Azufaifo en maceta

Originario de China, el azufaifo es un árbol frutal poco conocido por muchos que da un fruto dulce al que se le llama dátil china. Sin embargo, este arbolito se puede cultivar también en otros países, ya sea en la tierra o teniendo un azufaifo en maceta.

Pero, ¿cómo cuidarlo en una maceta? ¿Se planta igual? ¿Y si quieres trasplantarlo? Si nunca antes has oído hablar de este árbol y ahora te ha picado la curiosidad, a continuación te damos las claves para que sepas todo lo que necesitas sobre sus cuidados.

Cómo cuidar un azufaifo en maceta

Cómo cuidar un azufaifo en maceta

El azufaifo es un árbol muy resistente. Es capaz de adaptarse a cualquier clima y ambiente en el que le coloques que siempre va a mantenerse vivo (salvo que alguna enfermedad o plaga lo haga enfermar). En España se adapta bien a clima frío, templado y caluroso, aunque no es un árbol que tenga mucha popularidad, al igual que sus frutos, las azufaifas. Aun así, cada vez son más los que empiezan a conocerlo y, para ello, aquí te dejamos las claves para tener un azufaifo en maceta.

Ubicación y temperatura

Has de tener en cuenta que el azufaifo, si bien se adapta a cualquier clima, proviene originariamente de China, donde no hace tanta calor como en otros países. Así que los expertos determinan que, si la zona donde vas a poner el azufaifo en maceta supera los 45 grados, es mejor plantearse otro tipo de árbol porque no va a tolerar tanta calor.

En cuanto al frío, ha de hacer mucho para que la planta sufra, por lo que también es viable (salvo inviernos muy, muy fríos). En esos casos, puedes resguardarlo hasta que pase lo peor y luego volver a sacarlo.

La ubicación del azufaifo ha de ser de exterior. El árbol necesita la luz solar para cubrir parte de sus necesidades. Así que, en la medida de lo posible, ponlo a pleno sol.

Suelo

Es importante que le proporciones una tierra que sea muy nutritiva pero, a la vez, que tenga un buen sistema de drenaje. Las raíces del azufaifo son bastante grandes y densas, razón por la que, en la tierra, se suelen plantar este tipo de árboles a una distancia de mínimo 3 metros entre ellos.

En una maceta, el azufaifo no va a poder encontrar nutrientes por sí mismo, sino que tienes que proporcionárselos tú, de ahí que debas usar siempre suelos con materia orgánica y un buen sistema de drenado.

Eso sí, debemos avisarte que, por su condición, es capaz de adaptarse a cualquier entorno que le des, ya sea uno enriquecido o seco, pobre, salino…

Riego

El riego es una de las actividades que más miedo nos da a la hora de cuidar una planta, y no iba a ser menos en un azufaifo en maceta. Cuando este lo tienes en el jardín plantado es normal que te ayudes de la lluvia para regarlo, pero en una maceta esto es más complicado.

Sin embargo, has de saber que el azufaifo no precisa ser concienzudo en el riego. En otras palabras, si se te olvida regarlo, aguantará. Si se seca, puede aguantar vivo un tiempo.

Esto quiere decir que, no necesita un riego constante, aunque sí regular, pero si te olvidas, no te vas a encontrar con la planta marchita.

Ahora bien, no es recomendable prescindir del riego. Lo necesitará de manera habitual, sobre todo si quieres que en primavera y verano desarrolle los frutos. En invierno puedes regar 1-2 veces a la semana, dependiendo de la zona en que vivas. En verano, has de aumentar en base a las necesidades y temperatura, pero entre 3 y 5 veces a la semana.

Abono

El azufaifo no necesita de abono, pero si quieres ayudarle a que produzca frutos, puedes utilizar abonos con materia orgánica, que son los mejores.

Poda

Has de saber que el azufaifo en general es de crecimiento lento, por tanto, en una maceta el azufaifo no va a crecer muy rápido y eso implica que la poda la hagas más de mantenimiento, por si alguna rama se desvía o entorpece a otras.

Hazla siempre a final del invierno para que las heladas no afecten al interior del árbol a través de los cortes.

Multiplicación

¿Crees que el azufaifo en maceta no se puede reproducir? Pues estás equivocado porque sí se puede. Una de las formas más fáciles de hacerlo es a través de los retoños de la base, separándolos de esta y haciendo que desarrollen raíces para tener una nueva planta. Otra forma también igual de fácil es a través de los esquejes, aunque estos han de ser en verano.

Por último, también tienes las semillas. Si bien, al ser de crecimiento lento, esto implicará que el árbol tarde bastante en alcanzar una vistosidad.

Cómo se planta un azufaifo

Cómo se planta un azufaifo

A la hora de plantar un azufaifo en maceta debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Prepara la maceta. Te recomendamos que sea una grande para que así no tengas que estar trasplantándolo cada dos por tres porque crezca (aunque es de crecimiento lento, al final tendrás que cambiarlo). Intenta que sea ancha y larga.
  • A continuación, echa una base de material drenante. También puedes hacer una mezcla de drenante con materia orgánica para que la tierra no se apelmace.
  • Siembra la semilla, el esqueje o los retoños en la tierra. Puedes echarle un abono arenoso para ayudarle a fijarse más fácilmente. Además, debes cubrir con mantillo que aporte humedad y lo nutra bien.
  • Los primeros días debes tenerlo en una zona de semisombra, a ser posible donde haga poco viento. Al cabo de unos días puedes colocarla en un lugar con mucho sol.

¿Se puede trasplantar un azufaifo en maceta al suelo?

¿Se puede trasplantar un azufaifo en maceta al suelo?

Con el paso de los años, el azufaifo en maceta irá creciendo, y eso implicará que, en determinados momentos, va a necesita más espacio, es decir, una maceta más grande.

Sin embargo, puedes plantearte la idea de plantarlo directamente a tierra. ¿Se puede? Sí, pero ten en cuenta que ha estado viviendo un tiempo en maceta, lo que habrá hecho que sea de una talla más pequeña de lo normal. Eso no quiere decir que se vaya a quedar «enano», sino que puede tardar un tiempo en crecer como un ejemplar plantado directamente en la tierra.

Las necesidades de sustrato van a ser iguales que las de una maceta si quieres nutrirlo bien, aunque agarra bien en cualquier tipo de suelo. Eso sí, asegúrate de que en un radio de 3 metros no hay nada que las raíces puedan romper o enredarse.

Como ves, el azufaifo en maceta es posible, incluso podrías tener azufaifas para comer. Solo has de darle tiempo para conseguir que el árbol se desarrolle. ¿Has tenido experiencia alguna vez con este árbol?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *