bajocas

Las bajocas son las clásicas judías verdes de toda la vida. Se trata de plantas herbáceas anuales de tipo trepadora cuya semilla se extraen de sus vainas y constituyen un alimento bastante consumido en todo el mundo. Se le conoce por otros nombres comunes como poroto, frijol, alubia y habichuela. El origen de las bajocas se puede encontrar en la región de Mesoamérica de Sudamérica.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre las bajocas, sus características y su cultivo.

Origen y características de las bajocas

bajocas cultivo

Las bajocas  son plantas herbáceas anuales y trepadoras. Las semillas extraídas de las vainas constituyen el alimento que se consume actualmente en todo el mundo.  Las bajocas se originaron en América Central y del Sur, especialmente en el área de la meseta peruana, y su historia de cultivo se remonta a más de 8.000 años. Aunque existen muchas variedades denominadas judías verdes, la más famosa de ellas son las llamadas Phaseolus vulgaris, que pertenecen a la familia de las leguminosas.

Es reconocida como hierba anual. Es una planta erguida y trepadora, y utiliza una guía para ascender por las paredes, pilares o tejidos donde puede crecer. Tienen un tallo de tipo pubescente y sus hojas son tri-pinnadas con una forma lanceolada. Tienen un color verde intenso que les caracteriza.

Las flores están dispuestas en racimos axilares más cortos que las hojas. Esta planta tiene un racimo de pistilos, que produce una leguminosa alargada, lineal, de color verde y de 4 a 10 semillas en forma de riñón que conocemos como frijoles, bajocas o judías verdes. Las vainas tiernas de ciertas variedades también son comestibles y en algunas áreas se les llama chauchas.

Las antiguas civilizaciones prehispánicas de Centro y Sudamérica, con especial atención al altiplano peruano, conocían muy bien esta planta, no solo se utilizaba como semilla, sino también como moneda de cambio. Cuando los españoles llegaron al territorio americano, las bajocas cruzaron el Atlántico y su cultivo se extendió por Europa y Asia.

Consumo de bajocas

planta de la judia verde

Las semillas de estas plantas se pueden comer frescas o secas. De hecho, cuando se consume fresco, se le llama judías verdes. Para este consumo se utiliza tanto la semilla como la legumbre que lo recubren. Las bajocas se pueden comer después de la cocción sin separar las semillas de las judías.

Por otro lado, el consumo de las bajocas secas es el resultado de dejar madurarlas. Una vez maduras se recolectan y se extraen las conocidas semillas en forma de riñón. Estas semillas luego se secan al aire y se venden en este estado. En definitiva, digamos que las bajocas son aquellas judías recién preparadas para el consumo, y sus semillas están dentro de la legumbre.

Cultivo

judias verdes perona

Las bajocas necesitan de algunas condiciones ambientales a y cuidados únicos para poder tener un buen desarrollo y crecer en buenas condiciones. Vamos a pasar a analizar cuáles son los aspectos principales a tener en cuenta. Lo primero de todo es la temperatura. Estas legumbres prefieren un clima algo húmedo y suave que no tenga cambios bruscos de temperatura. Los climas húmedos y suaves son los que dan buenos resultados, aunque los climas cálidos son los que otorgan mejores resultados. Las temperaturas inferiores a 12 grados hacen que las bajocas no se pueden desarrollar bien. El rango de temperaturas que superan los 30 grados puede llegar a provocar abortos en los frutos.

Todo ello hace que los climas moderadamente cálidos sean los más óptimos para las bajocas. El segundo aspecto tener en cuenta es el suelo. Las judías verdes aceptan una gran variedad de suelos siempre y cuando sean suelos ligeros y dispongan de un buen drenaje. Recordamos que el drenaje es la capacidad del suelo para poder filtrar el agua de lluvia o de riego sin llegar a acumular la misma. Si el agua se acumula demasiado durante las lluvias un riego puede llegar a pudrir las raíces de las bajocas. Otro aspecto del suelo tener en cuenta es la cantidad de materia orgánica. Deben ser ricos en la misma.

Con respecto al pH del terreno, es preferible que los valores óptimos oscilen entre los 6-7.5. Un detalle tener en cuenta es que después de la temporada fría es recomendable aguardar aquí el suelo pueda recuperar la temperatura óptima para iniciar de nuevo la siembra. De lo contrario, no podrá desarrollarse en buenas condiciones.

Hay que realizar la siembra de forma directa a partir de las semillas. En cada ocasión se deben colocar entre 2-3 semillas que serán cubiertas con unos 3 centímetros de tierra. La primavera es la temporada perfecta para iniciar la siembra puesto que las temperaturas del suelo han aumentado un poco. En regiones que no tengan temporadas frías también se puede iniciar el cultivo en otoño. Una vez se ha sembrado, la germinación suele comenzar a los 10 días por lo general. El crecimiento va algo más lento y hay que esperar uno 90 días aproximadamente para su recolección. Cuando las vainas o legumbres tienen una longitud de unos 15 centímetros en cuando a que comenzar su recolección.

Hay que regar con regularidad manteniendo siempre la adecuada humedad del suelo y evitar cualquier tipo de encharcamiento. Es importante que el suelo se mantenga con un cierto grado de humedad para que la planta pueda disponer siempre de agua. Sin embargo, no debemos confundir el encharcamiento con la humedad.

Beneficios y propiedades

Estas plantas son bajas en calorías, ricas en fibra, potasio y beta carotenos. Se suelen ofrecer en algunos platos de los restaurantes con gran calidad. El algunos de ellos se pueden ver citadas como chauchas. Dado su alto contenido en vitaminas y fibra, son excelentes para reducir el colesterol y prevenir la obesidad y los estreñimientos. Las bajocas se deben consumir cocidas, tanto la vaina como las semillas puesto que son legumbres aún inmaduras.

El principal país productor de bajocas en todo el mundo es la India. Suelen exportar grandes cantidades de judías a todo el resto del mundo. La demanda es bastante alta.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las bajocas, sus características y su cultivo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *