La achicoria roja es una planta comestible

Hay distintos tipos de achicoria, pero una de las que más llaman la atención es la roja. Esta tiene sus hojas de un color rojo oscuro que llama mucho la atención. Tanto es así que casi se podría decir que es curioso que se cultive por su riqueza nutricional, y no por su valor ornamental.

Si te gustaría saber cuáles son las características y el cultivo de la achicoria roja, a continuación vamos a explicarte lo que tienes que saber sobre esta curiosa planta.

Origen y características de la achicoria roja

La achicoria roja, también conocida como achicoria italiana o radicchio, es una planta que pertenece a la especie Cichorium intybus. Es originaria del mediterráneo, donde se sabe que los antiguos romanos ya la cultivaban. Sus características son las mismas que la achicoria verde, es decir, que hablamos de una hierba perenne, que puede medir hasta 1 metro de altura si se deja crecer libremente, y que desarrolla hojas basales de color rojizo con forma de espátula y algo carnosas.

Florece en verano, más o menos de julio a septiembre en el hemisferio norte. Las flores se agrupan formando inflorescencias pedunculares. En cuanto al fruto, este es un aquenio que presenta una corona con semillas diminutas, de unos 0,5 centímetros de longitud.

¿Qué propiedades tiene el radicchio?

Las achicorias rojas se cultivan por su sabor

La achicoria roja es muy rica en antocianinas, que son un tipo de flavonoides con propiedades antioxidantes. Además, se cree que ayuda a mejorar el sueño, por lo que puede ser interesante que, si tienes problemas para dormir o insomnio, la incluyas en tu dieta.

Su valor nutricional por cada 100 gramos es el siguiente:

  • Carbohidratos 2.4g
  • Grasas 0.1
  • Proteínas 1
  • Agua 94g
  • Retinol (vit. A) 1200μg
  • Tiamina (vit. B1) 0.06mg
  • Riboflavina (vit. B2) 0.12mg
  • Niacina (vit. B3) 0.41mg
  • Calcio 44mg
  • Hierro 1.4mg
  • Magnesio 10mg
  • Fósforo 71mg
  • Potasio 380mg
  • Sodio 2mg

¿Cómo se consume?

La achicoria roja se come cruda, por ejemplo en ensaladas. Aunque eso sí: ten en cuenta que su sabor es amargo. Asimismo, es importante que la limpies antes con agua para quitarle la suciedad que pueda tener. De esta manera, podrás degustarla sin problemas.

Cultivo de la achicoria roja

Para cultivar achicoria roja te recomendamos que tengas en cuenta lo que vamos a explicarte ahora. Así podrás conseguir una buena cosecha:

Ubicación

Necesita sol para germinar y, también, para crecer, de modo que se debe de cultivar en un huerto, o bien en maceta en un patio o terraza soleados. Esto es quizá lo más importante que hay que tener muy presente de esta planta, pues si estuviera en sombra su crecimiento sería mínimo.

Tierra o sustrato

  • Jardín: la tierra tiene que ser fértil. En suelos pobres no será posible conseguir la cosecha que esperamos, pues necesita nutrientes para crecer.
  • Maceta: puedes utilizar sustrato para huerto urbano (en venta aquí
    ) o mantillo por ejemplo.

Riego

La planta achicoria roja se planta en el huerto

El riego debe ser frecuente. Hay que regar unas 4 veces o más durante el verano, especialmente si es muy cálido y seco. En primavera y otoño la frecuencia será más baja, entre 1 y 2 veces por semana, pero todo dependerá de cómo sea nuestro clima, puesto que cuanto más cálido sea y cuánto menos llueva, más agua necesitará la planta.

Abonado

Durante toda la temporada será muy aconsejable echarle algún tipo de abono, como el guano (en venta aquí) o el humus de lombriz por ejemplo. Si se tiene en maceta, se deberán de usar abonos que estén en forma líquida para que la achicoria roja siga creciendo sin problemas. Lee las indicaciones de uso antes de abonar, para que sepas qué dosis echar sin dañarla.

Multiplicación

Se multiplica por semillas en primavera. Los pasos que hay que seguir son:

  1. Primero, hay que elegir qué usar como semillero: bandeja, maceta, envases de yogur y/o de leche,… En el caso de que vayas a usar envases alimenticios, es importante que los laves antes con agua y jabón para prevenir infecciones; además, tienes que hacerles algún agujero en la base.
  2. Después, rellénalos con sustrato para semilleros (en venta aquí).
  3. A continuación, tienes que regar bien todo para que el sustrato quede bien humedecido.
  4. Luego, coge un máximo de dos semillas y siémbralas en los semilleros.
  5. Por último, cúbrelas con un poco de sustrato, y coloca una bandeja o plato sin agujeros debajo.

Ahora tienes que llevar el semillero al exterior, donde le dé el sol, y mantener el sustrato húmedo. De esta forma, las semillas germinarán en el transcurso de diez a quince días.

Blanqueado

El blanqueado se hace privando a las hojas de luz y conseguir así controlar el sabor amargo que poseen. Este consiste en atar las hojas por ejemplo con un trozo de tela y dejarlas así durante 20-30 días.

Pasado ese tiempo, retiramos la tela y veremos que las hojas inferiores, que son las que han quedado privadas de luz solar, están blancas.

Recolección y almacenamiento

La achicoria roja tarda aproximadamente 100 días en estar lista para su consumo desde la siembra. Una vez hecho el blanqueado, ya podrás cogerla.

Si no tienes intención de consumirla ahora, puedes almacenarla en la nevera durante una semana, en una bolsa con cierre hermético.

¿Dónde comprar achicoria roja?

¿Te gustaría cultivarla? Entonces consigue semillas pinchando aquí:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *