Los Amorphophallus son plantas tropicales

Los Amorphophallus son plantas que no dejan indiferente a nadie, bueno, tal vez a alguien sí, pero sería bastante curioso. Y es que cuando florecen… lo más seguro es que quieras ver cómo son dichas flores, pero tal vez no desees acercarte demasiado. El motivo es que desprenden un aroma que atrae a unos insectos que se alimentan de la materia orgánica en descomposición.

No te sabría decir exactamente lo mal que huelen, porque no he tenido oportunidad de ver ninguna de cerca. Pero por lo que se comenta por Internet, es un olor que no se olvida fácilmente. Aunque por otro lado, estas plantas son muy, muy bonitas, estén en flor o no.

Origen y características de los Amorphophallus

Los Amorphophallus son plantas herbáceas y tuberosas originarias desde el oeste de África hasta las islas del Pacífico. Viven en las regiones tropicales y subtropicales, normalmente a poca altitud, y suelen formar parte de la vegetación de los bosques secundarios. El género está compuesto por unas 170 especies, algunas de las cuales se introdujeron en América.

Si hablamos de sus características, primero tenemos que hacerlo de su tubérculo. Este es globoso, pudiendo medir unos 40 centímetros de diámetro, y se encuentra bajo tierra. De él brotan raíces, que crecen hacia el interior de la tierra, y también una única hoja. La hoja es realmente curiosa, porque a simple vista parece un árbol joven cuando termina de desarrollarse.

Está compuesta por un tallo recto, y una lámina que puede estar más o menos dividida en pequeños segmentos u hojitas. Solo permanecerá viva unos meses, los que dure la temporada de vegetación. Después, se secará y caerá, dejando el tubérculo intacto.

Son plantas monoicas. La inflorescencia tiene varias partes:

  • Espádice: es una espiga llena de flores, con un eje de tipo carnoso.
    • Flores femeninas: solo tienen un pistilo.
    • Flores masculinas: en realidad solo son un grupo de estambres.
    • Apéndice o área estéril: con flores estériles que los botánicos llaman estaminodios.
  • Espata: es una hoja modificada que envuelve y protege la inflorescencia. Por lo general, es de color verde-claro o parduzco.

Para que pueda darse la polinización, el apéndice se ha de abrir, liberando un olor similar al que emite la carne en proceso de descomposición. Con esto, ciertos insectos son atraídos hacia la planta, los cuales no dudan en meterse dentro de la inflorescencia, quedando atrapados por detrás de la espata. Antes de ser liberados, han de cumplir una misión: impregnar las flores femeninas con el polen que las flores masculinas depositarán sobre ellos al día siguiente, cuando se abran.

En cuanto quedan libres de nuevo, esos insectos se marchan, dejando las flores polinizadas que empezarán a producir sus frutos. Estos serán pequeños, de colores que van del rojo al blanco, pasando por el azul, amarillo, anaranjado, o blanco y amarillo.

Principales especies

De las 170 especies que hay, son muy populares estas cuatro:

Amorphophallus bulbifer

El Amorphophallus bulbifer es una planta tropical

Imagen – Wikimedia/PantaRhei

El Amorphophallus bulbifer es una planta originaria del Himalaya, Birmania y norte de Myanmar. Su hoja alcanza una altura de 50 a 90 centímetros, y su tubérculo mide 15 centímetros de diámetro. La inflorescencia tiene la espata de color rosado en el interior y verdoso y moteado en el exterior.

Vive a altitudes algo mayores que el resto, por lo que resiste mejor el frío que otros Amorphophallus.

Amorphophallus konjac

El Amorphophallus konjac tiene la flor púrpura

Imagen – Wikimedia/C T Johansson

El Amorphophallus konjac, conocido como lengua del diablo, es una especie nativa de Japón, China y hasta el sur de Indonesia. Sus tubérculos miden hasta 25 centímetros de diámetro, y su hoja puede medir hasta 1,3 metros de ancho. Su inflorescencia tiene un espádice púrpura, el cual mide hasta 55 centímetros de largo.

Tiene varios usos comestibles. En sus lugares de origen se utiliza para hacer harinas y mermeladas, así como para sustituir a la gelatina.

Amorphophallus paeoniifolius

El Amorphophallus es una planta tuberosa

Imagen – Flickr/阿橋 HQ

El Amorphophallus paeoniifolius es una planta nativa de las selvas tropicales del sudoeste de Asia, incluyendo las de Malasia, Filipinas, Borneo y Tailandia. También se encuentra en el norte de Australia, y se ha naturalizado en Madagascar y en las islas Seychelles. Su tubérculo mide unos 50 centímetros de ancho, y su hoja mide hasta 2 metros de altura. La inflorescencia se compone de un espádice de hasta 70 centímetros, y una espata de color verde pálido a marrón oscuro en el exterior.

Sus tubérculos son comestibles, y también se cree que tiene propiedades medicinales, tales como: digestivas, afrodisíacas, tónicas o antiinflamatorias.

Amorphophallus titanum

La flor cadáver atrae a las moscas

Imagen – Wikimedia/Leif Jørgensen

El Amorphophallus titanum, conocida como flor cadáver o aro gigante, es con diferencia la especie más conocida. Es originaria de Sumatra (Indonesia), y es una planta que produce una inflorescencia que puede llegar a los 3 metros de altura. Esta tiene la espata de color verde por fuera y rojo por dentro, y un espádice de color amarillo claro. Su hoja mide 1 metro de alto.

Se encuentra en peligro de extinción. En cultivo es complicada, ya que necesita una alta humedad ambiental, sombra y unas temperaturas que se mantengan entre los 18 y los 30 grados centígrados.

¿Cómo se cuidan?

Los Amorphophallus son plantas de las que no es raro que se quiera conseguir semillas o tubérculos. Yo misma tengo dos A. konjac, y los dos están plantados en el jardín en una zona muy protegida; incluso tuve un A. titanum, aunque no sobrevivió al invierno a pesar de que ese año no hubo heladas (por lo general suele haber hasta -2ºC).

Entonces, basándome en mi propia experiencia, cultivando esas dos especies en Mallorca (España), te aconsejo lo siguiente:

Ubicación

  • Jardín/patio/terraza: has de ponerlos en sombra. Evita las zonas en las que puedan quedar expuestos al astro rey, aunque sea solo por unos minutos.
  • Vivienda: la habitación debe de recibir luz del exterior, y no tiene que haber corrientes de aire. Además, la humedad alrededor de la planta debe ser alta, por lo que si no lo es, debes de ponerle algún recipiente con agua cerca.

Tierra

El Amorphophallus tiene una hoja

  • Para el jardín: si vas a plantarlo en el jardín, la tierra debe ser rica en materia orgánica y ligera. Asimismo, es importante que no se encharque ni se compacte demasiado.
  • Para maceta: el A. konjac vive bien en turbas (yo los tenía con sustrato universal antes de plantarlos en el jardín), pero si vas a cultivar especies más delicadas (como el A. titanum), te recomiendo usar pómice (en venta aquí) o algún sustrato parecido.

Riego

Ha de ser seguido, pero no diario. Me explico: estas plantas no resisten la sequía, pero tampoco sería bueno que se regasen todos los días. La tierra, o el sustrato, se ha de secar un poco antes de volver a hidratarse. Por ejemplo, para que te hagas una idea, a los míos los riego 2-3 veces a la semana durante el verano, y en invierno una vez cada 7 o 10 días, e incluso algo menos si llueve. Pero, repito, están en el suelo.

Si los cultivas en macetas, tendrás que estar un poco más pendiente, puesto que al haber menos cantidad de tierra, tardará menos en secarse.

Abonado

Sobre todo si están en macetas, agradecerán un aporte de abono una vez a la semana durante la primavera o el verano.  Puedes echarles abonos líquidos, como el guano.

Multiplicación

El cormo del Amorphophallus puede ser grande

Imagen – Wikimedia/Georgialh

Se multiplican por semillas y por tubérculos.

  • Semillas: se siembran en primavera, en semilleros controlados con un sustrato rico en materia orgánica mezclado con un 20-30% de perlita. La temperatura debe ser de unos 20-25ºC, y se han de mantener en sombra.
  • Tubérculos: se plantan también en primavera, o en otoño si se han comprado en esa estación y en tu zona la temperatura mínima supera los 15ºC.

Rusticidad

La mayoría no soportan las heladas. El A. konjac sí puede resistir hasta los -2ºC, pero solo si está muy protegido y la tierra permanece seca.

¿Qué te han parecido los Amorphophallus?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *