Los arbustos perennes de crecimiento rápido son ideales para setos

Imagen – Flickr/Ruth Hartnup

Los arbustos son plantas que nos sirven para rellenar un jardín, crear setos, figuras, o incluso delimitar zonas. Dentro de este grupo, encontramos especies caducifolias, que son las que pierden sus hojas en algún momento del año; y las perennifolias, que son las que se mantienen siempreverdes. Estas últimas son especialmente interesantes, ya que siempre viene bien mantener la zona verde.

Pero si queremos afinar más, podemos elegir arbustos perennes de rápido crecimiento; es decir, aquellos que además de mantenerse con hojas van llegar a su madurez antes que otros.

Adelfa (Nerium oleander)

La adelfa o baladre es un arbusto perennifolio que crece entre los 3 y los 4 metros de altura. Sus hojas son lanceoladas, de color verde o variegada (verde y amarillo), y produce flores rosas, rojas o blancas durante la primavera y el verano. Crece rápido, y no necesita apenas cuidados, además de riegos regulares y podas. Soporta las heladas de hasta los -12ºC. Pero es importante saber que es tóxica si se ingiere.

Aligustre (Ligustrum vulgare)

El aligustre es un arbusto perennifolio que alcanza una altura de 2 a 3 metros. Tiene un follaje perenne, de color verde y con forma alargada, y además produce flores blancas las cuales desprenden un aroma muy agradable. Sus frutos son bayas negras no aptas para consumo humano ya que son tóxicas. Por este motivo, no se recomienda cultivar en zonas donde haya niños, pero por lo demás si lo pones al sol y le das una poda regular estará bien. Soporta hasta los -18ºC.

Celinda (Philadelphus virginalis)

Conocido como celinda, celindo o falso jazmín, se trata de un arbusto de hoja perenne que alcanza una altura de 2 a 3 metros. Su valor ornamental reside principalmente en sus flores, las cuales son blancas, muy olorosas, y se agrupan en racimos en verano. Es una planta melífera, por lo que atrae a las abejas. Para crecer has de ponerla al sol, y regarla de tanto en cuando. Soporta bien las heladas de hasta los -18ºC.

Duranta (Duranta erecta)

La duranta es un arbusto perennifolio que crece entre los 2 y los 4 metros de altura. Puede tener o no espinas, dependiendo del ejemplar, pero lo que sí posee son hojas espatuladas o elípticas de un bonito color verde, y flores azules, blancas o lilas que surgen de un tallo terminal durante la primavera. Tanto las hojas como los frutos son tóxicos, por lo que si hay niños y/o animales domésticos hay que mantenerla alejada de ellos. Necesita sol y temperaturas suaves o cálidas, ya que es sensible a las heladas (puede aguantar una helada puntual de hasta los -1ºC, pero nada más).

Evónimo (Euonymous japonicus)

El evónimo, conocido como bonetero o husera, es uno de los arbolitos o arbustos perennes de crecimiento rápido más usados en las regiones templadas. Si se deja crecer libre puede alcanzar una altura máxima de 8 metros, pero lo más habitual es podarlo para mantenerlo con 2 o 3 metros. Necesita estar en un lugar soleado, y recibir agua de tanto en cuando pues no resiste la sequía. Soporta muy bien las heladas de hasta los -18ºC.

Fotinia (Photinia x fraseri)

La fotinia es un arbusto magnífico para crear setos. Alcanza una altura de 3 a 4 metros, y tiene unas preciosas hojas verdes con forma de lanza. El cultivar Photinia x fraseri ‘Red Robin‘, conocido como fotinia roja, es aún más bonito si cabe, pues las hojas nuevas son rojas hasta que maduran. Eso sí, es importante que se ponga en un lugar soleado, y que se vaya regando de vez en cuando. Tolera bien la poda, así como las heladas de hasta los -12ºC.

Laurel cerezo (Prunus laurocerassus)

El laurel cerezo o lauroceraso es en realidad un árbol de hoja perenne que alcanza los 6-8 metros de altura, pero tolera tan bien la poda que se utiliza mucho como arbusto. Su follaje es de color verde oscuro brillante y con textura coriácea. Durante la primavera produce racimos florales blancos muy olorosos. Es una planta tóxica, excepto la pulpa de sus frutos los cuales son drupas negras. Requiere sol directo y riegos regulares. Soporta hasta los -15ºC.

Rosal de pitiminí

El rosal de pitiminí o rosal mini es un arbusto perennifolio que alcanza una altura de hasta 1 metro, si bien lo normal es que no supere los 60 centímetros. Se trata de una mutación que se dio en el siglo XVII y que a día de hoy sigue encantando a los amantes de las flores. Sus flores pueden ser rojas, amarillas, blancas o rosas, y aparecen en primavera y verano. Pero es una planta que tiene que estar al sol, y podarse con relativa frecuencia para que florezca adecuadamente. Además, es importante que se proteja de las heladas.

Yuca (Yucca desmetiana)

La Yucca desmetiana es un planta pequeña, de unos 3-4 metros de altura como máximo, que cumple la misma función que un arbusto tradicional; es decir, la puedes tener como seto bajo delimitando un camino, plantarla de manera aislada por el jardín o cultivarla en una maceta. Resiste sin dificultad la sequía, por lo que no tendrás que regarla más que ocasionalmente. Por si fuera poco, soporta las heladas de hasta los -5ºC.

¿Conoces otros arbustos perennes de rápido crecimiento?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *