y abonar durante la época de verano es una buena opción para conseguir crecimientos posteriores a los vuelos de la avispilla del castaño. En estas yemas pueden brotar libre de la plaga al siguiente año gracias a estas prácticas.
  • En el caso de desbroces, es aconsejable no realizarlos en la época de primavera. Esto es debido a que el Torymus se alimenta del polen y del néctar y pueden usar toda la vegetación como refugio. Si queremos que el parasitoide pueda desarrollarse en buenas condiciones y combatir a esta plaga, es mejor evitar los desbroces en la época de primavera.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la avispilla del castaño y cómo combatirla.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *