En el Cretácico aparecieron las primeras flores

Cretácico, el periodo en el que aparecieron las plantas con flores.

La evolución de las plantas es un tema fascinante, ya que desde las primeras algas verdes hasta la aparición de las especies modernas han transcurrido cientos de millones de años. Pero si nos centramos en investigar aquellas que producen flores y que protegen sus semillas en un fruto, la aventura del conocimiento es aún más interesante si cabe, pues hoy en día la mayoría de plantas que embellecen nuestros jardines y hogares tienen esas características.

Por eso, los investigadores no se detendrán hasta resolver todas las dudas que surgieron y van surgiendo a día de hoy. Gracias a esto, en la actualidad podemos saber cómo eran las flores prehistóricas.

¿Cuáles son las plantas con flores?

A este tipo de plantas se las conoce por angiospermas. Ese es un nombre que proviene del griego, y está compuesto por angión (significa vaso o ánfora), y sperma (semilla). En otras palabras, angiospermas son aquellas plantas que protegen sus semillas en un fruto. Pero además de eso, producen flores muy vistosas por lo general.

Se cree que empezaron su evolución durante el Cretácico, hace unos 140 millones de años. Por aquella época a ninguno de nosotros nos hubiese resultado nada fácil sobrevivir, puesto que la Tierra estaba gobernada por los dinosaurios, y el clima era bastante más cálido que el actual, especialmente a principios y mediados de la era, cuando la temperatura del océano tropical eran entre 9 y 12ºC superiores a la que hay ahora.

Con un clima tan cálido, los insectos pudieron crecer y diversificarse, algo que sin duda ‘obligaría’ a la naturaleza vegetal a buscar otras formas de adaptarse al medio. Una de esas maneras fue la de la aparición de flores de colores, formas y/u olores atractivos para esos insectos. A partir de entonces, tanto las plantas angiospermas como los animales (en particular los herbívoros y omnívoros) pudieron evolucionar aún más rápido, adaptándose cada vez mejor al lugar en el que vivían.

¿Cómo eran las primeras flores?

Así eran las flores hace más de 100 millones de años

Imagen – CNRS

Actualmente, tenemos la suerte de poder vivir en un planeta en el que hay unas 300.000 especies de plantas angiospermas que habitan en algún lugar del mundo. Árboles, arbustos, palmeras, bulbosas, herbáceas, trepadoras, cactus y crasas,… Hay muchísimas, y un gran número de ellas nos pueden alegrar la vida si las cultivamos en el jardín, patio, balcón, terraza y/o en el huerto.

Pero una de las dudas que más ha interesado resolver es: ¿cómo era esa primera flor? ¿Cuáles eran sus características? ¿Se parece en algo a otras flores modernas? Pues bien, resulta que un estudio que se ha publicado en la revista científica Nature, muestra una que es, vamos a ser sinceros, muy bonita.

Con el fin de tener más o menos una idea de cómo eran, los investigadores lo que hicieron fue combinar varios modelos evolutivos con una serie de datos de flores actuales. Unas cuantas flores que sirvieron para el estudio fueron, por ejemplo, las del sauce, magnolia, lirio o la del ave del paraíso.

El resultado sugiere que la primera flor era hermafrodita, es decir, que tenía tanto partes masculinas como femeninas, y que sus pétalos estaban organizados de tres en tres. En cuanto al tamaño y color, es un poco difícil saberlo. Con los datos que han usado, parece que fue blanca, y mediana, quizás de unos 3-4 centímetros de diámetro, pero como digo, sin más información esto no dejan de ser solo teorías.

¿Dónde se descubrió la flor más antigua?

Las plantas prehistóricas vivieron hace más de 100 millones de años

Imagen – Wikimedia/Luis Fernández García

Hasta ahora, hemos hablado de un experimento científico, pero… pasemos ahora a los restos fósiles. ¿Dónde estaban los de la primera flor? Pues, quizás te sorprenda: los restos descubiertos de la primera flor se encuentran en España, en concreto, en la región montañosa que hay entre Lleida y Huesca, en el Sistema Ibérico y la Sierra del Montsec.

Su nombre científico es Montsechia vidalii, y según un estudio realizado por diversas universidades, como la de Barcelona, y publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, han averiguado que vivió hace 130 millones de años, en el Cretácico también. Para saber exactamente su antigüedad, características y modo de vida, los expertos analizaron más de 1000 restos fósiles, y supieron que es de lo más curiosa, ya que no tenía pétalos ni sépalos, pero sí frutos que servían de protección a las semillas, motivo por el que se considera una angiosperma.

Además, era capaz de sobrevivir bajo agua, un líquido que le servía como medio para que el polen llegase a otras flores y así las polinizara, dando lugar a numerosos ejemplares.

Por consiguiente, sin duda fue una planta que debió de servir como refugio a la vida acuática.

¿Qué te han parecido estas flores? Como ves, aunque sean prehistóricas, no tienen por qué ser necesariamente poco bonitas. Si hoy existieran y se comercializaran, ¿te gustaría cultivar alguna en tu jardín o patio?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *