La Armeria pungens es una planta pequeña

Imagen – Flickr/Arcipelago di La Maddalena Parco Nazionale

La Armeria pungens es una planta de pequeño tamaño que crece casi siempre cerca de cursos de agua, y que cuando florece produce una gran cantidad de flores rosas las cuales, aunque no son muy grandes, sí que consiguen dar un aspecto muy singular al paisaje.

Si bien es una planta que no se suele ver muchos en los jardines, debido a su valor ornamental sí que es interesante cultivarla. Incluso en el caso de que no se tenga posibilidad de plantarla en el suelo, eso no supone un problema ya que se adapta también a las macetas.

Origen y características de la Armeria pungens

Se trata de una planta subarbustiva endémica que crece silvestre en España, Portugal, Francia, Italia, Córcega y Cerdeña. Alcanza una altura máxima de 80 centímetros. Sus tallos crecen erguidos y ramifican bastante. Las hojas pueden ser lineares a lanceoladas, con una longitud de 14 centímetros y un ancho de 6 milímetros.

Pasando a sus flores, estás se agrupan en inflorescencias redondeadas conocidas como capítulos, los cuales brotan en el extremo de algunos tallos llamados pedúnculos. Son de color rosa.

¿Cuáles son sus cuidados?

Las flores de la Armeria pungens son rosas

Imagen – Wikimedia/Luis Miguel Bugallo Sánchez

La Armeria pungens es una planta ideal para tener en un jardín o en una maceta. Su rápido crecimiento y, especialmente, su fácil cultivo, hacen que sea una especie interesante para todos aquellos que deseen plantas sencillas de mantener. Por este motivo, a continuación vamos a ver cómo se ha de cuidar:

Ubicación

Es una planta que tiene que estar en una zona expuesta a la luz del sol. Por ello, se debe de cultivar en una zona externa de la casa, ya sea en un balcón, en un patio o en el jardín. Si se opta por tenerla plantada en el suelo, es interesante plantarla por ejemplo en la rocalla, o en los márgenes de caminos.

Tierra

Hablamos de una planta que crece en suelos ligeros y con un buen drenaje del agua. Teniendo esto en cuenta, si va a estar en el jardín será necesario asegurarse de si la tierra que tenemos es adecuada para ella. Por eso, haremos un agujero de unos 50 x 50 centímetros, y lo llenaremos de agua. Si esta se absorbe rápido, entonces es que es buena; en caso contrario será necesario rellenarlo con una mezcla de sustrato de cultivo con perlita a partes iguales.

Ahora bien, si preferimos tenerla en una maceta, lo que haremos será rellenarla con una mezcla de turba con perlita, o bien con pómice mezclado con akadama al 50%.

Abonado

El abono es un producto natural

Desde el inicio de la primavera hasta después del verano abonaremos a la Armeria pungens. Si está en el suelo, podremos usar abonos orgánicos, en polvo o en gránulos, como por ejemplo el estiércol (que ya esté seco), compost, o mantillo (en venta aquí). Le echaremos uno o dos puñados, dependiendo del tamaño de la planta, y regaremos.

Ahora, si está en una maceta será preferible usar abonos o fertilizantes líquidos, siguiendo las instrucciones que se encontrarán en el envase de los productos. Uno muy recomendable es el guano (en venta aquí), ya que es natural y de rápida eficacia. También sirven los fertilizantes para plantas con flor.

Multiplicación

Es una planta que se multiplica por semillas desde primavera hasta verano. Los pasos a seguir durante la siembra son los siguientes:

  1. El primero es escoger un recipiente que sirva de semillero, como una maceta o una bandeja con agujeros.
  2. A continuación, se rellena con sustrato, ya sea específico para semilleros (en venta aquí), universal, u otro como una mezcla de akadama con turba a partes iguales.
  3. Después, se procede a regar.
  4. Luego, se colocan como máximo 3 semillas en cada alvéolo o en cada maceta, y se cubren con un poco de sustrato para que no queden expuestas al sol de manera directa.
  5. Por último, se coloca el semillero en un lugar soleado.

Las semillas de Armeria pungens tardarán alrededor de una semana en germinar, siempre que sean frescas.

Trasplante

Cuando se le salgan las raíces por los agujeros de la maceta será buen momento para trasplantarla. Esto se hará en primavera, coincidiendo con el aumento de las temperaturas que se produce cuando el invierno se acaba.

Hay que proceder a ello con cuidado, extrayendo de la planta sin manipular demasiado las raíces, y plantarla de manera inmediata en su nueva maceta o en el jardín.

Rusticidad

La Armeria pungens es una planta que florece en primavera

Imagen – Wikimedia/Gianni Careddu

La Armeria pungens, al ser una planta típica de la región mediterránea, y en concreto de las costas, es capaz de soportar heladas débiles, de hasta los -4ºC. Puede vivir en las zonas de clima subtropical.

¿Qué te ha parecido la Armeria pungens? Si buscas una planta herbácea que viva unos cuantos años y que sea fácil de cuidar, sin duda esta es una en la que te tienes que fijar, ya que prácticamente no tiene problemas de plagas ni de enfermedades, más allá de alguna cochinilla o pulgón que se puede quitar fácilmente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *