Hay muchos tipos de sansevieria

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

Las Sansevieria son plantas que se pueden tener tanto dentro como fuera de casa. Sus necesidades de luz son bastante bajas en comparación con las de otras especies, por lo que no tendremos problemas en encontrarles el lugar más adecuado para que puedan crecer.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué tipos de Sansevieria hay? El género se compone de unas 130 especies, aunque solo se cultivan unas pocas. Veamos cuáles son.

Antes de empezar…

…es importante aclarar algo. Las plantas que conocemos como Sansevieria y que de hecho pertenecían a ese género botánico, en el 2017 se incluyeron dentro de Dracaena. Esto es debido a que después de realizar una serie de estudios moleculares de su filogenia los investigadores han descubierto que tienen características en común. Por lo tanto, ya no es del todo correcto decir Sansevieria, puesto que son Dracaena.

De todos modos, para facilitar la lectura e identificación de las plantas vamos a escribir el artículo utilizando ambos nombres.

Tipos de Sansevieria

Las sansevierias son plantas que crecen en África y en Asia. Reciben diversos nombres comunes, como lengua de suegra, espada de San Jorge, o planta de la serpiente. Las especies que más se cultivan son las siguientes:

Sansevieria bacularis o Dracaena bacularis

La Sansevieria bacularis es una planta verde

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La Sansevieria bacularis, a veces llamada mikado, es una planta que crece en África meridional, Madagascar y en el sur de Asia que tiene hojas cilíndricas con un grosor de 1 a 3 centímetros y de hasta 1 metro de alto. Estos son de color verde oscuro con franjas de una tonalidad verdosa más clara.

Sus flores son blancas y se agrupan en inflorescencias en forma de racimo. Miden aproximadamente un metro, por lo general menos que las hojas.

Sansevieria cylindrica o Dracaena cylindrica

Un tipo de sansevieria es la Sansevieria cylindrica

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La Sansevieria cylindrica es una planta originaria de África tropical. Tiene entre 3 y 4 hojas cilíndricas de unos 3 centímetros de diámetro por hasta 2 metros de largo, y son de color verde oscuro con los márgenes de un color verdoso más claro.

Su racimo de flores mide hasta 1 metro de largo, pero casi siempre menos que las hojas. Dichas flores son blancas pero tienen matices rosados. En cuanto al fruto, mide 8 milímetros de diámetro.

Sansevieria pinguicula o Dracaena pinguicula

La Sansevieria pinguicula es un tipo de sansevieria pequeña

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

La Sansevieria pinguicula es una planta endémica de Kenia (África) que crece solo hasta los 30 centímetros de alto. Presenta un total de 5 a 7 hojas carnosas y de color verde con un tamaño de 12 a 30 centímetros de largo por hasta 4 centímetros de ancho.

Sus flores se agrupan formando una panícula ramificada la cual brota del centro de la roseta de hojas. El fruto es una baya con forma de globo.

Sansevieria trifasciata o Dracaena trifasciata

La sansevieria trifasciata es la más común

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La Sansevieria trifasciata es la más común de todas. Es originaria de África tropical y desarolla hoja lanceoladas, y casi verticales de color verde, o variegado (verde con los márgenes amarillentos). Estas llegan a medir 140 centímetros de largo por 10 centímetros de ancho. 

Sus flores se agrupan en racimos de unos 80 centímetros de largo, y son de color blanquecino-verdoso. Cuando son polinizadas, comienza a madurar el fruto el cual es una baya de color naranja. Hay dos variedades:

Sansevieria trisfaciata var Hahnii

La sansevieria Hahni tiene las hojas verdes y amarillentas

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

Se trata de una variedad pequeña, con una altura no superior a los 40 centímetros. Presenta hojas anchas, cortas con una longitud aproximada de 20 centímetros, y de color verde y amarillo-verdoso.

Sansevieria trifasciata var Laurentii

La Sansevieria trifasciata Laurentii es alta

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

A diferencia de la especie tipo, esta es una que tiene las hojas largas, de hasta 100-140 centímetros de largo, de color verde pero con el borde amarillo.

Sansevieria zeylanica o Dracaena zeylanica

La Sansevieria zeylanica tiene las hojas verdes

Imagen – Wikimedia/Yercaud-elango

La Sansevieria zeylanica es una planta oriunda de África y de Asia que desarrolla entre 8 y 15 hojas con un tamaño de 30 centímetros de largo por 5-10 centímetros de ancho. Son de color verde claro con franjas de color verde más oscuro.

Producen racimos con numerosas flores blancas, las cuales surgen del centro de la roseta de hojas.

¿Cómo decorar con plantas Sansevieria?

Hemos visto las principales especies y variedades, pero ahora es momento de descubrir dónde colocarlas. Para ello, es necesario saber que, sí, toleran la sombra, pero en el caso de que se prefiera tener en interior es más recomendable que se coloquen en una habitación en la que haya mucha claridad.

Además, se deben de mantener alejadas del aparato del aire acondicionado, ventiladores, así como de los pasillos. También es importante que estén un poco separadas de la pared o muro, puesto que de lo contrario el roce dañaría las hojas.

Como son plantas tropicales, no resisten mucho las heladas, de manera que si en tu zona los inviernos son fríos lo mejor es que las metas dentro cuando las temperaturas empiecen a bajar de los 10ºC, o que las cultives dentro de casa todo el año.

Ideas para decorar con Sansevieria

Aquí tienes algunas:

En el jardín

La Sansevieria se puede usar para decorar jardines

Imagen – Wikimedia/Calvin teo

Si vives en una zona donde no hay heladas, sin duda cultivar sansevieria en el jardín será muy buena idea. Planta muchas en un mismo rincón, a una distancia de veinte o treinta centímetros entre ellas y conseguirás un efecto magnífico.

Imagen – Wikimedia/Abu Shawka

Si son plantas aclimatadas al sol, quedarán genial si se plantan con otras plantas suculentas, sean cactus o crasas. Quieren poca agua, así que estarán muy bien con ellas.

En casa

Imagen – Wikimedia/Ben PL

Cultivar sansevieria en casa es una excelente alternativa cuando se vive en una zona donde los inviernos son fríos. Y, ¿qué mejor que hacerlo poniéndolas en macetas decorativas, por ejemplo en el salón? Eso sí, elige recipientes que tengan agujeros en la base, y acuérdate de escurrir el plato que le pongas debajo después de cada riego. De esta forma las raíces no se pudrirán.

La Sanseviera crece bien en interior

Imagen – NOTH GARDEN

Y, ¿qué opinas de poner otras plantas a su alrededor? En un despacho u oficina por ejemplo, o en un patio interior puede quedar muy bonita. Anímate a probarlo.

¿Qué te han parecido los distintos tipos de Sansevieria que te hemos recomendado?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *