Un jardín con flores es un jardín lleno de vida

Diseñar un jardín flores puede ser una excelente idea, ya que además una vez que haya madurado podríamos hacernos una idea de cómo eran los bosques hace millones de años, antes de que las angiospermas comenzaran su evolución. Helechos de porte bajo y arbóreos, pinos, cipreses y otras coníferas, tal vez musgos en algunas áreas. Sí. Sin duda sería un jardín muy especial. Pero… ¿te gustaría atraer a las abejas, mariposas y otros animales? ¿Prefieres que haya una amplia variedad de colores y formas?

En el caso de que hayas respondido que sí a alguna de esas preguntas, tienes que saber que por fortuna para ti y para muchos de nosotros, hay una gran cantidad de plantas de exterior con flor. Es más, hay tantas, que puede serte complicado elegir algunas. Así que hemos seleccionado unas cuantas que son ideales para cultivar en una zona con un clima templado y templado-cálido, es decir, para un lugar donde las estaciones están bien diferenciadas, y donde los inviernos las temperaturas pueden bajar de los cero grados.

Armeria

La armeria es una planta de exterior

La armeria es una herbácea perenne cuyo nombre científico es Armeria maritima. Su altura es de 20-30 centímetros, y forma almohadillas muy compactas con hojas de color verde intenso. Florece en verano, produciendo flores blancas, lilas, o rojas.

Se utiliza mucho como tapizante, pero eso sí: si la vas a tener en el jardín el suelo debe de drenar rápido el agua. Puede estar cerca del mar, y en terrenos pedregosos. Soporta el frío y las heladas, aunque si estas son muy extremas (de -10ºC o más intensas) has de protegerla por ejemplo con un acolchado de hojas.

Ciruelo de jardín

El ciruelo de jardín tiene flores rosadas

El ciruelo de jardín es un árbol o arbusto grande de hoja caduca cuyo nombre científico es Prunus cerasifera. Crece entre los 6 y los 15 metros de altura, dependiendo de la variedad puede tener las hojas verdes o púrpuras. En primavera brotan flores blancas o rosas de unos 2 centímetros de diámetro. Y además, los frutos que da son drupas amarillas o rojas de unos 2-3 centímetros, que terminan de madurar en otoño.

Se ha de plantar a pleno sol, a una distancia de unos 4-5 metros de paredes, tuberías, etcétera. Resiste hasta los -18ºC.

Clavel

Flores del Dianthus caryophyllus

El clavel es una planta perenne cuyo nombre científico es Dianthus caryophyllus. Alcanza una altura de entre los 45 y los 60 centímetros, con tallos erectos de los que brotan hojas de color verde. Las flores son rojas, rosas, blancas, amarillas, salmón o bicolores, y aparecen en primavera y verano.

No es muy exigente en cultivo; ahora bien, la tierra ha de ser porosa y no se ha de encharcar. Ponlo a pleno sol, y riégalo de forma moderada. Resiste heladas débiles de hasta los -4ºC.

Dimorfoteca

La dimorfoteca produce flores todo el año

La dimorfoteca es una planta herbácea perenne (vive varios años) cuyo nombre científico es Dimorphotheca ecklonis. Crece de sobre los 100 centímetros de altura, y sus hojas son simples, elípticas y de color verde. Las flores miden unos 4 centímetros de diámetro, y son de color rojo, blanco, rosa, o violeta. Florece durante buena parte del año, excepto en invierno.

Vive bien tanto a pleno sol como en semisombra, y puede necesitar podas regulares para controlar su crecimiento. Pero por lo demás es una planta muy agradecida, que soporta heladas débiles.

Manzano silvestre japonés

El Malus floribunda florece en primavera

Imagen – Wikimedia/MichaelMaggs

Otro árbol que no puede faltar en jardines de clima templado: el Malus floribunda. Se trata de un híbrido de Malus sieboldii x Malus baccata, y es caducifolio. Alcanza los 8 metros de altura, y su copa es redondeada. Las hojas brotan de ramas que tienden a arquearse un poco. Sus flores son blancas o rosas, y aparecen en primavera. Los frutos son rojos o amarillos y miden alrededor de un centímetro.

Para poder crecer en condiciones necesita que el suelo sea rico en materia orgánica, y que se riegue de manera moderada y regular durante todo el año. Resiste hasta los -18ºC.

Palmera real australiana

No pensamos en las palmeras como plantas de flor, o al menos, no las solemos plantar en los jardines por ello, pero no podemos olvidar que son, también, angiospermas, y que de hecho hay muchas especies que producen racimos de flores muy bonitos. Una de ellas es la Archontophoenix alexandrae. Esta es una planta que alcanza los 30 metros de altura, y que tiene un tronco de tan solo unos 20 centímetros de grosor. Las hojas son pinnadas y crecen arqueándose un poco. Sus florecillas brotan en primavera.

En el jardín se ha de plantar en sombra, puesto que el sol quema sus hojas cuando es joven y/o no está aclimatada. A medida que crezca y vaya quedando más expuesta, se irá acostumbrando a los rayos del astro rey. Requiere riegos frecuentes. En cuanto a su rusticidad, los ejemplares adultos y aclimatados soportan hasta los -4ºC, pero de joven como mucho -2ºC.

Rosal

El rosal es un arbusto que produce muchas flores todo el año

Los rosales son de los arbustos que más se cultivan en el exterior. Hay muchas variedades: de flor simple o doble; blancas, rojas, moradas, bicolores,…, incluso hay algunos que son trepadores. Su altura varía de 40 centímetros hasta superar los 2 metros. Florecen durante todo el año, excepto en invierno.

Viven tanto a pleno sol como en semisombra, y se han de regar a menudo. También necesitan podas regulares para estimular su floración. Soportan las heladas de hasta los -12ºC.

Wisteria

La wisteria es una trepadora de exterior

La Wisteria o glicinia es un arbusto caducifolio que desarrolla tallos trepadores, pudiendo llegar a los 20 metros de altura. Sus hojas son de color verde y pinnadas, pero lo que más llama la atención son las flores. Dependiendo de la variedad, estas pueden ser blancas, azules o violetas, y brotan en grupos de 10 centímetros a un metro de largo.

Teniendo en cuenta sus características, es importante que se utilice únicamente para cubrir celosías grandes, tejados o muros altos. La tierra ha de tener un pH entre 4 y 6 (es decir, ha de ser ácida), ya que de lo contrario le faltarán nutrientes. Los riegos han de ser moderados. Soporta las podas, el frío y las heladas de hasta los -18ºC.

¿Cuál de estas plantas de exterior con flor te ha gustado más?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *