La canna es una planta herbácea preciosa

Una de las plantas ornamentales de rápido crecimiento que más gusta tener en los jardines o en una maceta rectangular es la Canna. Es una de las pocas que tienen hojas de buen tamaño y anchas, y que además produce flores durante el verano, una estación en la que se acostumbra a disfrutar más del aire libre.

Pero, aunque es posible que conozcas a la caña de las Indias, hay otras que también te recomendamos tener en cuenta. Y es que todas son magníficas, y además requieren los mismos cuidados. Descubre los distintos tipos de Canna que existen.

Origen y características de las Canna

Las especies del género Canna crecen en América, y se caracterizan por ser plantas herbáceas perennes; es decir, que son hierbas que viven varios años. Además, son rizomatosas, y su rizoma crece bajo tierra. De él surgen tallos erectos y no ramificados, con hojas alternas, simples y con el nervio central fácilmente visible, de hasta 6 metros de altura aunque existen variedades pequeñas, que rara vez superan el metro.

Sus flores se agrupan en una inflorescencia, y son hermafroditas. El color varía dependiendo de la especie o variedad, pudiendo ser rojas, amarillas, rojizas, bi o multicolor. Y el fruto es una cápsula con forma irregular que contiene semillas redondeadas y negras.

La resistencia al frío varía dependiendo del origen de la especie, pero todas ellas son muy interesantes para cultivar en lugares donde el clima es cálido o templado suave.

Tipos de Canna

¿Cuáles son los distintos tipos de Canna? Si quieres conocerlos, ahora ha llegado el momento:

Canna compacta Roscoe

La Canna compacta es una planta de tamaño mediano

La Canna compacta Roscoe (no confundir con la C. compacta Bouché, la cual es sinónimo de Canna indica) es una planta que alcanza los 2 metros de altura. Es originaria desde el sur de Brasil hasta el norte de Argentina, y desarrolla hojas verdes con flores rojizo-anaranjadas. Florece durante el verano y hasta principios de otoño, coincidiendo con los meses de agosto hasta octubre en el hemisferio norte.

Canna flaccida

La Canna flaccida da flores amarillas

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

La Canna flaccida es una variedad nativa de los Estados Unidos, aunque se encuentra naturalizada desde México hasta Brasil. Alcanza una altura de hasta 1,5 metros, y desarrolla hojas verdes. Sus flores brotan a mediados de verano y hasta comienzos del otoño, y son de color amarillo.

Canna glauca

La Canna glauca es una especie que crece desde Estados Unidos hasta Paraguay. Es una de las más pequeñas, puesto que no supera el metro de altura. Sus hojas son de color verde glauco (de ahí su apellido), y las flores son grandes y de un amarillo que llama mucho la atención.

Canna indica

La Canna indica es una especie común

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo

La Canna indica es la más conocida y cultivada. Popularmente se le llama achira, caña de las Indias, flor del cangrejo o sagú, entre otros nombres, y es originaria de América del Sur, en particular de Perú y Colombia. Puede llegar a medir hasta 3 metros de altura, y el color de sus hojas varía dependiendo de la variedad: lo más común es que sean verdes, pero también hay con líneas moradas o lilas. Las flores son amarillas, rojas o naranjas, y brotan desde primavera hasta finales del verano.

Canna iridiflora

La Canna iridiflora tiene flores colgantes

Imagen – Wikimedia/Peter coxhead

La Canna iridiflora es una hierba nativa de Colombia, Perú y de Costa Rica que alcanza una altura de 5 metros. Las hojas son verdes, con el borde más claro, y produce flores rojas a violetas que se agrupan en inflorescencias colgantes durante el verano. Esta característica hace que sea de lo más interesante para tener en un jardín.

Canna jaegeriana

La Canna jaegeriana es una especie que encontraremos en la América tropical, incluyendo las Antillas Mayores y la cuenca del Amazonas. Su altura es de hasta 4 metros, y sus hojas verdes tienen el margen de color marrón oscuro a negruzco. Las flores son de un bonito tono anaranjado.

Canna liliiflora

La Canna liliiflora es una variedad de flores blancas

Imagen – UCONN

La Canna liliiflora es una especie nativa de Bolivia que alcanza una altura de entre los 2,5 y los 3 metros. Las hojas son muy grandes, de hasta 120 centímetros de largo por 45 centímetros de ancho, de modo que es una de las variedades de mayor tamaño que existen. Las flores pueden aparecer en solitario o en grupos, y son por lo general blancas.

Canna musifolia

Vista de la Canna musifolia, una planta grande

Imagen – Wikimedia/Claines Canna

Su nombre científico es Canna x musifolia, aunque se la conoce como canna gigante, o caña de indias gigante. Se trata de un híbrido que alcanza una altura de 6 metros, con hojas verdes o moradas y de gran tamaño. Es muy parecida a la caña de Indias común, pero a diferencia de esta, no es una planta que pueda estar mucho tiempo en una maceta.

Canna tuerckheimii

La Canna tuerckheimii es una planta de rápido crecimiento

Imagen – Wikimedia/Dick Culbert

La Canna tuerckheimii es una variedad originaria de las regiones tropicales de América. Sus tallos miden entre 3 y 3,5 metros de altura, y presenta hojas verdes de hasta 100 centímetros de largo. Sus flores son anaranjadas o rojizas, y se agrupan en inflorescencias que brotan en verano.

¿Cuál de estos tipos de Canna te ha gustado más?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *