Hay muchas plantas de interior y otras que es mejor cultivar en el exterior

Plantas, plantas, plantas. Verde, esperanza, vida. Creo sinceramente que he »heredado» la pasión por la naturaleza de mi querida madre. Ella (y en realidad toda la familia) se crió en el campo. Trabajó en campos de algodón, en las tierras de Andalucía, pero a pesar de lo duro que fue, siempre le han encantado (y le siguen encantando hoy) las plantas. Que yo recuerde, en casa siempre ha habido alguna, y cuando se compró el solar… ¿sabes lo primero que hizo? Un huerto con árboles frutales y otras hierbas comestibles, y un camino de rosales de una belleza increíble.

No entiende de nombres científicos, pero gracias a ella he aprendido mucho. Una de las cosas es saber cómo cuidar las plantas de interior y de exterior. Pero no solo voy a hablarte de los cuidados, si no también de cuáles puedes tener tanto en casa como en el jardín. ¿Me acompañas?

10 plantas de interior

¿Quién no quiere tener un pedacito de naturaleza en su hogar? Son muchas las plantas que, además de ser preciosas, cumplen una función incluso más importante: la de purificar el aire, el que respiramos a diario.

Pero hay que tener cuidado con elegir las especies, ya que si tenemos animales domésticos o niños pequeños por ejemplo, es importante informarse sobre cuáles son las tóxicas o venenosas, no tanto para evitarlas, si no más bien para que en caso de querer comprarlas buscarles un lugar adecuado.

Estas es nuestra selección:

Aspidistra

La Aspidistra es una planta muy usada en interior

La aspidistra, cuyo nombre científico es Aspidistra elatior, es una planta herbácea y rizomatosa que crece unos 50 centímetros de alto, y que puede permanecer en una maceta durante toda su vida.

Además, no necesita de muchas atenciones, puesto que resiste la sequía y está bien en habitaciones con poca luz.

Calathea crocata

La Calathea crocata es una planta de interior de flores amarillas

Imagen – Wikimedia/Assianir

La Calathea crocata es una planta muy interesante cuando se tiene un, por ejemplo, dormitorio en el que hay luz pero no demasiada. Tiene unas preciosas hojas de color verde oscuro en el haz y lilas en el envés, y además produce flores naranjas las cuales brotan del centro de cada roseta de hojas.

Por experiencia, es bastante fácil de cuidar: riegos moderados para que no se seque, procurar que la humedad ambiental sea alta rociando su follaje de tanto en cuando, y un abono regular en primavera y verano van a ser suficientes para que tu planta esté perfecta.

Cinta

La cinta es una planta muy cultivada en interior

Imagen – Wikimedia/Mokkie

La cinta, conocida por el nombre de malamadre, y por el científico Chlorophytum comosum, es una pequeña planta herbácea con hojas acintadas, de color verde o variegada (verde con los bordes blancos) de 30-35 centímetros de altura.

Es una de las más resistentes y fáciles de cuidar, puesto que requiere poca luz y riegos de vez en cuando.

Dracaena marginata

La drácena es una planta arbustiva de fácil cuidados

Imagen – Wikimedia/Digigalos

La planta que conocemos como drácena o dracaena marginata, y cuyo nombre científico es Dracaena reflexa var. angustifolia, es un arbusto tropical de uno o varios troncos que tiene hojas verdes o verdes con los márgenes rosados. Cuando se cultiva en el suelo puede medir hasta 5 metros de altura, pero en maceta es muy difícil que llegue a los 2 metros.

Además, tiene un crecimiento muy lento, y solo has de ponerla en una habitación con luz y regarla de vez en cuando para que tenga un buen desarrollo.

Espatifilo

Flor del Spathiphylum, una planta muy interesante para interior

El espatifilo, cuyo nombre científico es Spathiphyllum wallisii, es una planta herbácea que alcanza una altura de unos 30 centímetros como mucho. Tiene hojas de color verde oscuro, un color que cuando florece contrasta con el blanco de sus inflorescencias (lo que confundimos con flores).

Su principal problema en el cultivo es que pensamos que hay que estar muy pendiente de ella. Y no. No resiste la sequía, pero un exceso de riego es fatal también. Por eso, no aconsejo regarlo más que unas 3 veces a la semana durante el verano, y de manera semanal el resto del año. 

Flor de Pascua

La Poinsettia es una de las plantas que más se tienen en interior

La flor de Pascua o poinsettia es una planta muy navideña, pero es una lástima cultivarla como planta de temporada puesto que, en realidad, es un arbusto capaz de vivir muchos años. El truco está en colocarla en una habitación con luz, lejos de las corrientes de aire, y en asegurarse de que la humedad ambiental es alta.

Para ello, se pueden colocar recipientes con agua alrededor de la maceta, y ponerle cerca otras plantas. También es muy recomendable abonarla cada semana o diez días con una o dos cucharadas (dependiendo de si el ejemplar está en una maceta pequeña, o en una de las de 15-20 centímetros) de nitrofoska.

Asimismo, es importante decir que el látex que contiene es tóxico, de modo que al manipularla hay que ponerse guantes, y mejor si son de goma.

Monstera

La monstera es ideal para tener dentro de casa

Imagen – Flickr/Maja Dumat

La monstera es una planta que a mí me gusta llamar cariñosamente »monstruosa», y que de hecho si tiramos de etimología veremos que »monstera» es una palabra latina que significa precisamente eso: monstruosa. La especie más cultivada es la Monstera deliciosa, conocida como costilla de Adán, que tiene hojas profundamente divididas, y con un tamaño de hasta 60-70 centímetros de largo.

La altura es de 20 metros, pero solo si tiene soporte por el que trepar y siempre que esté en el suelo; en una maceta es raro que supere los 5 metros, y aún así es fácil controlar su desarrollo mediante podas. Pero mucho cuidado: es una planta tóxica para niños y animales domésticos. 

Palmera de salón

La Chamaedorea elegans es pequeña y es perfecta para el interior del hogar

Imagen – Wikimedia/Pluume321

Si quieres tener una palmera en casa, has de buscar especies de pequeño porte, como la Chamaedorea elegans. No te tienes que dejar engañar: aunque se venden muchos plantones en una misma maceta, en realidad cada uno de ellos es independiente de los demás, ya que la palmera de salón solo tiene un tronco (es decir, es unicaule). Este alcanza los 2 metros de altura, y sus hojas pinnadas miden más o menos un metro de largo.

Para vivir has de ponerla en una habitación con luz, y regarla unas dos veces por semana.

Potos

El potos es muy interesante para tener en casa

El potos, o Epipremnum aureum, es la trepadora típica que se tiene en interior. Pero aunque sea muy común, es una de las más interesantes ya que puedes sujetar sus tallos en los marcos de las puertas o ventanas, o cultivarla como planta colgante.

Lo único que tienes que tener en cuenta es que necesita luz y riegos moderados, puesto que el exceso de agua pudre sus raíces.

Tronco de Brasil

El tronco de Brasil es muy útil para decorar oficinas

El tronco de Brasil o palo de agua, cuyo nombre científico es Dracaena fragrans, es una planta arbustiva muy recomendable para tener una habitación que sirva de despacho, o en un patio interior con mucha luz. Alcanza una altura de hasta 6 metros, pero no te preocupes, porque en maceta aunque llegue a tocar el techo tienes la opción de podarlo (un poco) para que brote más abajo.

Eso sí, tenlo en una maceta con agujeros en su base y con tierra, no con agua: no es una planta acuática. Tienes que regarlo de vez en cuando, pero un exceso de riego puede ser fatal.

10 plantas de exterior

Las plantas de exterior son aquellas que, como su nombre bien indica, se cultivan casi siempre y sobre todo al aire libre, sea en jardines, parques o en las calles de un pueblo o ciudad. Pero es importante aclarar que todas, absolutamente todas las plantas son de exterior, lo que pasa es que hay algunas que, dependiendo del clima de la zona, están mejor dentro de casa.

Son muchas las que se plantan en el suelo, pero hay otras que viven muy bien en una maceta. Conozcamos sus nombres y sus principales cuidados:

Árbol del amor

El árbol del amor es una planta de exterior

Imagen – Wikimedia/Batsv

El árbol del amor debe este peculiar nombre a la forma acorazonada de sus hojas, las cuales dan muy buena sombra en primavera y en verano. Durante la primavera, antes de que sus ramas queden ocultas tras su follaje, brotan unas pequeñas pero numerosas flores rosadas. Su nombre científico es Cercis siliquastrum, y alcanza una altura de 15 metros.

¿Qué necesita? Sol. Mucho sol. También algo de espacio, ya que su copa puede medir unos 3-4 metros. La tierra tiene que ser fértil, y tener también buena capacidad de absorción y filtración del agua, puesto que teme el encharcamiento. Resiste muy bien hasta los -10ºC, y las temperaturas altas de hasta 35-40ºC si dispone de agua.

Almez

El almez es un árbol precioso para jardín

Imagen – Wikimedia/Sordelli

¡Qué bonito es el almez, si se deja crecer a su aire! Se planta muchísimo en las calles, pero también se poda demasiado. Es un árbol caducifolio cuyo nombre científico es Celtis australis, que alcanza 25 metros de altura, con una copa la cual proporciona una sombra fresca en verano, capaz de resistir la sequía.

Lo mejor que podemos hacer es plantarlo en un jardín como ejemplar aislado, y simplemente regarlo de vez en cuando. Nada más. Tolera muy mal la poda. Pero eso sí, resiste hasta los -10ºC.

Arrayán

El arrayán es un árbol de corteza muy decorativa

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Golik

El arrayán es un árbol perennifolio cuyo nombre científico es Luma apiculata. Recibe otros nombres, como arrayán chileno o palo colorado, y es una planta que crece generalmente hasta los 5 metros de altura aunque puede llegar a los 20 metros. Tiene una corteza muy característica, de color rojizo que llama mucho la atención.

Crece tanto en maceta -grande- como en el suelo, pero si lo vas a tener en tu jardín has de plantarlo a una distancia de diez metros de donde pasen tuberías, ya que sus raíces requieren mucho espacio. Resiste hasta los -7ºC.

Ave del paraíso gigante

La Strelitzia es una planta de exterior muy rústica

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

Si te encantan las estrelitzias, la más rústica es la Strelitzia nicolai. También es la más grande, ya que es un arbusto perennifolio de hasta 10 metros de altura. Crece formando grupos, así que es muy recomendable plantarla en el suelo, a pleno sol.

Soporta bastante bien la sequía, las temperaturas altas de hasta 40ºC, e incluso las bajas de hasta los -4ºC.

Jazmín estrellado

El Trachelospermum jasminioides es una planta de jardín de invierno que produce flores blancas

Imagen – Flickr/Cyril Nelson

El jazmín estrellado es una planta arbustiva de hoja perenne cuya altura máxima es de 10 metros. Se utiliza mucho como trepadora, por ejemplo en balcones o celosías. Aunque no es un jazmín verdadero, produce flores muy similares a las de estos: es decir, blancas, pequeñas y muy aromáticas.

Su nombre científico es Trachelospermum jasminoides, y es sin duda una planta ideal para cultivar en jardines pequeños o en macetas, siempre a pleno sol. Resiste las heladas de hasta los -7ºC, y tolera la poda.

Lavanda

La lavanda es una mata que produce flores en primavera y verano, ideal para el exterior

Hay muchos tipos de lavanda, así que no te vamos a recomendar una en concreto si no todas. ¿Por qué? Porque son plantas muy rústicas, resistentes, que no tienen plagas, y que de hecho ayudan a repelerlas. Son interesantes incluso para proteger un área del jardín de los mosquitos.

Eso sí, ten en cuenta que has de plantarlas en una zona soleada, con tierra o sustrato que drene muy bien el agua. Necesitan muy poco riego, y soportan hasta los -12ºC.

Parajubaea cocoides

La Parajubaea cocoides es una palmera que crece rápido

Imagen – Wikimedia/Kahuroa

La Parajubaea cocoides es la típica palmera de la que buscas fotos por Internet y no te parece gran cosa, pero luego la ves en persona y… la cosa cambia. Es una planta con una altura aproximada de 15 metros y un diámetro de tronco de hasta 40 centímetros. Crece bastante rápido, pero sin llegar a ser invasora (no es como la Washingtonia por ejemplo, que allá donde cae una semilla allá que germina).

Necesita sol para poder crecer, y un suelo fértil pero sin necesidad de que sea muy rico en materia orgánica. Resiste la sequía, aunque crece mejor si se riega de vez en cuando durante el verano. Tampoco le perjudican las heladas débiles, de hasta los -4ºC.

Rosal

El rosal es un arbusto de exterior que florece todo el año

No podía faltar. El rosal, en todas sus variedades y cultivares, es una planta que queda de maravilla en cualquier jardín (quizás algo menos en uno de suculentas, pero en el resto, siempre se le puede hacer un hueco). Florece durante gran parte del año, produciendo flores de buen tamaño. Algunas incluso tienen un maravilloso y dulce aroma.

Se puede cultivar en una maceta, jardinera o en el suelo, tanto a pleno sol como en semisombra. Pero necesita una tierra rica en materia orgánica, que además sea ligera. Asimismo, tienes que podarlo muy seguido para que continúe floreciendo. Pero por lo demás, los rosales que se cultivan soportan hasta los -10ºC sin problemas.

Siempreviva

Los sempervivum son plantas muy rústicas

Una planta crasa, perteneciente al género Sempervivum. No crece más que unos 5, 6 centímetros de altura, pero produce muchos hijuelos. Así, es muy interesante cultivarla en macetas que son más anchas que altas, o en rocallas, ya sea a pleno sol si el clima es templado/frío o en semisombra.

Resiste muy bien la sequía, de modo que solo hay que regar cuando la tierra esté completamente seca. Soporta hasta los -18ºC.

Tulipán

Los tulipanes pueden cultivarse en el exterior

El tulipán es una planta bulbosa que florece en primavera y que permanece dormida el resto del año. Cuando está en flor, no supera los 30 centímetros de altura, así que es perfecta para cultivar en una maceta, ya sea con otras bulbosas u otras plantas de pequeño tamaño.

Solo has de tenerla en una zona soleada, y regarla de vez en cuando desde el invierno hasta que sus flores se marchiten. Soporta las heladas débiles de hasta los -7ºC. Eso sí, tienes que saber que es una planta tóxica para perros y gatos, en especial el bulbo.

¿Cuál de estas plantas de interior y de exterior te ha gustado más?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *