Las flores blancas pequeñas tienen un gran valor ornamental

A menudo se buscan plantas que tengan flores grandes, sobre todo cuando se quiere dirigir la vista hacia algún punto en concreto del jardín o de la terraza. Pero ¿sabías que hay muchas plantas con flores blancas pequeñas con las que también podrás conseguirlo?

Pero no solo eso, sino que además, según la especie, las pueden producir en solitario o en racimos más o menos densos. Así que, si pensabas lo contrario, me alegra mucho decirte que te será fácil encontrar las que necesitas. Echa un vistazo a nuestra selección.

Algazul (Mesembryanthemum nodiflorum)

El algazul es una crasa con flores blancas pequeñas

Imagen – Wikimedia/Joe Decruyenaere

La planta conocida como algazul, gazul o cosco, es una crasa o suculenta no cactácea de ciclo anual. Es una especie de corta vida, ya que en invierno se seca. Crece entre los 2 y los 20 centímetros de altura, y durante el verano produce flores blancas de 1 centímetro de diámetro. Es muy curiosa porque empieza sus tallos empiezan siendo verdes, pero a medida que las temperaturas comienzan a subir se vuelven rojizos. Eso sí, para ello tiene que estar en un lugar soleado.

Campanilla de invierno (Galanthus nivalis)

La campanilla de invierno es una bulbosa de flores blancas

Imagen – Flickr/Dominicus Johannes Bergsma

La campanilla de invierno o galanto es una preciosa planta bulbosa que permanece dormida durante buena parte del año, pero al finalizar el invierno produce flores blancas pequeñas, de unos 2 centímetros de diámetro. La altura total no supera los 15 centímetros, pero si se plantan en grupos, ya sea en una maceta, jardinera o incluso en algún rincón soleado del jardín, van a verse muy bonitas. Soporta hasta los -14ºC.

Deutzia (Deutzia crenata)

La deutzia es un arbusto de flores blancas pequeñas

Imagen – Wikimedia/Σ64

La deutzia es un arbusto caducifolio que crece unos 2-3 metros (a veces 4, si tiene suficiente espacio). Tolera bien la poda si se hace en otoño o a finales del invierno, por lo que no tendrás que preocuparte demasiado por su altura. Florece desde primavera hasta comienzos del verano, produciendo flores blancas, pequeñas de unos 2 centímetros de diámetro, agrupadas en inflorescencias. Has de colocarla en sombra o semisombra, pero por lo demás tienes que saber que soporta las heladas de hasta los -15ºC.

Fenestraria rhopalophylla

La Fenestraria rhopalophylla es una suculenta pequeña

Imagen – Flickr/cultivar413

La Fenestraria rhopalophylla, conocida a veces como dedos de bebé, es una suculenta no cactácea que alcanza una altura de 10 centímetros como mucho. Tiene hojas tubulares, las cuales son de color verdoso, y tiende a formar grupos de unos 20 centímetros de ancho. Sus flores brotan entre las hojas en verano, y son blancas de unos 2 centímetros de diámetro. Esta crasa se ha de poner en un lugar soleado, pero también protegido de las heladas. Es muy, muy sensible al frío y no tolera las temperaturas bajo cero.

Jazmín (Jasminum polyanthum)

El jazmín es una trepadora con flores blancas

Imagen – Wikimedia/infomatique

El jazmín es un arbusto trepador de hoja perenne que crece 6 metros de altura. Es una planta que se puede utilizar para embellecer balcones, celosías, arcos… Florece durante la primavera y lo hace produciendo numerosas flores blancas de unos 2 centímetros de diámetro, las cuales además son aromáticas. Eso sí, ponlo al sol, pues de lo contrario no podrá florecer. Soporta hasta los -5ºC.

Mammillaria elongata

La Mammillaria elongata es un cactus con flores blancas

Imagen – Wikimedia/Petar43

La Mammillaria elongata es un cactus que forma grupos de tallos con forma cilíndrica que crecen o bien rectos o bien como semirastreros. Llegan a medir un máximo de 15 centímetros de largo y están cubiertos por espinas, pero estas están curvadas hacia abajo, y como son cortas es fácil de manipular la planta sin sufrir daños si nos ponemos guantes. Las flores son blancas generalmente, aunque pueden ser de color amarillo claro, y miden 1-1,5 centímetros de diámetro. Puede crecer tanto al sol directo como en zonas en la que haya mucha claridad, pero necesita protección si hay heladas moderadas, ya que solo resiste hasta los -3ºC.

Margarita (Bellis perennis)

La margarita inglesa es pequeña, y da flores blancas

Imagen – Wikimedia/H. Zell

La margarita, o margarita inglesa como a veces se llama también, es una hierba rizomatosa que vive varios años y que crece hasta los 30 centímetros cuando florece. Sus flores brotan en primavera, son blancas y pequeñas, midiendo entre 5 y 8 milímetros de diámetro. Puede cultivarse en macetas o en el suelo, pero siempre a pleno sol. Soporta las heladas de hasta los -12ºC.

Paniculata (Gypsophila paniculata)

La gisófila es un arbusto de flores pequeñas y blancas

Imagen – Wikimedia/Anna reg

La planta conocida como paniculata, en realidad recibe también otros nombres, como velo de novia, gisófila o nube. Es anual, lo cual quiere decir que germina, crece, florece y después se muere en un año. Alcanza una altura de 120 centímetros. Sus florecillas blancas pequeñas, de hasta 1 centímetro, brotan en verano, y lo hacen a partir de numerosos tallos florales que surgen de las ramas. Cuando se abren, las hojas llegan a quedar prácticamente ocultas. Para que florezca, colócala en una zona donde le dé el sol de forma directa.

Piedra viva (Lithops karasmontana)

El lithops es una suculenta que produce flores pequeñas de color blanco

Imagen – Flickr/Dornenwolf // Lithops karasmontana ‘Opalina’

La planta conocida como piedra viva, es una crasa que tiene únicamente dos hojas carnosas soldadas por la base, y divididas por una fisura que es por donde brotan las flores, y el próximo par de hojas. Las flores brotan durante la primavera-verano, son blancas y miden 1,5 centímetros. Ha de estar en una zona expuesta al sol directo, y protegido contra las heladas.

Tomillo (Thymus vulgaris)

El tomilo es una aromática de flores blancas pequeñas

Imagen – Flickr/Ferran Turmo Gort

El tomillo es una planta aromática muy usada como condimento, pero también para decorar. Crece entre los 10 y los 40 centímetros de altura, produciendo tallos más o menos rectos, de los que brotan hojas verdes y de pequeño tamaño. Sus flores blancas lo hacen en primavera, y se agrupan en corimbos. Soporta el frío de hasta los -12ºC, y ha de estar en un lugar soleado.

¿Conoces otras plantas con flores blancas pequeñas? ¿Qué te han parecido las que te hemos enseñado?

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *