La jardinería empezó en el 1500 a. C.

A lo largo de la historia del ser humano, cuando nos establecimos en los núcleos urbanos, siempre se ha tenido en cuenta la naturaleza como elemento imprescindible. Tanto para la decoración, como la inspiración y el bienestar.

Si nos centramos en la jardinería, esta empieza con el deseo de tener un trozo de naturaleza cerca de nosotros, ya sea para embellecer el hogar y/o para presumir de él. Pero, ¿cuándo empezamos a diseñar jardines?

Primeros tiempos

El jardín de Alexandría es muy antiguo

Imagen – Flickr/Elias Rovielo // Jardines de Montazah, en Alejandría (Egipto)

Desde hace milenios atrás en la historia, siempre se han cultivado plantas para la alimentación y no para la belleza o la decoración. La primeras evidencias que se tienen de los primeros jardines ornamentales se encuentran en las pinturas de las tumbas egipcias del año 1500 a.C.

De aquel entonces las pinturas representaban el arte y la expresión del ser humano de la belleza y la inspiración. Las pinturas mostraban estanques rodeados con flores del loto e hileras de acacias y palmeras.

Los jardines antiguos más sobresalientes en el mundo occidental fueron los de Ptolomeo, en Alejandría, y la afición por esta práctica fue llevada a Roma por Lúculo. La influencia de los jardines fue extendiéndose por todo el mundo y cada vez se conocían más y se iban explorando nuevas técnicas a la vez que se adquirían nuevos conocimientos sobre las plantas y flores.

Los jardines de la Alhambra y el Generalife en Granada y el Patio de los Naranjos en la Mezquita de Córdoba son dos ejemplos de este tipo de jardines que cada vez fueron tomando más relevancia en el mundo moderno.

Ejemplos de jardines históricos

Podemos considerarnos afortunados, ya que hasta nuestros días han llegado jardines que no solo se diseñaron lo suficientemente bien para resistir el paso del tiempo, si no que además con el paso de los años los encargados en sus cuidados realizan su trabajo de una forma excelente. Así, encontramos jardines históricos y bien conservados en prácticamente todo el mundo. Nosotros te recomendamos visitar estos:

Alhambra (Granada, España)

Los Jardines de la Alhambra están en Granada

Imagen – Wikimedia/AdriPozuelo

Los Jardines de la Alhambra son unos de los más antiguos de España. Se empezaron a construir durante la etapa nazarí, durante la Edad Media (hacia el año 1238). Forman parte de un Conjunto Monumental formado por palacios y otras edificaciones de estilo tradicional árabe. 

Generalife (Granada, España)

El Generalife es un jardín que se encuentra en Granada

Imagen – Wikimedia/Heparina1985

En Granada, muy cerca de la Alhambra encontramos otro jardín histórico: el de Generalife. Fue construido entre los años 1273 y 1302, y se utilizaron por la familia real como huerto pero también para su disfrute personal.

Alameda Central (México)

La Alameda Central es un jardín histórico

Imagen – Flickr/chrisinphilly5448

En México podemos visitar el que es el jardín histórico más antiguo de toda América: la Alameda Central. Se empezó a construir en el 1592, y es un bonito lugar con varios parques y fuentes, además de por supuesto numerosos árboles que le dan sombra.

Avenida de los Campos Eliseos (París)

La avenida de los campos elíseos está en Francia

Imagen – Wikimedia/jean-louis zimmermann

Aunque hoy es una vía por la que circulan vehículos de motor, en el pasado fueron transitados por carros tirados por caballos. Y es que se empezaron a construir en el 1640, plantando una serie de árboles desde el Louvre hasta el Palacio de las Tullerías. Como es tradición en Francia y en muchos otros países del mundo, una serie de estatuas de gran tamaño embellecen el lugar.

Hyde Park (Londres)

En Londres hay un jardín histórico, el Hyde Park

Hyde Park es uno de los parques públicos más grandes que hay en Londres. Se creó en el 1536, y ocupa una superficie de 142 hectáreas. Este lugar, en el que se encuentran el lago Serpetine y el de The Long Water, ha sido testigo de debates y discursos que se llevarían a cabo desde el 1872. En la actualidad sin embargo, acoge otro tipo de eventos, como conciertos de grupos musicales.

Jardines modernos

El jardín moderno prefiere grandes espacios abiertos

En el siglo XIII, la jardinería revivió en Europa en Languedoc y la Isla de Francia y a comienzos del Renacimiento surgieron los jardines de estilo italiano donde, en detrimento de las flores se utilizaba especies de arbustos como el boj y el mirto que se esculpían en variadas formas.

Más adelante se comenzaron a construir los primeros espacios públicos con jardines y parques arbolados para dar paseos a pie y en coches de caballo.

Por último, ya en el siglo XX, los jardines se han introducido como parte de la ordenación urbanísticas de las ciudades. Los jardines siempre han tenido una gran importancia para la civilización y lo seguirán teniendo en un futuro.

Ejemplos de jardines modernos

La jardinería y el paisajismo modernos son una mezcla de lo que se hacía antes, y el deseo de perfeccionar lo aprendido. En algunas ocasiones vemos que se quiere acercar aún más la naturaleza a la humanidad, pero en otras en cambio se pretende alterar el paisaje incluyendo estatuas, monumentos y demás figuras artificiales con el objetivo de demostrar que los humanos podemos tener control sobre la naturaleza (un control un tanto engañoso, porque la humanidad forma parte de ella, y la necesitamos para seguir adelante. Pero este es otro tema).

Estos son algunos de los jardines modernos más bonitos:

Jardín Botánico de Berlín (Alemania)

El Jardín Botánico de Berlin es de reciente creación

Imagen – Wikimedia/Pismire

En la capital de Alemania hay un Jardín Botánico que fue creado entre los años 1897 y 1910, aunque su origen se remonta al 1573, cuando el jardinero Desiderius Corbianus cultivaba una gran cantidad de frutas y otras plantas comestibles en el palacio de la ciudad de Berlín. Ocupa una superficie de 43 hectáreas, y cuenta con unas 22 mil especies distintas de plantas, no solo comestibles, si no también ornamentales.

Las Pozas (México)

Las Pozas son unos jardines escultóricos que están en México

Imagen – Wikimedia/Rod Waddington

Si existe un jardín en el que los elementos artificiales combinan extrañamente bien en medio de una selva tropical ese es Las Pozas. Fue creado por el arquitecto Edward James entre los años 1947 y 1949, y si vas a visitarlo verás que es un jardín surrealista, con escaleras, arcos, y una serie de figuras integradas en el paisaje.

Jardín Botánico de Sóller (Mallorca, España)

El Jardín Botánico de Soller es un jardín conservacionista

Imagen – Wikimedia/Anatoliy Smaga

»Barriendo para casa» como se suele decir en castellano, te recomiendo que visites el Jardín Botánico de Sóller, en Mallorca (mi isla de nacimiento y residencia). Se fundó en el año 1985 y se abrió al público en 1992, y es uno de los mejores lugares donde aprender y disfrutar de la flora mediterránea, tanto de montaña como de litoral. También tienen plantas representativas de otras islas bañadas por el Mediterráneo, de las Islas Canarias, y de otros lugares (como por ejemplo cactus cuyas especies son originarias de América).

Jardín Botánico de Castilla-La Mancha (España)

El Jardín Botánico de Castilla la Mancha se encuentra en España

Imagen – Wikimedia/JBCLM

En el año 2003 se creó el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, cuyo objetivo principal es el de investigar, conservar y dar a conocer las plantas que crecen en el Mediterráneo Continental, así como de otras partes del globo. Ocupa una superficie de 7 hectáreas, y alberga unas 28 mil plantas, muchas de ellas en peligro de extinción.

Palmetum de Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias, España)

El Palmetum de Tenerife es un jardín moderno

Imagen – Wikimedia/Noemi M.M.

En Tenerife tienen un jardín botánico que ocupa una superficie de 12 hectáreas. El Palmetum se empezó a construir en el año 1995 y se inauguró en el 2014. Es, por consiguiente, unos de los más modernos de España. En él crecen sobre todo palmeras, de unas 600 especies distintas, pero también hay otro tipos de plantas de distintas partes del mundo.

Los jardines son lugares donde es posible desconectar. Algunos incluso se utilizan para cultivar plantas aptas para consumo humano, algo que es muy interesante ya que es una manera de ahorrar dinero. ¿Qué te han parecido los jardines que te hemos mostrado?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *