Al Allium giganteum se le conoce también como ajo ornamental

Probablemente mucha gente sepa que existen diferentes tipos de ajos, ¿pero sabías que algunos son ornamentales? De hecho, no es el propio ajo en sí que se utiliza para decorar el hogar, si no la flor que brota de la planta. Entre los ajos ornamentales más populares destaca el Allium giganteum, del cual hablaremos en este artículo.

Puede ser que estéis leyendo esto porque os interese el Allium giganteum. Si es así, estáis en el sitio correcto. Hablaremos sobre cómo es esta planta, cuándo plantarla y sus cuidados y usos. Espero que os resulte interesante y útil.

¿Cuál es la flor Allium?

Las flores del Allium giganteum suelen ser violetas

En primer lugar vamos a explicar qué es el Allium. Esta bonita flor ornamental forma parte de la familia de las aliáceas-liliáceas y su género incluye a más de 700 especies diferentes compuestas por perennes, bianuales y bulbosas. Estas están distribuidas por las regiones templadas pertenecientes al hemisferio norte. También se las conoces como ajos o cebollas ornamentales. A pesar de que existen muchísimas variedades de Allium, sólo unas pocas se utilizan habitualmente como decoración.

Concretamente, el Allium giganteum es originario de la zona que abarca desde Pakistán y Afganistán hasta Rusia. Se trata de un angiosperma, pues posee flores y frutos con semillas. Como su raíz es un bulbo, también se considera una planta herbácea bulbosa, además de robusta. Su nombre «giganteum» se debe a que se trata de uno de los Alliums con flores más altos que existen, pudiendo llegar a medir hasta 1,5 metros.

Descripción

Esta planta bulbosa, el Allium, es perfecta para embellecer el hogar, pues sus flores son realmente preciosas. Estas aparecen durante la primavera y, cuando comienza a hacer frío, desaparecen hasta que llega el momento de su próxima floración. La flor del Allium giganteum es básicamente un bulbo de tamaño considerable. A principios de verano aparecen unas hojas en el centro del mismo que están compuestas por muchas florecitas pequeñitas y estrelladas de color violeta. Pueden llegar a ser hasta cincuenta flores las que forman las umbelas esféricas y compactas de doce centímetros de ancho, creando así las inflorescencia de esta planta.

Respecto a las hojas, estas son muy carnosas, anchas, largas y semierguidas. Pueden llegar a medir hasta 45 centímetros de largo y su color es verde grisáceo. Es en ellas donde el Allium giganteum almacena al agua. Esta planta produce un tallo largo, robusto y desnudo cuya altura oscila entre los 1,20 metros y los 1,80 metros.

¿Cuándo plantar Allium giganteum?

La mejor época para plantar Allium giganteum es en otoño

Si lo que queremos es plantar Allium giganteum, o ajo ornamental, es de suma importancia saber cuándo es el mejor momento para realizar esta tarea. Pues bien, la época de cultivo de esta planta es en otoño, concretamente los meses de octubre a noviembre en el hemisferio norte. A la hora de plantar los bulbos, es imprescindible que estén a una profundidad de quince a veinte centímetros y que la distancia entre ellos sea de entre veinte y treinta centímetros.

Para poder multiplicar este curioso vegetal, la mejor manera es hacerlo mediante la división de bulbos si es a finales de verano o mediante las semillas si es después o incluso en primavera. A la hora de recoger las semillas debemos eliminar todo el pedúnculo perteneciente a la flor y sembrarlas frescas. Si no podemos sembrarlas poco después, lo más recomendable es guardar las semillas a una temperatura de cinco grados hasta la primavera.

Artículo relacionado:

Cómo plantar bulbos

Por lo general, su germinación tiene lugar al cabo de doce semanas, pero pueden llegar a tardar hasta un año en algunas ocasiones. Muchas de ellas son capaces de autosembrarse de manera muy sencilla, siempre y cuando se encuentren en lugares a pleno sol y con suelos bien drenados.

Cuidados y usos del Allium giganteum

Los bulbos del ajo ornamental se utilizan en la medicina alternativa

Una vez que hayamos plantado el Allium giganteum, no podemos olvidarnos de cuidarlo posteriormente. Lo ideal es que esté siempre a pleno sol y en un lugar abierto. En cuanto al clima, es una planta bastante resistente a las heladas, pudiendo llegar a tolerar una temperatura de hasta cinco grados bajo cero. Con el fin de que este vegetal pueda crecer y desarrollarse correctamente, lo más recomendable es que el suelo esté bien drenado y que sea rico en materia orgánica.

¿Pero cuáles son los usos que se le pueden dar al Allium giganteum? Como ya hemos mencionado anteriormente, esta planta se utiliza principalmente como decoración debido a sus bonitas y llamativas flores. Por lo tanto, se cultiva en jardines y también en contenedores. No obstante, en algunos lugares utilizan el bulbo de este vegetal en la medicina alternativa.

Con esto ya hemos aprendido los aspectos más importantes y destacables del Allium giganteum, o ajo ornamental. Sin lugar a dudas es una planta ideal para embellecer un poco nuestro entorno y no pasará desapercibida. ¿Os animáis a plantarla vosotros mismos? ¡Seguro que quedará espectacular en vuestro hogar!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *